SEO para blogs: Escribiendo para la web

 

Ahora se dice mucho eso de que todas las marcas tienen un pódcast, pero hace un tiempo lo que todas las marcas tenían era un blog. Estas secciones web permitían la generación frecuente de contenido, lo que atraía clientes y aumentaba la visibilidad online. Es por ello que el SEO para blogs comenzó a ser parte de la conversación, y lo sigue siendo.

Los blogs son una parte imprescindible de cualquier estrategia de marketing de contenidos. A través de artículos, una marca puede dar a conocer sus productos, sus servicios, su identidad… Atrayendo tráfico y dándose a conocer. De alguna manera, podríamos decir que los blogs dinamizan lo que, de otro modo, sería una web estática.

No obstante, para que se dé esa comunicación con posibles clientes y la autopromoción sea efectiva, es crucial trabajar el SEO para blogs. De no hacerlo, los contenidos no serán visibles y se desaprovecharán las muchas posibilidades de estas plataformas.

“El contenido es la razón de ser de las búsquedas”.

— Lee Odden

El contenido es la razón de ser de las búsquedas-HolaQueTal.es
El contenido es la razón de ser de las búsquedas-HolaQueTal.es

 

Pero, vayamos por partes y poco a poco.

¿Por qué es importante el SEO para blogs?

Como adelantábamos, de poco servirá crear contenidos si estos no se optimizan para ser visibles. Es aquí cuando entra en juego el SEO para blogs, es decir, el conjunto de acciones de posicionamiento web que se aplican a los contenidos del blog para cumplir con los objetivos de visibilidad y atracción de tráfico.

Además de la consecución de estos dos objetivos clave que todas las empresas persiguen, hay otras muchas razones por las que llevar a cabo estas acciones.

¿Qué es el SEO para blogs?

Ya hemos hablado antes de cómo los motores de búsqueda rastrean los contenidos que hay en internet para posicionarlos según se adecuen mejor o peor a la búsqueda de un usuario.

Como es lógico, entre esos contenidos rastreables están los de un blog corporativo. Es por ello que los expertos en posicionamiento web los optimizan específicamente, aunque veremos que las directrices que se siguen son similares a las aplicadas a nivel general en una web.

La gran diferencia entre un artículo de un blog y lo escrito en una sección estática de la web (por ejemplo, la descripción de productos), es que un blog tiene más posibilidades, pudiendo generar contenidos de manera más frecuente y dirigiéndose a la audiencia en diferentes momentos del proceso de compra.

Por ejemplo, el blog de Mercadona abarca diferentes temáticas y los artículos se dirigen a diferentes tipos de clientes e intereses. Esto es, promocionan tanto sus productos como aspectos más corporativos que les hacen realzar su imagen de marca. No solo eso, sino que optimizan la creación de esos contenidos, de modo que dispongan de títulos atractivos, estén bien estructurados, respondan a las preguntas que puedan tener los usuarios, incluyan palabras clave, etc. Porque, al fin y al cabo, la meta es que esos artículos aparezcan en la SERP.

Ventajas de implementar estrategias SEO para blogs

¿Por qué es tan interesante que los blogs posicionen? La respuesta corta sería que, a través de los blogs, posiciona la marca, atrayendo el tráfico hacia su web y generando una relación con un usuario que puede convertirse en cliente.

De manera resumida, pero más estructurada, estas son las ventajas del SEO para blogs:

  • Generar visibilidad para los contenidos del blog (evitando crearlos “para nada”) y, consecuentemente, para la web.
  • Aumentar el reconocimiento de marca y diferenciarla de la competencia.
  • Establecer una relación de confianza con la audiencia
  • Atraer tráfico web e iniciar el camino hacia la conversión.
  • Incrementar el número de backlinks, ya que es más probable que otras webs enlacen a contenidos específicos de carácter divulgativo.

¿Cómo lograr que sea así y que el blog no se quede en la sombra? Lo vemos.

Ventajas de implementar estrategias SEO para blogs- HolaQueTal.es

Cómo optimizar tu blog para el SEO

Como casi cualquier estrategia de marketing digital, todo empieza con la investigación, que pondrá los cimientos para la creación de contenido.

Sin esa preparación, empezaríamos la casa (es decir, los contenidos) por el tejado, olvidando que el SEO para blogs debe cumplir unos objetivos y seguir unos parámetros, que son los que vamos a ver ahora.

