Branding para restaurantes: El sabor de la marca

Branding para restaurantes El sabor de la marca - HolaQueTal.es

Solo necesitas dar un paseo por tu ciudad y fijarte en los restaurantes que te encuentres para darte cuenta de que algo ha cambiado. Efectivamente, el branding para restaurantes cada vez está más presente en el diseño no solo de los locales, sino de toda su identidad visual. Desde los menús hasta la vajilla, cada elemento de la imagen de un restaurante conforma una marca que transmite una serie de valores y se posiciona como única dentro de un mercado muy competitivo.

Porque la realidad es que restaurantes hay muchos, así que ser el elegido por una familia que busca un sitio para comer no es sencillo. No obstante, destacar entre las muchas opciones y atraer al público correcto no es solo cuestión de suerte, sino de desarrollar una buena estrategia de branding.

Un gran ejemplo de ello es DiverXO. Un restaurante Estrella Michelín famoso no solo por su espectacular menú, sino también por una identidad que lo representa y hace que, hasta quienes nunca reservarán mesa, lo identifiquen.

¿Tienes un restaurante y quieres posicionarlo con éxito? Quédate a leer nuestro artículo, donde daremos consejos para justamente eso.

“Una marca para una empresa es como la reputación para una persona. La reputación se gana intentando hacer bien las cosas difíciles”.

— Jeff Bezos

Una marca para una empresa es como la reputación para una persona - HolaQueTal.es
Una marca para una empresa es como la reputación para una persona – HolaQueTal.es

¿Por qué es importante el branding para los restaurantes?

Solo en España (según datos de 2022) hay 270.000 restaurantes. Esa cifra no solo nos habla del gusto por la buena gastronomía de los españoles, sino de lo competitivo que es este ámbito y lo fácil que es pasar desapercibido y ser “un restaurante más”.

En cambio, tenemos muchos ejemplos de restaurantes que triunfan por ofrecer algo diferente más allá de su menú y por convertirse en marcas. Por supuesto, la calidad del producto y que este refleje los valores de la empresa es imprescindible, pero también lo es crear un universo único y lleno de sabor.

Hablábamos de DiverXO, pero no hace falta tener los medios ni el lujo de un Estrella Michelín para destacar. Si no, piensa en negocios como Superchulo, Sala de Despiece o Parking Pizza. Todos ellos negocios locales que han trabajado su estrategia de branding para restaurantes como medio de diferenciación y posicionamiento.

 

Más que un menú, un universo

Solo viendo la carta de un restaurante, sin leerla ni comprobar los ingredientes de cada plato, ya puedes hacerte una idea de qué tipo de restaurante es. Los colores, el logo, el diseño o incluso la tipografía dan pistas al cliente de si está a punto de comer comida vegana, típica mexicana o un brunch “a la moda”.

El objetivo de cualquier estrategia de branding es dejar huella en la mente del consumidor incluso antes de que este, en el caso de un restaurante, pruebe el menú.

Leer también:  Contando tu historia: El papel de la narrativa en el branding

Por lo tanto, no solo la comida debe reflejar la identidad del restaurante, sino todo lo demás. ¿Y qué es “todo lo demás”? Como decíamos, el diseño de la carta, pero también la decoración del restaurante, su vajilla o los posts en redes sociales.

En el caso de DiverXO, estamos ante un restaurante “rebelde” que construye los platos desde una experimentación extrema y combinando opuestos, haciendo de lo inesperado algo “normal”. Su identidad de marca refleja justamente eso. Si echas un vistazo a sus redes sociales o a su web, te encontrarás diseños, eslóganes o imágenes que podrían catalogarse como poco “estéticas” e incluso “excéntricas”. Sin embargo, en lugar de criticarlos, cualquier experto te diría que son exactamente lo que la marca necesita.

 

Atraer al público adecuado

Igual que para cualquier otra marca, en el branding para restaurantes hay que definir cuál es el buyer persona, es decir, a qué tipo de comensal nos estamos dirigiendo.

Quizá el branding de DiverXO sea demasiado “moderno” para un cliente “tradicional” que acude con cierta frecuencia a otros Estrellas Michelín. Sin embargo, el restaurante de Daviz Muñoz no se dirige a esa audiencia acostumbrada a experimentar dentro de unos límites. En cambio, con su imagen rebelde pretende atraer a esa nueva generación de gourmets más jóvenes y con un buen poder adquisitivo que quiere adentrarse, a lo grande, en el mundo de la alta cocina.

En definitiva, el branding para un restaurante debe estar alineado con lo que el público espera de él. Igual que la innovación estética y experiencial funciona para DiverXO, en el caso de un restaurante más local la clave estará en una imagen simple y castiza que haga sentir bienvenido a un tipo de comensal más tradicional y del barrio.

Atraer el público adecuado - HolaQueTal.es
Atraer el público adecuado – HolaQueTal.es

 

La importancia de transmitir una imagen de calidad

El branding para restaurantes tiene el objetivo de transmitir una imagen y, aunque esta pueda variar en cuanto a valores, siempre querrá lograr ser asociada con la calidad.

Por supuesto, y recordando que cada negocio tiene un tipo de público, el concepto de calidad puede variar. En el caso de DiverXO la calidad se basa en la innovación, mientras que para un restaurante tipo Flax&Kale, la calidad se medirá por la frescura de los ingredientes.

En cualquier caso, un branding bien cuidado otorga prestigio a un restaurante, transmitiéndole al cliente la idea de que su experiencia será satisfactoria y que, por lo tanto, debe elegir comer ahí.

