Mirando hacia el futuro: Tendencias emergentes en SEO

Mirando hacia el futuro Tendencias emergentes en SEO - HolaQueTal.es

Si te preguntamos por el futuro del SEO, posiblemente lo primero que contestarías es “inteligencia artificial”. Sin embargo, y aunque estarías en lo cierto, los próximos años el posicionamiento web estará marcado por más tendencias, y no solo por la famosa IA.

Aunque no queremos adelantar demasiado para que te quedes a leer el resto del artículo, sí podemos decirte que el contenido tendrá aún más importancia, y también la experiencia del usuario. Los buscadores priorizarán dar no solo una buena respuesta, sino la más adecuada para cada persona. En consecuencia, las marcas deben trabajar su SEO para ser esa respuesta.

Obviamente, adaptar la estrategia a estas nuevas tendencias supondrá una serie de retos. La clave para superarlos es prepararse para el futuro del SEO con conocimiento y un enfoque hacia la asimilación, y no hacia el rechazo, de estas tendencias y cambios. Un ejemplo de que este es el planteamiento correcto es Vodafone, que ya ha empezado a experimentar con la búsqueda por voz y la inteligencia artificial.

El SEO no consiste en “engañar” al sistema. Se trata de aprender a jugar según sus reglas - HolaQueTal.es
El SEO no consiste en “engañar” al sistema. Se trata de aprender a jugar según sus reglas – HolaQueTal.es

 

¿Qué podemos esperar del futuro del SEO?

Decíamos que la Inteligencia Artificial será la gran tendencia en el futuro del SEO. Lo será porque influirá no solo en cómo se hacen las búsquedas, sino también en cómo se presentan los resultados. De hecho, los motores de búsqueda ya han empezado a desarrollar un funcionamiento basado en IA, de modo que, para cada consulta del usuario, el propio buscador “cree” una respuesta.

Como es lógico, esto afecta a la estrategia SEO de cualquier empresa, que siempre ha estado enfocada en alcanzar las primeras posiciones SERP para aumentar así su tráfico web.

¿Qué podemos esperar, entonces, a partir de ahora?

 

Búsquedas y respuestas generativas: el ejemplo de AI Snapshot de Google

Según los primeros testers de la versión beta de AI Snapshot de Google, este sistema de respuesta generada con IA ocupará cada vez más espacio dentro de la página de resultados, será más exacta y, en consecuencia, reducirá aún más los clics del usuario. Es decir, el objetivo es que el usuario haga una búsqueda y encuentre la información deseada en la sección IA sin necesidad de visitar una web.

Así es como, en un vídeo entre explicativo y promocional, lo cuenta el propio Google:

En definitiva, la IA pasa de estar “entre bambalinas” a tener todo el protagonismo sobre el escenario. Si antes el buscador funcionaba gracias a la IA, que actuaba dentro del sistema, pero sin ser evidente para el usuario, ahora todo cambia y el usuario podrá interactuar y beneficiarse directamente de esta herramienta.

Por supuesto, estas respuestas generativas se basan en la información que la IA ha extraído de los diferentes resultados web. Sin embargo, esos resultados web puede que ya no sean visitados por el usuario.

¿Qué consecuencias tendrá esto?

 

Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador

Como decíamos, la estrategia SEO de todas las empresas se ha basado en posicionar bien para aumentar los visitantes web. Sin embargo, en el futuro del SEO este enfoque quedará obsoleto. Mientras antes la página del buscador era un trámite para llegar a un resultado que se encontraba en un sitio web, ahora el usuario permanecerá más tiempo en el buscador, sin tener que salir de ahí para encontrar justo lo que necesita.

Leer también:  Creación de contenido: La clave para un SEO exitoso

Algunos especialistas temen que esta nueva experiencia del usuario afecte negativamente al tráfico web, aunque otros opinan que no tiene por qué ser así, o no para todas las páginas.

Al fin y al cabo, si la experiencia de búsqueda es mejor, más gente hará búsquedas y más tráfico potencial habrá. La cuestión será ofrecer al usuario algo que la IA no puede (por ejemplo, contenidos humanos) y atraer a ese tráfico.

 

Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador - HolaQueTal.es
Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador – HolaQueTal.es

La IA también como herramientas para las webs

Hasta ahora hemos hablado sobre cómo los buscadores van a integrar la inteligencia artificial, pero ¿cómo pueden aprovechar esta tecnología las páginas web?