1. Investiga las palabras clave y las intenciones de búsqueda

Las palabras clave son el punto de partida para cualquier acción que tenga que ver con el SEO.

A través de diferentes métodos y plataformas, podemos encontrar rápidamente cuáles son no solo los temas por los que la gente se interesa, sino también los términos de búsqueda que usan para informarse sobre ese tema. Estos términos son las palabras clave, que también reflejan por qué o para qué se hace la búsqueda.

Vayamos paso a paso.

Tipos de palabras clave

El primer paso en la investigación de palabras clave es entender que existen tres tipos según cómo de concretos son los términos de búsqueda y, por lo tanto, cuánta competencia tienen:

  • Palabras clave short-tail (“restaurante”): son términos muy cortos, muy generales, muy buscados y con mucha competencia.
  • Palabras clave middle-tail (“restaurante español”): aunque son algo más específicas y largas que las short-tail, siguen teniendo una competencia alta.
  • Palabras clave long-tail (“mejores restaurantes comida española en Barcelona”): al ser más largas, concretan mucho la búsqueda y se reduce su competencia.

En definitiva, cuánto menos concreta y más breve es una keyword (“restaurante”), más competencia tendrá y más complicado será posicionar. Además, esa generalidad no nos da mucha información sobre qué busca realmente esa persona (¿un restaurante cercano?, ¿un restaurante normal o de gala?, ¿un restaurante para eventos?). Por lo tanto, no podemos dirigir los contenidos para que respondan eficientemente a esa consulta. Es decir, no podemos reconocer la intención de búsqueda.

Las intenciones de búsqueda

Cuando hacemos una búsqueda lo hacemos para encontrar algo lo más específico posible. Es por ello que solemos dar “pistas” al buscador formulando de una manera concreta las keywords. A esto se le conoce como las intenciones de búsqueda, que pueden ser cuatro:

  • Informativa: entre los resultados pretendemos encontrar algo que nos dé datos sobre un tema. Por ejemplo, buscamos “fundadores Mercadona” porque queremos saber nombres, fechas, orígenes… De la cadena de supermercados.
  • Comercial: estamos pensando en hacer una compra, así que valoramos opciones. Un término de búsqueda con esta intención sería “supermercados baratos en Madrid”.
  • Transaccional: la decisión de compra está tomada y queremos convertir, por lo que la búsqueda irá en la línea de “supermercado cercano”.
  • Navegacional: tenemos claro que queremos aterrizar en una página web concreta, pero en lugar de introducir la URL buscamos “web mercadona” para que nos aparezca en resultados.

Analizar las intenciones de búsqueda, por lo tanto, es clave en el SEO para blogs. No solo nos dicen qué tipo de contenido es más adecuado para cada consulta, sino que nos informan también sobre cómo optimizar ese contenido (qué título poner, qué elementos audiovisuales incluir, cómo de largo debe ser, etc.).

Comprobemos todo esto que estamos diciendo con el ejemplo de este artículo del blog de Mercadona. Con toda probabilidad, el análisis de palabras clave determinaría que el término “ideas regalo San Valentín” podía atraer tráfico. La intención de búsqueda de esta keyword, sin duda, es comercial, pues se busca valorar opciones.

Por lo tanto, el artículo creado es una lista detallada de algunas de estas opciones, incluyendo fotos ilustrativas (pues a la hora de hacer comparaciones las personas somos muy visuales). También se añaden links a productos ofrecidos por el supermercado y que encajarían como regalo de San Valentín, aunque sin llamar directamente a la venta, pues la intención no es transaccional.

2. Crea contenido de calidad

Gracias a ese análisis de palabras clave ya tenemos las primeras pistas sobre cómo debe presentarse el artículo, qué temas debe tratar y cómo debe tratarlos.

Debe prestarse especial atención a que la información aportada cumpla con las directrices E-E-A-T de Google. Es decir, debe ser contenido creado por especialistas que tengan conocimiento probado en ese tema, para una marca o web con autoridad y fiable dentro del sector.

En este sentido, un artículo sobre refranes de una web como la de la Real Academia de la Lengua siempre será mejor valorada por Google que el de un blog con pocas visitas y recién lanzado, cuyo autor es anónimo o no tiene credenciales que le conviertan en experto.

3. Estructura el contenido

Más allá del contenido en sí, esto es, lo que se dice, es importante el cómo se dice.

