SEO y Marketing de contenidos: Dos caras de la misma moneda

SEO y Marketing de contenidos Dos caras de la misma moneda

Una web no posiciona por sí misma, al menos no si no cuenta con contenidos de valor y que puedan atraer a un público. Es por ello que decimos que SEO y marketing de contenidos van de la mano, interrelacionándose y formando un equipo fundamental para ganar el partido en los buscadores.

Su unión es tal que en las agencias y equipos de marketing, redactores y especialistas SEO trabajan juntos para asegurarse de que los contenidos gustan al usuario y al buscador. Cuando no se da esta colaboración, existe el riesgo de crear contenidos poco interesantes, nada relevantes y pobremente optimizados.

El SEO le dice al redactor qué debe escribir y cómo (por ejemplo, incluyendo palabras clave o enlaces internos), y el redactor se encarga de cumplir con estas directrices, pero sin perder de vista que el texto debe aportar conocimiento al lector y no resultar una simple consecución de keywords.

“Marketing es decirle al mundo que eres una estrella del rock. Marketing de contenidos es mostrarle al mundo que lo eres”.

— Robert Rose

 

Robert Rose
Robert Rose

Acompáñanos en el análisis de esta relación simbiótica en la que el SEO no existe sin el marketing de contenidos, y viceversa.

¿Por qué el SEO y el marketing de contenidos van de la mano?

En artículos anteriores hemos hablado de la importancia del posicionamiento web y también de la importancia del contenido de calidad, pero ahora es momento de entender, con más profundidad, cómo se relacionan ambas disciplinas. Primero, recordemos cuál es el porqué y el para qué de cada una de ellas.

¿Qué es el SEO (Search Engine Optimization)?

Bajo el paraguas del SEO están todas las acciones y estrategias orgánicas cuyo objetivo es mejorar el posicionamiento de una web en buscadores.

Dicen que lo peor que le puede pasar a una web es estar en la segunda página de resultados, pues eso implica desaparecer y ser invisible. El SEO se encarga de que eso no ocurra y que la web no solo aparezca en buscadores, sino que atraiga tráfico. Para ello, se implementan una serie de optimizaciones en las páginas, tales como la incorporación de palabras clave, la construcción de un buen link building o la reducción del tiempo de carga.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos se ocupa de la creación y distribución de contenidos valiosos, interesantes y atractivos para el público objetivo.

Una buena estrategia de contenidos implica mayor autoridad, visibilidad y reconocimiento de marca. Es por ello que, actualmente, todas las empresas cuentan con un plan de contenidos que les permita alcanzar objetivos como el aumento de las conversiones o la fidelización de clientes.

¿Qué es el marketing de contenidos?
¿Qué es el marketing de contenidos?

¿Cómo se relacionan el SEO y el marketing de contenidos?

Muchas veces la mejor manera de explicar algo es poniendo un ejemplo, así que eso es lo que vamos a hacer. En concreto, vamos a ver qué pasaría si trabajásemos solo el SEO o solo el marketing de contenidos.

  • Una página trabajada únicamente desde el campo del SEO, en principio, posicionaría muy bien. Su optimización en cuanto a SEO técnico, SEO On-Page y SEO Off-Page le haría alcanzar las primeras posiciones en Google. O no, porque los algoritmos de los buscadores detectan cuando una web está creada para el robot, pero no para la persona, y penalizan que así sea. Además, el usuario también rechazaría ese contenido que abusa de keywords, no responde a su consulta y que más que informar, desinforma.
  • Cuando el marketing de contenidos no cuenta con el apoyo del SEO, los contenidos, efectivamente, informan y aportan conocimiento de valor. Sin embargo, nunca serán vistos porque no se han colocado las “pistas” para que el usuario las encuentre. El usuario buscará, mediante unas palabras clave, aquello que el contenido contiene, pero este no posicionará precisamente porque no ha sido optimizado según los parámetros del SEO.
Leer también:  En tu barrio: La importancia del SEO local

La realidad es que más del 80% de las personas hacemos una búsqueda en internet antes de tomar decisiones de compra. Queremos informarnos, responder a preguntas que tenemos o simplemente conocer mejor a la marca y conectar con ella. Para que esa conexión se dé, el contenido debe poder encontrarse y atraer al público. De estos dos aspectos (visibilidad y atracción) se encargan el SEO y el marketing de contenidos por separado, aunque los mejores resultados se obtienen cuando trabajan en conjunto.

En definitiva, de nada sirve el contenido de calidad si nadie llega a él, y de nada sirve que alguien llegue al contenido si este no es de calidad. No podemos olvidar, además, que esa valoración de contenido no solo la hace el usuario, sino también el propio buscador. Google, por ejemplo, tiene en cuenta qué resultados web satisfarán mejor las necesidades del usuario, para posicionar unos antes que otros.

Cómo integrar SEO en tu estrategia de marketing de contenidos

De manera genérica, podríamos decir que unir marketing de contenidos y SEO implica poner en marcha análisis, acciones y estrategias que logren posicionar una web (y, a través de ella, una marca) tanto en buscadores como en la mente del usuario. El objetivo final es que estos contenidos visibles y atractivos conviertan (entendiendo que la conversión puede ser una venta, rellenar un formulario o simplemente una visita que permanezca en la web).

Veamos cómo integrar ambas disciplinas.

1. Analiza las tendencias y los intereses del público objetivo

El estudio del buyer persona debe proporcionar no solo datos demográficos y de comportamiento, sino aspectos concretos que interesan al SEO y, por tanto, al marketing de contenidos. Entre estos aspectos están las tendencias de búsqueda.