Las opciones son muchas, pero todas se centran en mejorar, también por su parte, la experiencia del usuario. Así, herramientas IA pueden utilizarse para optimizar tiempos de carga, analizar el comportamiento del usuario en la web para hacer predicciones, o detectar “fallos” como contenidos duplicados o enlaces rotos. En definitiva, gracias a la IA, una marca puede localizar puntos de mejora en su web que repercutirán positivamente en su posicionamiento.

Nos encontramos, por lo tanto, ante un futuro del SEO que revolucionará las estrategias, pero que también las facilitará.

 

Tendencias emergentes en SEO a tener en cuenta

El futuro del SEO luce prometedor, aunque también desafiante. Con tecnologías cada vez más avanzadas y exactas, la experiencia del usuario se pone en el centro y los buscadores son más precisos no solo a la hora de organizar los resultados, sino de presentar ellos mismos un resultado.

Veamos con detalle cuáles son estas tendencias y qué implican.

 

1. Respuestas precisas y naturales

La tecnología de los buscadores es capaz de detectar con gran precisión no solo qué busca el usuario, sino por qué lo busca (es decir, la intención de búsqueda). Siendo así, las respuestas que muestra también pueden ser más precisas, alejándose cada vez más de esa idea de que posiciona mejor la web que más y mejor incluye unas palabras clave.

Esto no quiere decir que las keywords ya no sean un pilar del SEO, sino que la estrategia de posicionamiento web no puede basarse únicamente en ellas.

Si los buscadores son capaces de comprender el lenguaje natural y valorar más allá de las palabras clave, los especialistas SEO también deben priorizar crear contenidos que den respuestas de manera natural. Esta no es en sí misma una tendencia, pues desde hace años que ya no funcionan contenidos en los que abundan las palabras clave, pero falta información clara y coherente.

 

2. El auge de las búsquedas por voz

Actualmente, el 25% de las búsquedas se hacen por voz. Un porcentaje que, sin duda, creció y seguirá haciendo gracias a los asistentes virtuales tipo Siri o Alexa. ¿Qué implicaciones tiene esto?

  • Confirma que los buscadores están cada vez más entrenados en la detección del lenguaje natural.
Leer también:  Renovarse o morir: El arte del rediseño de la marca

 

  • Indica que los usuarios están abandonando también las palabras clave tradicionales (en lugar de acudir a la web de Google y poner “restaurante cercano”, llaman a su asistente virtual y le preguntan “Oye, dime algún restaurante guay que esté por aquí”).

 

  • Las respuestas de estos asistentes por voz son a las que evolucionarán las respuestas de los buscadores tradicionales. Los asistentes generan una respuesta, igual que los motores de búsqueda han empezado a hacerlo.

Los equipos SEO deberán considerar estos tres puntos y virar hacia una estrategia que, ahora más que nunca, piensa en el usuario y en cómo el usuario “conversa” (y no solo interactúa) con ese contenido. Así, cobran aún más importancia las intenciones de búsqueda.

El auge de las búsquedas por voz - HolaQueTal.es
El auge de las búsquedas por voz – HolaQueTal.es

3. El usuario en el centro

No es ninguna novedad que las acciones SEO no pueden olvidar al usuario y dirigirse solo hacia el buscador, cumpliendo únicamente con los requisitos técnicos que los robots rastreadores tienen en cuenta para calificar un sitio como de más o menos calidad. Este enfoque, que ha quedado ya antiguo e inservible, daba como resultado páginas que cargaban rápido, con un diseño simple y con contenidos vacíos de significado pero con muchos links y keywords.

En el futuro del SEO, esta idea de poner al usuario en el centro y olvidarse del buscador, se hará más patente. Obviamente, habrá que considerar los mecanismos que ponen en marcha los motores de búsqueda, pero entendiendo que estos también se centran en el usuario.

Siendo así, veremos cómo los buscadores presentan respuestas personalizadas para cada tipo de visitante. Desde los equipos SEO deben valorar esto para crear también contenidos específicos y no demasiado generales, teniendo muy presente el público objetivo.

 

4. Contenidos humanos y únicos

El marketing de contenidos seguirá siendo el compañero ideal para el SEO. Estos contenidos, además, deben ofrecer esa “humanidad” de la que la IA carece.