Si alguna vez has aterrizado en un artículo que solo tenía un gran párrafo, que no estaba dividido por subtítulos, en el que las palabras en negrita eran inexistentes… Sabrás lo complicado que fue leerlo, por mucha calidad que tuviese la información en sí.

La realidad es que escribimos para personas que quieren encontrar las respuestas a lo que buscan y quieren hacerlo de un modo óptimo. Si no, abandonarán rápido la página y perderás una visita que podría haber sido una venta.

Para que esto no ocurra, asegúrate de seguir estas recomendaciones:

  • Divide el texto en párrafos para que no solo quede visualmente mejor, sino que también mejore la legibilidad.
  • Evita tecnicismos y opta mejor por palabras sencillas, sobre todo si el usuario puede que no sea experto en el tema.
  • Utiliza recursos como la negrita, los subtítulos o los bullet points para destacar información y hacerla más digerible, de modo que el lector, con un rápido vistazo, pueda interiorizar la información principal.
  • Incluye recursos audiovisuales que enriquezcan el contenido. Elementos como imágenes, infografías o incluso videotutoriales.
  • Añade datos para aportar autoridad y fiabilidad al contenido.
  • Apuesta por contenidos evergreen, es decir, que no pasen de moda o estén sujetos a un momento concreto (por ejemplo, “mejores productos de limpieza de 2019” no es evergreen, pero sí lo es “mejores productos de limpieza para tu hogar”).

Pongamos otro ejemplo, de nuevo, del blog de Mercadona. En este caso, el artículo que analizaremos es uno sobre su nueva línea de esmaltes de uñas. La intención de búsqueda de un usuario que llega a este post posiblemente sea el de saber más sobre este producto concreto para tomar una decisión definitiva de compra. En consecuencia, el objetivo de este artículo debe ser persuadir y convertir. Siendo así, el contenido se estructura en forma de listas, un formato digerible, fácil de leer y que destaca rápidamente los puntos fuertes del producto.

Estructura el contenido- HolaQueTal.es

4. Trabaja el SEO On Page

Todo lo que ocurre dentro de la propia página del blog debe sumar, nunca restar. Siendo así, no olvides:

  • Utilizar la keyword principal en títulos, subtítulos, primeros párrafos y etiquetas meta.
  • Añadir descripciones alt a todas las imágenes, incluyendo palabras clave en la medida de lo posible.
  • Optimizar la URL para que sea corta y descriptiva (por ejemplo, /nuevas-lacas-de-unas-de-mercadona/).
  • Incluir links internos, de modo que enlaces a otros posts relacionados y ayudes a los buscadores a detectar la estructura general de los contenidos de tu web.

5. Potencia el link building

A través de estrategias como el guest posting o la difusión en redes puede mejorarse el link building de un artículo concreto y, por lo tanto, el SEO de los blogs.

Conseguir backlinks de forma orgánica (es decir, que otras webs enlacen a la tuya sin un acuerdo previo) no siempre es fácil, pero la buena noticia es que el contenido de los blogs propicia esos backlinks.

Piensa que los artículos suelen ser de carácter informativo, resultan relevantes y llaman más la atención que cualquier otra página estática de la web. En consecuencia, es más probable que otros bloggers lleguen a él y vean interesante enlazarlo.

Volviendo al ejemplo del artículo de lacas de uñas de Mercadona, una beauty blogger que esté reseñando diversos esmaltes low cost, puede que decida enlazar a ese artículo antes que a la ficha de producto.

6. Revisa el SEO técnico

La configuración de tu web influirá en el posicionamiento de los contenidos de tu blog. La razón es obvia: si la página tarda en cargar, también tardará en cargar el blog, lo que los buscadores castigarán.

Por lo tanto, es fundamental analizar aspectos del SEO técnico como la velocidad de carga, el diseño responsivo para dispositivos móviles, la seguridad del sitio o la limpieza del código.

7. Monitorea y sigue optimizando

No puede haber parálisis por análisis en lo que se refiere al SEO para blogs. Con esto queremos decir que la estrategia no acaba cuando se aplica, sino que debe haber revisiones cada cierto tiempo.

Estas comprobaciones no solo deben realizarse sobre los artículos nuevos, sino también (y especialmente) sobre los antiguos. Será entonces cuando detectemos que un artículo ha bajado sus índices de tráfico, por lo que sería conveniente actualizar la información o detectar otros posibles fallos de carácter técnico.

 

¿Necesitas ayuda para optimizar tu blog para el SEO? ¡Déjanos un comentario!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.