Rastreando el éxito: cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO

Cada vez que ponemos en marcha una estrategia, planteamos unos objetivos y esperamos unos resultados. Pero no podemos quedarnos allí, es imprescindible analizar el desarrollo de la estrategia y evaluar si las metas se están alcanzando o no. Aún lo es más en el ámbito de lo digital y de las webs, donde esa medición es más accesible y precisa. Es por ello que hoy vamos a hablar sobre cómo usar Google Analytics para mejorar el SEO.

Es probable que el nombre “Google Analytics” te haya hecho temblar y que hayas escuchado historias de terror sobre lo confusa que puede llegar a ser esta herramienta. Sin embargo, como todo el mundo también dice, todo es cuestión de “pillarle el truco”.

“No se puede gestionar lo que no se mide”.

— Peter Drucker

Peter Drucker
Peter Drucker

Nosotros queremos que, aunque no termines siendo un experto, sí puedas entender cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO.

¿Cómo puede ayudar Google Analytics al SEO?

Saber es poder, algo que también aplica en el mundo web. Cuando sabemos qué estamos haciendo, por qué y cómo eso que hacemos tiene una repercusión, podemos tomar mejores decisiones.

Veámoslo con un ejemplo sencillo antes de continuar. Acabamos de publicar dos artículos en nuestro blog. Analizando el tráfico que recibe uno y otro, y el tiempo de permanencia que los usuarios pasan, de media, en cada uno de ellos, descubrimos cuál está triunfando más. Valorando esto, podemos sacar conclusiones sobre qué temas interesan más a nuestra audiencia e incluso qué formatos (si se da el caso de que el artículo más leído disponía de vídeos o estaba estructurado en formato lista).

Qué es la analítica web

La analítica web es la recolección, rastreo, análisis e interpretación de datos web, es decir, de todo lo que ocurre dentro de nuestra página y que nos aporta información sobre las estrategias llevadas a cabo.

Gracias a la analítica web podemos contestar a cuestiones sobre la eficiencia de nuestra web, sobre la relevancia de sus contenidos o sobre lo atractivo de su diseño. Cuando las respuestas que obtenemos son positivas, es una señal de que estamos trabajando bien y de que las acciones que hemos puesto en marcha están funcionando.

No obstante, cuando los resultados arrojados son negativos, nos avisan de que hay que hacer modificaciones y centrar nuestros esfuerzos en optimizar aquellos elementos que nos están haciendo perder oportunidades.

Dentro del SEO concretamente, la analítica web nos permite conocer no solo qué contenidos posicionan mejor, sino también cómo y por qué. La clave es hacer las preguntas adecuadas a Google Analytics.

Por qué el análisis de datos es importante para el SEO

Una estrategia SEO que no se mide, no es una buena estrategia, simplemente un conjunto de acciones, en ocasiones, sin una finalidad exacta.

Cuando sí que usamos herramientas de analítica web, como puede ser Google Analytics, los resultados son más efectivos. Incluso cuando no se están cumpliendo los objetivos, poder saber el porqué ya es más valioso que no saber nada.

Esta es la información que obtenemos al usar Google Analytics para mejorar el SEO:

  • Datos sobre la audiencia y el tráfico que llega a la web (por ejemplo: cuántos usuarios acceden a través de dispositivos móviles)

 

  • Datos sobre cómo se comporta la audiencia dentro de la web (por ejemplo: qué contenidos reciben más visitas)

 

  • Datos sobre las campañas realizadas (por ejemplo: qué palabras clave buscó un usuario y le han hecho llegar a nuestra web)

 

Solo con estos ejemplos (aunque hay muchos más) podemos hacernos una idea de cómo usar Google Analytics mejora nuestro SEO y de cómo, así, tomaremos decisiones más acordes a nuestros objetivos. No solo eso, sino que también nos da la información necesaria para entender a nuestra audiencia y poder mejorar y potenciar aspectos que resulten más atractivos para ella.

