Clave del éxito: El papel de las palabras clave en el SEO

Incluso solo sabiendo poco sobre marketing digital, habrás oído hablar de la importancia que tienen las palabras clave en el SEO. Sin embargo, quizá no sepas hasta dónde llega esa importancia o qué papel juegan a la hora de posicionar una web, pero sabes que existen y que son un aspecto fundamental.

En cierto modo, las palabras clave son el motor del SEO. Son ellas las que activan búsquedas, aunque para que el resultado sea el óptimo y el usuario llegue a nuestra web, el uso de las keywords debe ser estratégico.

Lejos han quedado los días en los que se creaban contenidos saturados de palabras clave para que posicionasen. Ahora, esos contenidos serían detectados como spam por los buscadores y por los usuarios.

“El objetivo no es ‘hacer que tus enlaces parezcan naturales’; el objetivo es que tus enlaces sean naturales”.

— Matt CuttsDee

— Matt CuttsDee
— Matt CuttsDee

Pero, entonces, ¿cuál es el papel actual de las palabras clave en el SEO y cómo debe trabajarse su estrategia? Lo vemos en esta guía.

¿Por qué son importantes las palabras clave en SEO?

Abre una pestaña en tu navegador y acude a la página de inicio de tu buscador favorito. Ahora, haz una búsqueda. ¿Qué has escrito? Sea lo que sea, las palabras que has utilizado son las palabras clave o keywords.

El motor de búsqueda, en apenas unos milisegundos, te ha mostrado una serie de resultados que responden a esa consulta. Por supuesto, las palabras clave solo son uno de los fundamentos del SEO que determinan esa ordenación de resultados, pero son de las más importantes.

¿Qué son las palabras clave?

Como hemos adelantado, las palabras clave en el SEO son los términos de búsqueda, es decir, aquellas palabras que se introducen en el buscador para iniciar una búsqueda. Pueden ser una sola palabra (“restaurante”) o varias (“restaurante comida típica Madrid”).

A partir de ese momento en el que le das a “buscar”, el motor de búsqueda hace un rápido rastreo por los contenidos web. En apenas un segundo, responde a la consulta con una serie de resultados que, además de otros factores, incluyen las palabras clave buscadas.

Por supuesto, para ordenar esos resultados, el buscador no solo tiene en cuenta las palabras clave, sino también otros fundamentos del SEO. No obstante, las keywords construyen un puente para conectar a un usuario y a un resultado web.

¿Por qué una marca debe tener en cuenta las palabras clave en su estrategia de SEO?

Si las palabras clave ponen la primera piedra para conectar al usuario y a la web, es crucial hacer todo lo posible para potenciar que esa primera piedra lleve a nuestra página y no a otra.

Como veremos más adelante, llevando a cabo un estudio de palabras se puede determinar cuáles son aquellas que nuestros potenciales clientes usarán para encontrar información relacionada con nuestra marca.

Por ejemplo, si un análisis estratégico indica que los usuarios que quieren ir a comer a un restaurante típico suelen buscar “restaurantes tradicionales Madrid” o “restaurante típico tapas madrileñas”, aquellos negocios que, efectivamente, dispongan de ese tipo de comida, deberán optimizar sus contenidos con esas keywords. Esto, unido a una buena calidad general del sitio web, hará que, ante una de esas búsquedas, Google detecte la página como relevante y la coloque entre los primeros resultados.

En definitiva, reconocer, analizar y trabajar las palabras clave en el SEO de una marca es un paso imprescindible para lograr una visibilidad en internet, que hoy en día es el medio a través del cual las personas buscan y conectan con las marcas.

¿Por qué una marca debe tener en cuenta las palabras clave en su estrategia de SEO?
¿Por qué una marca debe tener en cuenta las palabras clave en su estrategia de SEO?

¿Cómo elegir las palabras clave adecuadas para tu SEO?

Quien no sabe mucho de posicionamiento web podría pensar que para elegir las palabras claves adecuadas en SEO solo es necesario comprobar cuáles son las más buscadas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

Para hacer una buena selección de keywords y que estas reporten resultados, es fundamental hacer un estudio completo y complejo. En él no solo se tendrá en cuenta el volumen de búsquedas, sino otros aspectos como el tipo de palabra clave o la intencionalidad de búsqueda.

1. El volumen de búsquedas

En una explicación general y breve, diríamos que cuánto más volumen, más competitividad, lo que es negativo si no se tiene la capacidad para entrar en esa competición.

Grandes marcas como Zara o El Corte Inglés, que tienen una fuerte estrategia de marketing sustentada por un ingente tráfico web, páginas de gran calidad y relevancia… Sí pueden hacer frente a esa competitividad y posicionar con palabras clave muy buscadas y generales (como “sudadera” o “vestido”).

Sin embargo, las empresas más pequeñas y menos competitivas en este sentido, deben encontrar palabras clave con menos búsquedas, más específicas respecto a lo que ofrecen y en las que sea más sencillo lograr visibilidad. Un ejemplo sería “sudadera gris logo vintage”.

Es aquí cuando empezamos a hablar de los diferentes tipos de palabras clave en SEO según su longitud y concreción.

2. Tipo de palabras clave

Como es lógico, dentro del mundo de las palabras clave hay una clasificación.

Una palabra clave es cualquier término de búsqueda, sea este una sola palabra (“sudadera”) o varias (“sudadera gris logo vintage”). No obstante, según esa longitud y esa concreción de la que hablábamos en el apartado anterior, distinguimos entre:

  • Palabras clave short-tail: son términos muy generales de una o muy pocas palabras, como “vestido negro”. Esto implica que su volumen de búsqueda es alto y también lo es su competitividad. Es decir, si se consigue posicionar en los primeros puestos cuando un usuario busca una short-tail (algo muy complicado), hay posibilidades de atraer a mucho público.
  • Palabras clave middle-tail: son más específicas, aunque siguen siendo generales. Un ejemplo sería “vestido negro elegante”. Su volumen de búsqueda es alto, aunque no tanto como una short-tail, lo que consecuentemente reduce su competitividad.
  • Palabras clave long-tail: son más largas y más detalladas (“vestido negro elegante barato”). Aunque las primeras posiciones de resultados sigan copadas por grandes nombres, la competencia es menor y resulta más fácil posicionar. Los usuarios que usan este tipo de keywords demuestran tener un interés muy definido, por lo que son tráfico cualificado.