Esto implica dar preferencia a contenidos de opinión, fiables y con personalidad. La razón es que, aunque la IA permita generar contenidos de manera masiva, estos no aportarán el valor de la opinión de un experto o de un caso de éxito que reafirma el prestigio y el buen hacer de una marca.

En la práctica, ¿cómo hacer más humanos y únicos los contenidos? Veámoslo con un ejemplo:

  • Contenido menos humano: ¿En qué consiste el SEO?

 

  • Contenido más humano: 10 especialistas SEO nos cuentan en qué consiste su trabajo

El contenido en sí (es decir, lo que se explica en el artículo) será esencialmente el mismo, pero cómo se presenta la información cambia totalmente. El primer contenido podría escribirlo una IA, el segundo aporta ese valor añadido que solo las personas pueden aportar.

En otras palabras, la tendencia de los contenidos en el futuro del SEO no se orientará tanto a lo educativo e imparcial, sino a la opinión y perspectiva personal.

 

5. La credibilidad como factor decisivo

De los factores de clasificación que Google tiene en cuenta para evaluar los contenidos web, en el futuro del SEO cobrará aún más relevancia la credibilidad.

Importará, por tanto, que la persona o marca detrás del contenido cuente con la experiencia, el conocimiento y la autoridad para hablar de un tema. Cuánto más confiable sea, mejor lo verá Google.

Leer también:  De vuelta a lo básico: Los fundamentos del SEO

A nivel de estrategia, estos son los puntos que deberían optimizarse para aumentar la credibilidad del sitio:

  • Desde el SEO técnico, instalar los certificados de seguridad necesarios (especialmente en elementos como pasarelas de pago en e-commerce o formularios de contacto).

 

  • Potenciar que los clientes dejen reseñas informativas (lo que también implica contenido humano).

 

  • Dejar que expertos creen los contenidos, incluyendo siempre una biografía, para que tanto el usuario como Google puedan verificar su autoridad.

 

  • Apoyar el contenido propio (sobre todo los datos aportados) con links a otras páginas fiables (por ejemplo, si se está hablando de los factores de clasificación de Google, enlazar a la documentación que el propio Google comparte al respecto).

 

  • Potenciar el linkbuilding a través de estrategias como el guest posting, de modo que se generen backlinks y estos avalen el contenido.

 

6. La IA como ayuda para las marcas

Ya hemos explicado que la inteligencia artificial no solo va a cambiar el modo en el que funcionan los buscadores, sino que también tienen mucho que aportar a los estrategas del SEO:

  • Optimización de la recopilación y análisis de los datos: con herramientas basadas en IA se pueden organizar datos del comportamiento de los usuarios en la web para luego hacer previsiones y, según estas, tomar decisiones en cuanto a diseño, contenidos o estrategia.

 

  • Generación de ideas de contenido: o, al menos, nuevos enfoques que podrían estar más alineados con lo que el público quiere ver (es decir, de nuevo, la IA podría recopilar datos generales sobre comportamientos del usuario para que los especialistas SEO y marketing de contenidos pudiesen usarlos).

 

  • Automatización de tareas: sobre todo las que resultan tediosas, como la búsqueda de palabras clave, detección de contenido duplicado, optimización del tamaño de imágenes, etc.

 

  • Reformulación de textos comerciales: también gracias a los datos a los que puede acceder en cuestión de segundos, una IA puede indicar que “call to action” será más efectivo.

Aunque son muchos más los ejemplos de cómo en el futuro del SEO la IA será una herramienta más para definir estrategias, la cuestión es verla como una colaboradora en el equipo, y no como la culpable del cambio.

 

7. La búsqueda social

Dejando un poco apartada la IA, hay otra tendencia que marcará el futuro del SEO porque ya ha empezado a marcar su presente.

Efectivamente, estamos hablando de las búsquedas en redes sociales como TikTok, plataforma a la que cada vez más usuarios (sobre todo los de la generación Z) acuden para buscar información.

Siendo así, desde las empresas deberán dedicar esfuerzos a crear perfiles y contenidos relevantes y adecuados para estas redes (en formato vídeo, impactantes, breves, usando hashtags…).

 

 

¿Quieres saber más sobre el futuro del SEO? ¡Déjanos un comentario!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.