Leer también:  Luces, cámara, acción: Desarrolla tu estrategia de video marketing

A través de herramientas como Google Trends se pueden averiguar cuáles son esas cuestiones que el público está buscando. De este modo se valida el modo de negocio de la marca y se definen cuáles son los productos/servicios que más interés despiertan.

Por ejemplo, mediante una investigación de las tendencias se descubre que el público está interesado en formarse como wedding planner, pero no tanto en contratar a una. Esta información, a una empresa de organización de eventos que dispone de servicios de wedding planning, pero también de cursos de formación, le da pistas sobre dónde centrar sus esfuerzos, cómo enfocar los contenidos y a quién dirigirse.

comparacion busquedas wedding planner

2. Haz una investigación de las palabras clave

Durante la investigación de tendencias hay que detectar no solo cuáles son las búsquedas, sino también cómo se hacen. Concretamente, importan las palabras clave que disparan las búsquedas, entendiendo que, cuánto más específicas sean (las llamadas long tail), mejor.

Ser específico ayuda a definir los contenidos que trabajarán los redactores. Por ejemplo, una palabra como “bodas” despierta muchas búsquedas, lo que implica que hay una gran competencia y muy pocas posibilidades de posicionar. En cambio, términos más específicos como “organización de bodas en Madrid” estrechan la búsqueda, reducen los resultados y delimitan también las ideas de contenido.

Importante es también analizar la intención de búsqueda, es decir, por qué el usuario busca esas palabras. La intención puede ser:

  • Informativa: el objetivo del usuario es ampliar el conocimiento sobre un tema (“guerra de independencia”).
  • Navegacional: se busca llegar a la web de un sitio (“Amazon”).
  • Comercial: la intención es comparar opciones antes de tomar una decisión de compra (“mejores móviles”).
  • Transaccional: la compra está decidida y se busca el mejor lugar para completarla (“ofertas Samsung”).

Las intenciones también guían nuestra estrategia de contenidos. Si el equipo SEO detecta que la intención de búsqueda para “organización de bodas en Madrid” es comercial, la estrategia debe enfocarse hacia contenidos como “Lo que nuestros clientes dicen sobre nuestros servicios de organización de bodas en Madrid”. Es decir, contenidos que respondan a lo que el cliente quiere saber: qué servicio es mejor y por qué.

3. Planifica los contenidos

Con la información obtenida en los dos pasos anteriores, es importante organizar los contenidos.

Los expertos en marketing de contenidos saben bien que todo está siempre sujeto a un plan. Un plan en el que se determinan las fechas de publicación, pero que no es solo un calendario. También se especifican títulos, palabras clave, estructura textual o las cuestiones a las que hay que dar respuesta. Datos que ha proporcionado el análisis SEO y que ahora empiezan a convertirse en contenidos concretos.

4. Crea contenidos de calidad

Siguiendo las directrices dadas por los expertos SEO, los contenidos lograrán el ansiado posicionamiento, pero los redactores también deben asegurarse de cumplir con los estándares de calidad del público.

Leer también:  Marca tu Propio Rumbo hacia el Éxito: Estrategias Efectivas de Branding para Conquistar el Mercado

No es suficiente con contestar a las cuestiones que despiertan búsquedas, sino de hacerlo de una manera atractiva, relevante e informativa. Solo así los contenidos lograrán la autoridad necesaria para destacar en Google y entre los usuarios.

Una autoridad que, además, traerá backlinks, es decir, que otras webs se fijarán en los contenidos y enlazarán a ellos. Por lo tanto, la unión del SEO y del marketing de contenidos también influye en el link building.

Crea contenidos de calidad
Crea contenidos de calidad

5. Difunde los contenidos en las plataformas adecuadas

Cuando hablamos de marketing de contenidos y SEO, generalmente pensamos en los blogs. Es cierto que estas plataformas favorecen la generación y distribución de contenidos. No obstante, no podemos olvidar que otros canales como las redes sociales o el email marketing también ayudan al posicionamiento.

Es un error pensar que una vez damos al botón de publicar es suficiente. Se requiere de una difusión multicanal que genere visibilidad y redirija hacia la web. Cuanto más tráfico, mejor posicionamiento.

6. Mejora la UX de tu web

Una mala experiencia del usuario puede tirar por la borda todo el trabajo del SEO y del marketing de contenidos. Piensa, si no, en todas las veces que has abandonado una página cuyo contenido tenía potencial, pero simplemente no cargaba.

Esa impaciencia no es otra cosa que el resultado de una UX deficiente. En cambio, cuando factores como la velocidad de carga o el diseño adaptativo se optimizan, tanto buscadores como usuarios lo aprecian.

Por un lado, los algoritmos benefician a las webs que técnicamente son adecuadas. Por otro lado, los usuarios solo llegarán y se quedarán en los contenidos si estos son accesibles.

7. Analiza (e interpreta) los resultados

No hay marketing sin análisis. Disponer de datos es crucial para definir por primera vez una estrategia, pero también para mejorarla cuando esta no alcanza los resultados esperados.

Para comprobar que el trabajo conjunto de marketing de contenidos y SEO está surtiendo efecto y cumpliendo objetivos, es recomendable usar Google Analytics. Esta herramienta aporta información no solo cuantitativa, sino también cualitativa, lo que permitirá analizar el rendimiento de los contenidos con una visión completa y detallada.

 

¿Necesitas ayuda para integrar el SEO en tu estrategia de marketing de contenidos? ¡Ponte en contacto con nosotros!

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.