3. La intencionalidad de búsqueda

Además de por cómo de específicas son, es importante elegir palabras clave para el SEO pensando en qué intención reflejan. Esto ayuda a crear y posicionar contenidos según los diferentes estadios en los que se encuentra un cliente potencial, ya que no es lo mismo el que está valorando una compra que el que ha tomado una decisión y busca realizar la compra.

  • Intención informativa: el usuario quiere información general sobre un tema, por lo que los términos de búsqueda elegidos irán en la línea de “vestidos favorecedores según mi cuerpo”.
  • Intención comercial: la búsqueda se centra en la comparación de opciones, dirigiéndose hacia la venta pero sin una intención de completar una transacción. Un ejemplo sería “mejores vestidos vintage”.
  • Intención transaccional: el usuario quiere hacer una compra, y la búsqueda que hace así lo indica. Para ello usaría un término tipo “comprar vestido vintage de fiesta”.
  • Intención navegacional: los términos de búsqueda reflejan el deseo de llegar a la web concreta de una marca (por ejemplo, “vestidos zara”). Es una intención muy positiva, pues implica que el usuario tiene un interés real y fehaciente por visitar una web concreta y, muy probablemente, convertir en compra.

Por lo tanto, al hacer la investigación de palabras clave hay que analizar para qué hace la búsqueda el usuario y cómo podemos responder mejor a su consulta. Aunque nuestro objetivo comercial sea siempre la venta, no todos los usuarios buscarán eso en todo momento. En consecuencia, hay que generar contenidos que atraigan al usuario en las diferentes fases del proceso de compra, utilizando las palabras clave adecuadas.

4. Estudia a tu público objetivo

No se puede dar ningún paso en marketing digital sin tener en cuenta a tu buyer persona, por eso es importante definirlo.

Piensa, por ejemplo, en cuánto puede cambiar una búsqueda hecha por una persona joven o por una persona mayor. La joven pondrá en el buscador “vestido vintage”, mientras que la mayor pondrá “vestido segunda mano negro” o “vestido antiguo negro”. Según cuál sea nuestro público objetivo y su demografía, deberemos elegir unas keywords u otras.

Este “retrato” también nos ayudará a diseñar los contenidos adecuados, dándoles un tono u otro según quién vaya a leerlos.

Estudia a tu público objetivo
Estudia a tu público objetivo

5. ¿Qué palabras clave está usando tu competencia en el SEO?

Espiar a la competencia es fundamental, también en lo que se refiere a palabras clave en el SEO.

Ver qué keywords están posicionando y qué resultados están obteniendo (por ejemplo, cuáles les colocan en un mejor lugar y cuáles no), nos hará detectar oportunidades. Quizá tus competidores estén focalizando todos sus esfuerzos SEO en “vestidos de fiesta negro”, pero hay un importante hueco para ti en “vestido elegante boda”.

6. Herramientas gratuitas para encontrar palabras clave

Ponerse en el lugar de tu buyer persona y pensar qué términos usaría en una búsqueda es una manera de encontrar las palabras clave adecuadas. No obstante, este método carece de objetividad, no es cuantitativo en sí mismo y también resulta tedioso a la larga.

Por suerte, existen herramientas que sí cumplen con estas características y nos permiten encontrar palabras clave efectivas, pudiendo comprobar aspectos como el volumen de búsqueda. Estas son algunas de las imprescindibles:

  • Kewyword Planner de Google Ads: aunque esté diseñado y disponible en la plataforma de Google Ads, los datos que aporta este Planificador de Palabras Clave pueden usarse también para estrategias de posicionamiento orgánicas. Permite conocer el volumen de búsquedas, investigar y recibir sugerencias de nuevos términos relevantes, y hacer previsiones.
  • Google Trends: otra herramienta gratuita de Google que permite investigar y comparar términos y tendencias de búsqueda (especificando periodos de tiempo).
  • Ubbersuggest: sin coste y muy eficiente, esta plataforma facilita la tarea de encontrar palabras clave gracias a sus análisis y sus sugerencias.

Estas son todas plataformas gratuitas. Aunque son de gran ayuda, para realizar un estudio completo en el que se analicen diferentes variables, se ordenen y prioricen los términos y se tengan luego en cuenta a la hora de crear los contenidos, es recomendable contar con la ayuda de una agencia de medios especializada que tenga el conocimiento y el acceso a herramientas profesionales.

7. Cómo introducir las palabras clave en los contenidos

Una vez elegidas las palabras claves más significativas para el SEO de nuestra web, es importante utilizarlas adecuadamente.

Para ello, el primer paso es revisar una vez más qué nos dicen esos términos de búsqueda sobre los usuarios y las consultas. La intencionalidad y el tipo de keywords establecerá el contenido y en qué momento debe atraer al cliente (cuando muestra interés, cuando está tomando la decisión o cuando quiere hacer la compra).

Después, es momento de generar el contenido e incluir en él las palabras clave. Estos son algunos consejos para hacerlo:

  • Naturalidad: no abuses de las keywords, y menos colocándolas de manera abusiva a lo largo del texto. Esto solo dificultará la lectura y será visto, tanto por buscadores como por usuarios, como spam.
  • Lugares estratégicos: títulos, subtítulos, el primer párrafo, URL, etiquetas alt o meta títulos y meta descripciones son lugares más que ideales para que aparezcan las keywords.
  • Variaciones y sinónimos: además de tu palabra clave objetivo (es decir, la que estructura todo el contenido) incluye también términos similares (por ejemplo, si la keyword principal es “vestido vintage negro fiesta”, usa también “vestido segunda mano eventos”).