Por qué el análisis de datos es importante para el SEO
Por qué el análisis de datos es importante para el SEO

Aspectos básicos que tienes que conocer sobre Google Analytics

Como decíamos en la introducción, uno de los mayores miedos cuando se empieza a usar Google Analytics para el SEO es no comprender la plataforma. Efectivamente, no es una herramienta simple, pero por eso mismo resulta tan interesante. Si fuese “sencilla” no sería capaz de analizar e interpretar todos los datos disponibles.

No obstante, para agradecer lo que es, primero hay que entenderla. Estos son los aspectos imprescindibles sobre Google Analytics que tienes que conocer.

  • Informes: la plataforma permite generar y exportar informes tanto de manera puntual como automática (por ejemplo, si quieres que a final de mes llegue un reporte a tu email). Dentro de cada informe se analiza un tema (conversiones, audiencia, adquisición, etc.) y, según se necesiten datos más concretos, se pueden ir precisando aspectos a través de las dimensiones y métricas.
    • Dimensiones: son atributos de datos, que pueden especificarse y concretarse según se añaden dimensiones. Siempre hay una dimensión primaria (por ejemplo: “Ciudad” desde la que se ha hecho la visita) y dimensiones secundarias (por ejemplo: “Fuente”, es decir, el dispositivo desde el que se ha hecho la visita).
    • Métricas: son datos cuantitativos (numéricos) asociados con esa dimensión (por ejemplo, cuántas visitas se han realizado desde dispositivos tablet y desde la ciudad de Madrid).

 

  • Segmentación: permite ver subconjuntos de datos. Volviendo al ejemplo anterior, seleccionando solo “Madrid” aislamos los datos de los usuarios que accedieron a la web estando en Madrid para analizar, de manera concreta, su comportamiento.

 

  • Metas: en Google Analytics se pueden precisar cuáles son nuestros objetivos para medirlos directamente. Una meta podría ser “número de personas que completan el formulario de contacto”, de modo que la herramienta mediría cuántas personas llegan a la página de “gracias por contactarnos”. Estas metas son indispensables para obtener datos de estrategias concretas.

Cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO

Explicados los conceptos básicos sobre la analítica web, es ahora momento de usar Google Analytics para mejorar el SEO de tu web.

1. Análisis del tráfico

En Google Analytics el tráfico se mide en forma de sesiones, es decir, de visitas. Medir el tráfico suele ser un aspecto principal y central en cualquier analítica web, pues es un indicador bastante fiable de la salud del sitio y de la propia marca. Cuántas más visitas se reciben, más interés despierta la marca y mejor posicionará en buscadores.

No obstante, no solo hay que cuantificar el número de visitas totales, sino entender también de dónde llegan (o de dónde no llegan) para optimizar esas puertas de entrada:

  • Tráfico orgánico: es el que proviene de buscadores, esto es, de las páginas de resultados. Si el indicador es alto, quiere decir que las estrategias de posicionamiento SEO son efectivas.

 

  • Tráfico de referencia: abarca todas las visitas que llegan desde enlaces externos (backlinks). Por lo tanto, nos arroja información sobre el link building (qué páginas nos enlazan, cuáles nos repercuten más tráfico, etc.).

 

  • Tráfico de dispositivos móvil: no es ningún secreto que cada vez más usuarios se conectan a internet desde sus smartphones. Si concretamente en nuestra web muchas visitas son desde móviles, es una señal para seguir potenciando nuestro Mobile SEO con estrategias adecuadas.

 

  • Tráfico de marca: es, quizá, el mejor tráfico que puede llegarnos. Implica que esos usuarios han buscado directamente el nombre de nuestra marca para llegar a nuestra web. En consecuencia, es un dato cuantitativo que nos dice mucho a nivel cualitativo también, indicando que hay un buen reconocimiento de marca.

 

2. Optimización de landing pages

Las landing pages se diseñan con el objetivo de convertir. Sin embargo, para asegurarnos de que no todo se ha quedado en la intención, debemos analizar su rendimiento.

Estos son los aspectos que deben evaluarse:

  • Tráfico web que llega directamente a la landing page: detectando si este proviene de campañas específicas (por ejemplo, anuncios en redes sociales) y qué fuentes de tráfico son más rentables.