Piensa en las veces en las que te has levantado de una mesa porque tardaban en atenderte. O en cómo te has fiado de un rápido vistazo a las redes sociales para saber si ese restaurante tenía el ambiente que te atraía. Porque la realidad es que, aunque lo importante es la comida y es ella la que determina finalmente la calidad de un sitio, hasta que no llega y hace su pedido, un cliente solo puede valorar un restaurante y decidirse entre varias opciones según lo que percibe a través del branding.

Leer también:  Branding en las redes sociales: Conquistando el mundo digital

 

Consejos para el branding de los restaurantes

El branding para restaurantes, como hemos visto, es clave para atraer clientes y destacar entre tantas opciones. El primer consejo siempre será trabajar una identidad de marca fuerte que, luego, quede impregnada en todo aquello que forme parte de la marca.

No obstante, estas son estrategias aptas para cualquier tipo de negocio, por eso en este apartado queremos compartir una serie de consejos específicos para empresas gastronómicas que quieren dejar su huella en el mercado y en las mentes (y estómagos) de sus clientes.

 

1. Incrementar la lealtad del cliente mediante programas de fidelización

¿Alguna vez has ido a un restaurante o cafetería y te han dado una de esas tarjetas por puntos? Normalmente, te sellan esa tarjeta cada vez que vas y, cuando acumulas unos diez sellos, recibes una comida gratis.

Esta es una estrategia de branding para restaurantes que favorece la fidelidad de los clientes. Aunque estos clientes acudan solo para conseguir algo gratis, como marca tendrás la ocasión de impactar en ellos hasta diez veces, una oportunidad única que se traducirá en un mejor posicionamiento y una mayor lealtad más allá del programa de puntos.

Por supuesto, también puedes aprovechar lo digital para poner en marcha programas de fidelización. Un ejemplo sería potenciar que el público te siga en redes sociales, donde se promocionan las novedades u ofertas.

 

2. Cuidar la experiencia del cliente

Cuando comemos fuera queremos vivir una experiencia culinaria diferente a la que viviríamos en casa. Esto no quiere decir que esperemos la exclusividad de un Estrella Michelín, pero sí algo diferente.

De ese “algo diferente” en la experiencia del cliente se ocupa el branding para restaurantes, y puede tomar muchas formas. Estas son algunas:

  • Garantizar que la espera para que te atiendan y te sirvan no será muy larga.

 

  • Ofrecer algún aperitivo gratis para ir abriendo boca.

 

  • Facilitar toda la información posible sobre alérgenos, ingredientes, menús especiales…

 

  • Cuidar todo lo que rodea a la comida (como la vajilla, la mantelería o las sillas).

 

  • Permitir que el cliente se lleve a casa la comida que le sobre (e incluso ofrecerlo si no lo pide directamente) y darle para ello envases adecuados.

 

  • Realizar una escucha activa de las reseñas, opiniones y quejas de los clientes (se hagan en el medio que se hagan) y utilizarlas para mejorar la experiencia.

 

  • Proporcionar un sistema de reserva sencillo y siempre actualizado.

 

3. Coherencia y consistencia como prioridad

La consistencia de marca no solo se refleja en la coherencia de todos los elementos del branding. Va mucho más allá de que los colores combinen entre sí o de que la tipografía concuerde con la imagen de la marca.

Leer también:  Branding para ONGs: Marcas con un propósito

Imagina lo poco consistente que sería un restaurante reconocido y posicionado por el uso de ingredientes naturales y frescos, pero que luego sirve las bebidas con pajitas de plástico. No solo sería poco sostenible, sino que chocaría frontalmente con los valores de la marca y resultaría confuso para los clientes.

 

4. El poder de la foto y de las redes sociales

La comida entra por los ojos, y esto es algo que los expertos en branding para restaurantes tienen muy en cuenta.

Siendo así, es fundamental hacer fotos no solo “bonitas” de los platos, sino muy sensoriales y de calidad. De este modo, las imágenes que luego se usen en redes sociales, web o campañas de publicidad, serán capaces de comunicar el sabor del alimento y también el sabor de la marca.

Volviendo al ejemplo de DiverXO, las fotos promocionales no se limitan a mostrar el plato, sino a hacerlo de una manera representativa. En su caso, se enseña el alimento en crudo, lo que resulta más excéntrico. En cambio, un restaurante que pone su valor en la cocina de toda la vida, tradicional y casera, optará por imágenes en las que se vean las manos de las cocineras y que resulten, así, más humanas.

 

5. Mostrar a las personas que hay detrás

Incluso cuando estamos ante el branding para restaurantes como el de DiverXO, donde la comida es el centro, es crucial la humanización. Al fin y al cabo, quién hay detrás de una marca gastronómica importa bien porque aporta valor (como en el caso de un restaurante de toda la vida), o bien porque actúa como un reclamo (los restaurantes de alta cocina triunfan al tener detrás a Daviz Muñoz, Ferran Adrià, los hermanos Roca o cualquier otro nombre reconocido).

En este sentido, es aconsejable crear una historia de marca que consiga conectar con el público y aportar valor. Daviz Muñoz ha hablado en varias ocasiones sobre su evolución y los retos a los que se ha enfrentado, lo que ha puesto la atención y el prestigio sobre su persona y sobre su cocina.

Otro ejemplo podría ser el de Superchulo, un restaurante madrileño cuya dueña siempre se ha mostrado en redes para enseñar qué hace especial a su negocio y por qué lo decidió así.

No olvidemos que comer es un acto muy íntimo y personal que se suele realizar en el hogar. Aunque nos guste de vez en cuando salir a un restaurante, seguimos apreciando ese aspecto humano. Si no, piensa en todas las veces que has repetido en un sitio por lo bien que te trató un camarero.

 

¿Eres un restaurante buscando crear un branding impactante? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.