 

¿Quieres aprender a elegir las palabras clave adecuadas para tu estrategia de SEO? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Haciendo conexiones: La relación entre el SEO y las redes sociales

SEO y redes sociales, ¿protagonistas de la misma historia? Si esa historia es la del éxito de tu marca, sí, son protagonistas de ella. Aunque podamos llevar a cabo acciones separadas e independientes en uno y otro campo, la realidad es que una buena relación entre SEO y redes sociales garantiza mayor visibilidad y autoridad.

Ambos (SEO y redes sociales) son pilares del marketing de contenidos. Unos contenidos que no posicionarán sin el SEO y que tampoco serán bien difundidos sin las redes. Al mismo tiempo, ese posicionamiento y esa difusión se retroalimentan.

Aunque ahora mismo tengas preguntas, si sigues leyendo este artículo prometemos solucionar muchas de ellas.

“Las redes sociales te ayudarán a fidelizar a tus clientes actuales hasta el punto de que, de buena gana y gratis, hablen a otros de ti”.
— Bonnie Sainsbury

Bonnie Sainsbury
Bonnie Sainsbury

¿Cómo el SEO y las redes sociales trabajan juntos?

Como decíamos, SEO y redes sociales pueden trabajar separados, cumpliendo objetivos específicos. No obstante, cuando se unen, los resultados que se obtienen a nivel de posicionamiento y visibilidad son mayores.

Es por ello que muchos expertos en el marketing digital están potenciando esta relación entre SEO y redes sociales, entendiendo que son muchas las ventajas de hacerlo.

Una retroalimentación constante

En un artículo anterior vimos cómo las redes sociales impactaban en el SEO. Aunque la presencia social de una marca no sea un factor que los algoritmos de buscadores consideren a la hora de mostrar resultados, es evidente que, cuánto más se difunda un contenido en redes, más tráfico web atraerá, más autoridad acaparará el contenido y, en definitiva, mejor valorarán esos mismos algoritmos la web.

Pero hay mucho más:

  • La investigación y el análisis que se lleva a cabo en el campo del SEO (palabras clave, intenciones de búsqueda, páginas con más tráfico, etc.), ayudan a definir también la estrategia de contenidos en redes. Por ejemplo, si detectamos que, entre nuestro público objetivo, tienen bastante éxito nuestros artículos sobre branding de producto, podemos determinar que es un contenido que debemos incluir también en nuestros posts en redes.
  • Las keywords que se utilizan en buscadores como Google, también se utilizan en los buscadores de las redes sociales. De este modo, el estudio de palabras clave del SEO nos ayuda a determinar qué términos deben aparecer en los copys y hashtags de las redes.
  • Generalmente, los contenidos web que funcionan bien en redes sociales, posicionan alto en el SERP, y viceversa. Aunque las razones de que así sea son múltiples y la explicación recae en un conjunto de acciones y no en una sola, no se puede obviar que existe una relación.
Una retroalimentación constante
Una retroalimentación constante

¿Las redes sociales posicionan en buscadores?

Si buscas el nombre de una marca en Google, es probable que, entre los primeros resultados, no solo aparezca su web, sino también enlaces a sus redes sociales. Una prueba más de que hay una estrecha relación entre SEO y redes sociales.

De aquí podemos sacar la conclusión de que es importante trabajar el posicionamiento de esos perfiles, de modo que sean visibles en la SERP y atraigan también tráfico. Aunque el objetivo siempre sea llevar a ese tráfico a la web, tampoco diremos no a que visiten nuestras cuentas en Instagram, Facebook o TikTok. De hecho, muchos usuarios lo preferirán, ya que encuentran las redes de una marca más cercanas y transparentes que su web.

En cualquier caso, para que los perfiles aparezcan entre los resultados hay que trabajarlos, dentro de lo posible, como si del SEO de una web se tratase. Siendo así, es importante incluir (tanto en el contenido como en el perfil en sí) keywords que definan a la marca y que el público esté buscando.

Formas de integrar tu SEO y estrategia de redes sociales

Establecida y entendida la relación entre el SEO y las redes sociales, puede que ahora te estés preguntando cómo puedes integrarla a nivel de estrategias y acciones.

Aunque ya hemos mencionado que el conocimiento de un ámbito ayuda a desarrollar el otro, y que hay puntos en común (como el estudio del buyer persona o de las palabras clave), en este apartado queremos ahondar en estrategias concretas.

1. Redirección del tráfico hacia la web y hacia las redes sociales

Aunque la presencia y el éxito en redes sociales no importa al algoritmo directamente, sí es cierto que difundir un contenido web en redes aumenta sus posibilidades de ser visitado. De igual modo, incluir enlaces a las redes dentro de una web (o los famosos botones de compartir) redirige a los visitantes de la web hacia las redes.

Esto interesa especialmente a las marcas “nuevas” o startups. En su caso, su recién estrenada web aún no tiene por sí misma la suficiente visibilidad ni el visto bueno de los algoritmos, por lo que su posicionamiento no será el deseado ni tendrá muchas oportunidades de atraer tráfico desde las páginas de resultados. Es aquí cuando las redes pueden ser de ayuda, ya que resulta más fácil llegar a un público nuevo a través de ellas.

En consecuencia, el usuario entra en contacto con la marca en diferentes momentos y lugares, lo que sin duda genera identidad de marca y mejora el recuerdo que se tiene de ella.

2. La difusión del contenido web a través de las redes sociales

En varias ocasiones hemos explicado que las redes son plataformas fundamentales para difundir el contenido. Su amplio radio de acción y sus posibilidades en cuanto a formatos hacen que el contenido llegue a más personas y que lo haga de un modo más interactivo e instantáneo que una web. Porque la realidad es que los usuarios, por muy fans que sean de la marca, no van a visitar la web con frecuencia para conocer las novedades. En cambio, sí seguirán a la marca en redes para enterarse por ahí.