 

  • Tiempo de permanencia en la landing page: si la tasa de rebote es alta o el usuario se va antes de interactuar con la landing, puede que su diseño no sea el correcto ni llame a la acción.

 

  • Conversiones generadas: es sin duda la métrica más importante y la que nos indica de manera más directa si el objetivo se está cumpliendo.

 

  • Recorrido de llegada: hemos visto que el tráfico puede llegar directamente a la landing, pero también puede haber una navegación previa dentro de la propia web. Este sería el caso de un usuario que antes entra en la landing, lee un artículo que compara opciones y, cuando ya se convence del valor de lo ofrecido, llega a la landing para realizar la conversión. De estos datos podemos extraer que hay contenidos en el blog que, sin pretenderlo, potencian la conversión y los cuales sería conveniente optimizarlos aún más para ello.
Optimización de landing pages
Optimización de landing pages

3. Análisis de palabras clave

Es importante entender que las palabras clave son todas aquellas que el usuario utiliza para hacer una búsqueda, sea esta en un buscador externo (como Google) o un buscador interno (como el de la propia web).

De hecho, muchas webs disponen de una herramienta para que el usuario, dentro de la web, pueda buscar recursos. Una de las ventajas de usar Google Analytics para el SEO de una web es que la plataforma nos dice cuáles son las búsquedas internas, es decir, aquella información que el usuario quiere ampliar una vez ya ha visto algo de nuestra web.

Imaginemos el caso de un e-commerce que publica un artículo sobre su última colección de pijamas. En este artículo se menciona brevemente algo sobre los beneficios de los pijamas de seda. El usuario decide que quiere saber más sobre esos beneficios, así que investiga más sobre ello en la propia web. Si el e-commerce no tiene contenido específico, pero los datos de Google Analytics le indican que varias personas han buscado “seda pijamas”, es una señal de que debe crear ese contenido para fidelizar y retener a su audiencia.

Por supuesto, también es importante analizar qué keywords han activado las búsquedas que nos han reportado tráfico. Sabiendo esto, debemos evaluar cuál es en concreto la página que ha aparecido en resultados y que ha atraído el tráfico para optimizarla aún más y mantenerla actualizada.

4. Análisis del comportamiento de la audiencia

Dentro de los informes que proporciona Google Analytics para el SEO, uno de los más interesantes es el referente a la audiencia y a su comportamiento dentro de la web.

Desde este informe, que además es muy visual, pueden observarse:

  • El buyers journey, es decir, el “camino” que cada usuario ha llevado (desde de dónde ha llegado hasta cómo ha navegado entre diferentes páginas de tu web). Tener estos datos ayuda a optimizar CTAs y contenidos que favorezcan la conversión en aquellas páginas en las que el usuario pasa más tiempo o tras las que luego abandona la sesión.

 

  • Las fuentes de tráfico, que te permitirán saber qué canales (buscadores, redes sociales, campañas de pago…) reportan más tráfico.

 

  • Las audiencias específicas, que se pueden crear para agrupar usuarios que realicen una misma acción (por ejemplo, añadir productos al carrito, visitar una página concreta…) para analizar si tienen otros aspectos en común (mismo canal de tráfico, misma ubicación…).

5. Optimización de la UX

Uno de los factores que determinan el SEO es la UX. Cuando una web no es accesible ni eficiente, tasas como la de rebote aumentarán.

Google Analytics ofrece una visión general de esta tasa en el informe “Resumen de audiencias”. Desde ahí puede analizarse qué páginas pierden más usuarios, lo que es una señal de que la experiencia en esa página no es la adecuada o que el contenido no cumple con las expectativas.

Por lo tanto, el primer paso sería mejorar la UX y comprobar que la velocidad de carga y otros aspectos como la legibilidad del contenido son correctos.

También, y especialmente si la página con un alto rebote es a la que llegan muchos usuarios desde buscadores, hay que revisar el contenido. La razón de ese abandono podría ser que no se responde a la búsqueda y que, por lo tanto, deben trabajarse otras palabras clave o hacer más relevante el contenido.

 

 

¿Quieres saber más sobre cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.