Cuanto más guste el contenido en redes, más lo compartirán los usuarios, de modo que alcanzará a más personas. Este alcance genera indirectamente autoridad y reconocimiento de marca.

En resumen, las redes son herramientas para difundir el contenido, y no son solo una (como sí lo es una web). Cuando compartimos nuestra web en redes, de alguna manera la estamos exponiendo y le estamos dando luz.

La difusión del contenido web a través de las redes sociales
La difusión del contenido web a través de las redes sociales

3. La generación de backlinks

Una duda que suele surgir cuando se habla de la relación entre SEO y redes sociales es si, al compartirse el contenido web en estas plataformas, se genera un backlink.

Recordemos que el link building es fundamental para mejorar el posicionamiento. Cuantos más enlaces de páginas externas redirijan a la nuestra, más autoridad ganará nuestra web (algo que Google tendrá en cuenta en el SERP). La cuestión es si incluir un enlace a nuestra web desde nuestro propio perfil de Facebook cuenta como backlink o enlace externo.

La respuesta es que depende de la red social, ya que no todas incluyen la etiqueta dofollow en sus enlaces. Por ejemplo, los links en Twitter son nofollow, es decir, no son detectados por los algoritmos y, por lo tanto, no se consideran backlinks.

No obstante, cuanto más visible sea un contenido en redes, ya hemos visto que más posibilidades tiene de llegar a las personas correctas, las cuales luego pueden a su vez compartirlo y generar un backlink (por ejemplo, enlazando a nuestro blog en el suyo).

4. Nuevas ideas de contenido

Las redes sociales son rápidas e interactivas. Esto a veces puede abrumar, pero también resulta positivo, especialmente para las marcas que quieren estar al tanto de lo que ocurre.

Aquí, pues, tenemos una nueva sinergia entre redes sociales y SEO. Para que una web posicione bien es importante que responda a las búsquedas y necesidades de los usuarios. Además de herramientas de analítica web como Google Analytics, las redes permiten ver cuáles son esas tendencias. En consecuencia, hacen surgir nuevas ideas de contenido o nuevos enfoques, o incluso pueden avisarnos de si hay un contenido en nuestra web que es algo antiguo, pero que, bien optimizado y renovado, podría volver a ser relevante.

Para ello, es recomendable:

  • Contestar siempre los comentarios y mensajes en redes sociales, iniciando conversaciones que puedan traer feedback.
  • Monitorizar a la competencia para detectar oportunidades de diferenciación y tendencias dentro de nuestro sector.
  • Analizar qué contenidos propios han funcionado mejor (también qué estrategias de difusión han atraído más público).

5. La autoridad y la credibilidad de la marca

Una web o los contenidos no son solo visibles en sí mismos, sino que esa visibilidad trae autoridad y credibilidad de la marca. Por eso cuando hablamos de la relación del SEO y las redes sociales lo hacemos pensando en todo lo que genera no solo a nivel de tráfico, sino también de notoriedad corporativa.

Al darse la mano ambas disciplinas, la imagen de la marca llega a más personas, consigue ocupar los primeros resultados de búsqueda, reparte y redirecciona el tráfico entre diferentes plataformas… En definitiva, la marca empieza a ser reconocida y a crear un ecosistema propio. Cuanto más coherente, auténtico y visible sea ecosistema, más confiará la gente en la marca.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo el SEO y las redes sociales pueden trabajar juntos? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Abierto 24/7: SEO para tu eCommerce

Podemos hablar de muchas revoluciones digitales, pero pocas son como la que se generó con la llegada de Amazon a España. En ese instante, todo cambió y el comercio se volvió electrónico, lo que al mismo tiempo evidenció la importancia de trabajar el SEO para e-commerce y lograr destacar entre las cada vez más tiendas online.

No es ninguna tontería que así sea, pues en 2023 el 77% de los internautas reconocieron usar Internet como canal de compras. Esto puede hacer pensar a los negocios que con “digitalizarse” es suficiente, que solo tienen que poner en marcha una plataforma de venta online. Así, tendrán su negocio abierto 24/7 y las compras no pararán de llegar, sin descanso y sin los gastos que implica una tienda física.

Esto es, hasta cierto punto, verdad. No, no tendrás que pagar la limpieza, la luz o el gas de un establecimiento a pie de calle, y tu e-commerce permanecerá abierto y funcionando 24/7, pero siempre hay un “pero”. La realidad es que sin un buen SEO para e-commerce tu tienda no será visible, no destacará entre los cientos de resultados y no alcanzará las ventas que estás esperando.

“El SEO para comercio electrónico no consiste en hacer ventas. Se trata de ganar el clic”.
— Pratik Dholakiya

Pratik Dholakiya
Pratik Dholakiya

¿No quieres que esto pase? Sigue leyendo y déjanos ayudarte.

¿Por qué el SEO es importante para el e-commerce?

Si un e-commerce no está correctamente optimizado según parámetros SEO, no va a verse. Por muy abierto que esté, a ojos de internet (y, por lo tanto, del cliente) estará cerrado.

Igual que en un establecimiento físico se cuida el escaparate para que resulte atractivo, se mantiene todo ordenado y limpio o se diseña la decoración y la iluminación para que llame la atención sobre unos u otros productos, en una tienda online también hay que tener en cuenta algunos factores.

Entre estos factores, como veremos más adelante, están las palabras clave, la arquitectura web o la optimización de imágenes y textos. Solo trabajando estos elementos del SEO, un e-commerce posicionará y tendrá la visibilidad online suficiente para atraer y retener clientes.

Las particularidades del SEO para e-commerce

Una pregunta muy común y lógica respecto al SEO para e-commerce es si este es igual que el que trabajaríamos para otro tipo de página web. En esencia podría decirse que es el mismo, aunque hay algunas especificaciones que permiten adecuar y concretar las acciones y estrategias que se llevan a cabo.

Veámoslo con un ejemplo, el de un comercio electrónico tipo Amazon y el de la página web de un importante bufete de abogados internacional.

Los objetivos, por lo tanto, son diferentes, y también lo es la página web en sí. Mientras que la estructura de un e-commerce está llena de categorías, subcategorías y páginas específicas de producto, la del bufete es mucho más simple. En consecuencia, el trabajo de posicionamiento también será diferente.

Las particularidades del SEO para e-commerce
Las particularidades del SEO para e-commerce

Beneficios del SEO para e-commerce

¿Merece la pena trabajar el SEO para e-commerce y dedicarle esfuerzos específicos? La respuesta corta es un rotundo sí; la respuesta larga enumera los muchos beneficios de hacerlo así:

  • Atracción de más tráfico web: no importa cómo de buenos sean los productos de un e-commerce, si este no posiciona, nadie los encontrará. En cambio, gracias al SEO la visibilidad aumenta y, en consecuencia, también el tráfico web.
  • Visitas de calidad: no solo se consiguen más visitas, sino que estas son cualificadas, ya que son usuarios que han hecho una búsqueda concreta a la que tu e-commerce responde. Además, no solo encuentran aquello que buscan, sino que lo hacen predispuestos a considerar la venta.
  • Posicionamiento online y offline: cuanto más visible es una web, más gente la descubre. El branding de tu e-commerce hará el resto para aumentar el reconocimiento y para que el cliente recuerde quiénes sois.
  • Rápido retorno de la inversión: el tiempo, el dinero y el conocimiento puestos en la estrategia de SEO para e-commerce resultarán rentables. Los resultados son medibles y, si se ha trabajado bien, no tardarán en llegar.

Cómo optimizar tu tienda online para el SEO

Antes hemos mencionado que un e-commerce es un sitio web con unas especificaciones concretas que hacen que su SEO deba adecuarse. Aunque, como vamos a ver, las estrategias a seguir son las comunes (como la investigación de palabras clave o el link building) el enfoque debe ser el correcto.

1. Investigación de keywords y de su intención de búsqueda

El primer pilar sobre el que se construye una buena estrategia de SEO para e-commerce es el de las palabras clave.

Los usuarios realizan búsquedas introduciendo unas palabras, que implícitamente también llevan una intención. El objetivo es, mediante esta investigación, descubrir cuáles son las palabras con las que los usuarios buscan productos que ofrecemos, e incluirlas (de manera optimizada y lógica) en nuestra web (en descripciones de productos, etiquetas, etc.). De este modo, la próxima vez que un usuario haga una búsqueda, el algoritmo del buscador entenderá que nuestro contenido responde a esa consulta y lo mostrará en resultados.

No obstante, no es tan sencillo como hacer un listado de keywords, sino que hay que entender cuáles resultan relevantes e interesantes.

  • Las palabras con un alto volumen de búsqueda serán muy difíciles de posicionar porque la competencia también será alta y, además, estará dominada por grandes webs (como Amazon, Fnac, Temu, AliExpress…). Estas palabras tan usadas suelen ser palabras muy concretas y shortail (por ejemplo “pantalones”), por lo que es mejor buscar palabras clave compuestas que sean más específicas y que no tengan tanta competencia (por ejemplo “pantalones pitillo negros”).
  • Las palabras con un bajo volumen de búsqueda tampoco interesan por eso mismo: nadie las está buscando.

Otro aspecto que no podemos olvidar a la hora de hacer nuestro keyword research es la intencionalidad de la búsqueda. Conocer para qué buscan los usuarios (si para informarse antes de la compra o directamente para comprar), nos ayudará a precisar los contenidos. Veámoslo con un par de ejemplos:

  • Si un usuario busca “mejores zapatos de tacón” posiblemente quiera ver una comparación de varios modelos, por lo que el contenido que podemos ofrecerle es un artículo de blog o una página de categoría.
  • Si busca “zapatos de tacón rojo 5 centímetros” parece tener la intención de hacer ya una compra, por lo que un resultado óptimo para su consulta sería el de la página de un producto específico.

2. Mejoras en la UX de tu e-commerce

Una buena experiencia de usuario es la clave no solo para posicionar una web, sino también para que el cliente permanezca en ella y convierta.

Cuando una página no carga rápido o tiene fallos de usabilidad (como un contraste muy bajo que impide su legibilidad o una estructura poco clara y errónea), los algoritmos detectarán que no es óptima y la “castigarán” en el SERP. A su vez, si un usuario llegase a ella, probablemente tardaría más bien poco en abandonarla al ser la navegación tan compleja e incómoda. Esa alta tasa de rebote influiría también negativamente en el posicionamiento, por lo que es un bucle cuya solución es optimizar aspectos como:

  • La velocidad de carga (evita plugins, widgets y otros elementos que ralenticen la carga de la página)
  • El diseño responsivo (muchas búsquedas se realizan desde dispositivos como smartphones o tablets, así que asegúrate de que la web se visualiza correctamente en diferentes tipos de pantallas).
  • La accesibilidad (no todo el mundo tiene las mismas capacidades, por lo que es importante incluir elementos que ayuden a la lectura y a la navegabilidad de personas sordas, ciegas o con algún tipo de discapacidad).
  • La arquitectura web (cuando hay muchas páginas, apartados, secciones… En una misma web, pero sin una relación clara entre ellas, se compromete la experiencia del usuario).

3. Una arquitectura web lógica

Aunque ya hemos introducido la importancia de la arquitectura web en un e-commerce, queremos ampliar este concepto. La mejor manera de entender qué es la arquitectura es poner el ejemplo de un supermercado.

Cuando entramos a un supermercado, vemos claramente la organización de los productos. En cada pasillo hay una categoría (lácteos, galletas, pescados, carnes, pan…), y dentro de cada uno de estos pasillos encontramos subcategorías de productos, también organizados en bloques (en el caso de los lácteos: yogures, quesos, mantequillas…). Por último, en cada subcategoría, encontramos productos concretos agrupados por marcas (los yogures naturales, de bífidus y de sabores de Danone, luego los de la marca Nestlé, y así sucesivamente).

En un e-commerce debe ocurrir lo mismo y estar organizado en Inicio > Categorías > Subcategorías > Productos:

  • Inicio: es la página principal y en la que, generalmente, hay un menú desplegable que lleva a las diferentes categorías (también suelen ser visibles las subcategorías). Además, suele disponer de una sección en la que se destacan algunos productos (por ejemplo, ofertas o nuevas colecciones).
  • Categorías: suponen una primera división en grupos más pequeños pero comunes.
  • Subcategorías: es una división aún más concreta en el que ya se listan, en conjunto, productos específicos.
  • Producto: es una página dedicada única y exclusivamente a un producto, presentando su descripción.

Un caso práctico sería el de una zapatería online: Inicio > Zapatos de tacón > Zapatos de tacón de cinco centímetros > Zapatos Modelo X.

De este modo, los contenidos se enlazan entre sí, de manera lógica y en pocos clics. Una mala arquitectura sería la que no tiene enlaces internos o la que los tiene pero “desorganizados” (por ejemplo, bajo la categoría de botas están enlazadas las subcategorías de zapatos deportivos).

Una arquitectura web lógica
Una arquitectura web lógica

4. La importancia de las etiquetas meta en tus contenidos

En los resultados de búsqueda siempre aparece el título de la página y una breve descripción, es decir, el metatitle y la metadescription. Además de estas, hay otras meta etiquetas que proporcionan información sobre las páginas a los buscadores.

Por lo tanto, es importante no solo utilizar estas etiquetas, sino optimizarlas para que incluyan las palabras clave y los buscadores reconozcan el contenido como interesante y relevante para esas búsquedas.

  • El metatitle debe ser breve (unos 55 caracteres) para que aparezca al completo en el resultado de búsqueda. La brevedad debe traducirse también en concisión e impacto, para que el usuario se sienta atraído por él y entienda que responde a su consulta.
  • La metadescription puede ser algo más larga (no más de 155 caracteres) e incluir información más detallada sobre el contenido. El tono debe ser persuasivo para terminar de convencer al usuario de que visite la página.

Otras meta tags de las que debes preocuparte son los textos alt de las imágenes, es decir, los textos HTML que describen las imágenes. Los motores de búsqueda rastrean estas descripciones, por lo que es conveniente usar keywords. No obstante, sin olvidar que son también los fragmentos de texto que leen las herramientas de lectura por voz que usan personas con una discapacidad visual. Por lo tanto, deben tener sentido y no escribirse pensando solo en el algoritmo.

5. Seguimiento y eliminación del contenido duplicado

El contenido duplicado es una amenaza para cualquier web, pero especialmente para los e-commerce, que son propensos a tenerlo. ¿Por qué? Porque hay muchos productos similares. También puede darse el caso de que, en una descripción de producto, se haya copiado el texto de la web de proveedor (esto ocurre en comercios electrónicos multimarca).

Sea cual sea la razón, el contenido duplicado se penaliza y afecta gravemente al SEO para e-commerce, por lo que hay que asegurarse de que:

  • Cada texto es único, incluso cuando incluya palabras clave similares.
  • Un mismo producto, aunque pertenezca a más de una categoría (por ejemplo, unos zapatos rojos de tacón pertenece a las categorías “zapatos de tacón” y “zapatos rojos”) solo tiene una ficha de producto y esta se enlaza en cada una de las categorías.
  • Aunque haya un producto con varias opciones de diseño (por ejemplo, el mismo zapato en color rojo y en color negro), debe haber una sola página de producto para evitar duplicar contenidos.
  • No se copia la descripción de otra página que ofrece el mismo producto.

6. La introducción de los Featured Snippets

¿Alguna vez has buscado algo en Google y ha aparecido un fragmento con datos concretos de algún producto? A esto se le llama “featured snippets” o datos estructurados, y su objetivo es mostrarle al usuario información concreta de la página que el algoritmo considera que mejor (y más directamente) responde a su consulta.

Generalmente, dentro del mundo e-commerce, son datos presentados en forma de tabla o lista que muestran la información más relevante para el usuario. Por lo tanto, conviene optimizar los featured snippets para que Google los rastree y los muestre en una posición privilegiada que, además, dará una rápida respuesta al usuario y le invitará a la visita y a la conversión.

La parte mala es que, a diferencia de las etiquetas meta, no hay un lugar a donde acudir para especificar cuáles y cómo son los datos estructurados de la página. En cambio, lo que hay que hacer es organizar y presentar el contenido de un modo que a Google le parezca que responde a una búsqueda de una forma “estructurada”. ¿Cómo? Incluyendo tablas y listas breves pero concisas que Google pueda tomar prestadas.

Un ejemplo es el de la búsqueda “precios camisetas personalizadas”. Uno de los “featured snippets” es el de una tabla que especifica precios según tamaño del pedido. Clicando en el resultado llegamos a la web de Teefactory que incluye dicha tabla en su página.

datos estructurados resultado en seo google
Un featured snipplet (o datos estructurados) muestra al usuario que hace una búsqueda un resultado que responde a su consulta de manera concisa, breve y visual.

 

featured snippets table google
Los features snippets son fragmentos de contenido que Google toma de una página web, por lo que es importante optimizar los contenidos para que potencialmente aparezcan como featured snippets.

7. Optimización de las descripciones de productos y (sub)categorías

Todos los textos que aparezcan en la web, especialmente los que describan un producto o una categoría o subcategoría de productos, deben optimizarse correctamente.

No hacerlo implica perder oportunidades de visibilidad y que cualquier otro esfuerzo por aumentar las ventas caiga en saco roto. Los textos son los que le muestran a Google qué hay en tu página y por qué resulta relevante, pero también orientan al usuario cuando, una vez en la página, valora la compra.

Por un lado, en cuanto a la optimización para el buscador, deben incluirse palabras clave y también enlaces entre páginas.

Por otro lado, para que el contenido le resulta interesante al usuario, hay que ser original, claro y persuasivo a la hora de redactar. Lógicamente, y como hemos visto en el apartado anterior, también es conveniente estructurar el contenido de manera que este pueda aparecer como un featured snippet.

Recuerda también que no solo las fichas de producto tienen descripciones. Al inicio de cualquier página de categoría y subcategoría, conviene incluir un texto descriptivo y optimizado de los productos incluidos en esa sección.

8. Las imágenes de calidad

Uno de los quebraderos de cabeza del SEO para e-commerce son las imágenes. Como es lógico, son muchas las fotos que deben incluirse en la web. Esto genera varios problemas que deben solucionarse:

  • Utiliza el texto alt para describir las imágenes con objetividad, pero también con palabras clave.
  • Pon a los archivos nombres que reflejen qué hay en la foto (nada de “imagen-def-1”, sino “deportivas-blancas”).
  • Usa fotos originales, no descargadas de otras webs (aunque el producto sea el mismo).
  • Cuida la calidad de las imágenes para que no estén borrosas y muestren correctamente el producto.
  • Sube las imágenes en el tamaño en el que serán visualizadas, ni más grandes, ni más pequeñas. Evitarás así que el navegador tarde en cargar porque debe adaptarlas.
  • Reduce el peso de cada una de las imágenes (cuanto más pesen, más tardarán en cargarse).

9. La importancia del link building

Cualquier página web se beneficia de un buen link building, es decir, de recibir backlinks de otras webs que enlazan hacia ella, aportándoles tráfico, pero también autoridad.

En el mundo e-commerce, estos backlinks suelen proceder de webs comparadoras de precios o de blogs que recomiendan productos. El objetivo es que estos sitios siempre sean de calidad, no fraudulentos y que compartan temática con el tuyo. De lo contrario, los algoritmos podrán penalizarte.

10. Eliminación de los productos descatalogados

En un e-commerce, especialmente cuando hay una alta rotación de productos, puede darse el caso de que algún producto quede descatalogado.

Si sabes que hay algo que nunca va a volver a venderse, elimina su página. En el caso contrario, lo eliminarás solo de tu software de gestión y la página se convertirá en un error 404, nada conveniente para el SEO.

El problema es que, desde que se borra la página hasta que Google deja de indexarla, puede pasar un tiempo. Para evitar que el usuario llegue a una página y no encuentre nada, enséñale algo. Seguirá sin ser lo que venía buscando, pero al menos no se irá con las manos vacías. Una opción es redirigir el enlace que pertenecía a esa página de producto a otra en la que recomiendes otros similares o a la página de la (sub)categoría a la que pertenecía.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre el SEO para e-commerce? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Branding personal: El arte de venderte

 

En la era de los influencers, no es raro oír hablar de eso del “branding personal”. Sin embargo, esto no es algo solo propio de los creadores de contenido. Muchas personas han construido a su alrededor una marca para, a través de ella, posicionarse como expertas en un ámbito y vender así sus productos.

Un ejemplo que suele venir a la cabeza es el de Ferran Adrià, cuya marca es él mismo y no tanto su restaurante. Es su nombre, y todo lo que este implica, el que vende.

Como Ferran Adrià, hay otros muchos casos de profesionales de diferentes sectores que han trabajado su branding personal, es decir, han construido una marca.

¿Puedes tú también crear una marca personal? La respuesta, obviamente, es sí, y nosotros podemos guiarte en el proceso.

“Tu marca es una puerta de entrada a tu verdadero trabajo”.
— Dave Buck

— Oli Gardner
— Oli Gardner

¿Qué es el branding personal?

El branding personal es lo mismo que el branding “normal”, solo que aplicado a una persona y no a una empresa. En otras palabras, constituye todos los procesos y elementos estratégicos con los que se crea una marca personal.

Una manera más visual de explicarlo es entender que, como personas, podemos ser marcas e ir dejando huellas en nuestro camino. Dónde y cómo se dejan esas huellas y el camino que vamos haciendo es de lo que se encarga el branding.

Como vamos a ver con varios ejemplos, el branding personal se utiliza para posicionarse como profesional dentro de un sector, aumentando así la autoridad y la visibilidad.

De alguna manera, gracias al personal branding generamos una idea concreta de quiénes somos en la mente del resto. Ferran Adrià, por ejemplo, se presenta como un cocinero (y empresario) visionario, creativo y arriesgado. Esto le ha valido una gran autoridad dentro de la alta cocina y también entre el público general.

Branding personal vs. branding corporativo o de una marca

Cuando hablamos de branding generalmente pensamos en el branding de una marca, pero lo cierto es que, como hemos visto, el branding también puede ser de una persona.

¿Cuáles son, por tanto, las diferencias?

  • El branding personal se construye alrededor de uno mismo y se asocia al nombre de una persona, el corporativo alrededor de una empresa (sin personificarla).
  • El branding corporativo no depende de una persona. Aunque dentro de una empresa haya trabajadores importantes, si uno de esos trabajadores se fuese de la empresa, esto no afectaría al branding corporativo.
  • El branding personal busca posicionar a un profesional de manera cercana y concreta, vinculándose a sus propios valores. En cambio, el branding corporativo posiciona una identidad empresarial creada ipso facto para un fin comercial concreto.

Las diferencias parecen claras, pero a veces convergen. Por ejemplo, una persona puede desarrollar su propio branding y, al mismo tiempo, que este se relacione estrechamente con el branding de una corporación. En el caso de Ferran Adrià se ve claramente cómo su branding personal está íntimamente ligado al branding de El Bulli, el que fue su restaurante más emblemático. Lo mismo ocurría con Steve Jobs y Apple.

En conclusión, el branding personal consiste en tratar a la persona como si fuese una empresa.

Branding personal vs. branding corporativo o de una marca
Branding personal vs. branding corporativo o de una marca

¿Por qué las marcas personales están triunfando?

Avanzábamos que estos últimos años se han incrementado las marcas personales y, en consecuencia, los brandings personales. ¿La razón? Una necesidad de humanización y de conexión con el público.

Mientras que antes todo eran empresas y los profesionales independientes se presentaban como tales, ahora son las empresas las que parecen querer construir una identidad de marca humana y cercana, aplicando incluso preceptos del branding personal.

En nuestra búsqueda de personas, y no de corporaciones, seguimos a más influencers que empresas, aunque en realidad estos creadores no dejan de ser marcas en sí mismas.

Sabiendo esto, no es extraño que cada vez más profesionales autónomos (los ya ampliamente conocidos como “freelance”) se esfuercen en trabajar su branding personal para posicionarse, aumentar su autoridad y destacar dentro de un mercado muy saturado.

Hemos visto cómo Ferran Adrià lo logró mostrándose como un cocinero innovador y que hacía del plato un lienzo sobre el que expresar su arte culinario. Otros cocineros se diferenciaron y destacaron de otra manera. José Andrés, por ejemplo, trabajó su branding personal para posicionarse como un chef internacional y muy concienciado socialmente.

Elementos sobre los que se construye el branding personal

Cuando empezamos a trabajar un branding personal, debemos hacerlo sobre tres grandes pilares: lo que decimos, lo que hacemos y la actitud con la que lo decimos y lo hacemos.

  • ¿Qué decimos? Como profesionales del sector en el que queremos posicionarnos, decimos algo. Y lo decimos con nuestras palabras, pero también con nuestros gestos o con las imágenes u otros recursos que usamos para comunicarnos. Lo que expresamos (a través del medio que sea) proyecta una imagen de nuestra marca personal.
  • ¿Qué hacemos? Nuestra manera de trabajar habla por sí sola, y esa manera debe ser coherente con la imagen que queremos dar. No sirve de nada expresar nuestro compromiso con el medio ambiente si luego hacemos un uso irresponsable de plásticos.
  • ¿Cómo somos? La actitud con la que decimos y hacemos también es crucial. Factores como mantener un tono adecuado o tener predisposición para ayudar determinan nuestro branding personal.

Cómo desarrollar un branding personal efectivo

Seguir la estela de grandes estrategias de branding personal como la de Ferran Adrià o algunos influencers no es sencillo, pero sí es posible cuando tenemos la guía adecuada. Nosotros, para tu suerte, la tenemos y queremos compartirla contigo.

Define tus objetivos de branding personal

El objetivo principal de tu estrategia de branding personal debe ser posicionarte como una autoridad dentro de un ámbito.

Para definir mejor ese objetivo, es fundamental contestar a dos preguntas:

  • ¿Qué es lo que aportas a ese ámbito que es único y diferente a lo que ofrecen el resto de tus competidores?
  • ¿Qué huella quieres dejar en tus clientes?

Las respuestas te ayudarán a determinar tu misión, a saber cómo venderte y a establecer objetivos más concretos que te llevarán al principal. Algunas de estas metas, que deben ser SMART, pueden ser:

  • Conseguir X número de clientes
  • Aparecer mencionado en medios de comunicación locales
  • Llegar a X número de seguidores en redes sociales
  • Recibir X número de reseñas positivas
Define tus objetivos de branding personal
Define tus objetivos de branding personal

Crea tu historia personal

La narrativa tiene un papel cada vez más importante en el branding, especialmente en el personal.

Las historias se recuerdan mejor y, sobre todo, conectan a un nivel más profundo. Esto, sumado a que la marca personal siempre resulta más cercana, convierte la unión de storytelling y branding personal en una combinación ganadora para construir una marca.

Un ejemplo de buen storytelling, también dentro del sector gastronómico, es el de Daviz Muñoz. Este cocinero siempre ha compartido sus inicios, e incluso tiene un documental en el que cuenta de primera mano cómo vivió la apertura de su primer restaurante, durmiendo en el almacén y trabajando casi 24 horas diarias. De este modo, logra posicionarse como un hombre “hecho a sí mismo” y despierta la empatía del público, incluso del que, por una cuestión económica, nunca podrá comer sus menús.

Abre tus redes sociales y tu página web

Por lo general, los profesionales que desarrollan su marca personal lo hacen en entornos online. Aunque hay quienes disponen de una tienda física, normalmente su “lugar” está en internet.

En consecuencia, es imprescindible para el branding personal contar con redes sociales y página web. Estas casas digitales deben optimizarse para que reflejen la identidad de marca, cuidando los mensajes, las imágenes y el resto de recursos que se incluyan en ellas.

Las redes sociales son plataformas que, por su diseño y su funcionalidad, favorecen la conexión entre personas. Es por ello que resultan incluso más interesantes para las marcas personales que para las corporativas.

Sobre qué red social elegir, depende de dónde está tu público, de la naturaleza de tu marca y de cómo quieras presentarte. Ferran Adrià, por ejemplo, busca resultar cercano a través de Instagram, pero no tiene presencia en TikTok porque ni su audiencia está ahí ni él va a sacar nada positivo de crear contenido en una red tan dinámica.

Sin embargo, Daviz Muñoz, que tiene un perfil más “joven” y su contenido (hacer y probar recetas) encaja mejor con la red de la generación Z, sí tiene TikTok.

En cuanto a la página web, esta es más estática que las redes sociales, por lo que debe diseñarse para ser representativa de aquello más característico y profundo de la marca. En este sentido, es importante trabajar los textos para que posicionen en buscadores y para que transmitan un mensaje claro.

Diferénciate de tu competencia

Al establecer tus objetivos habrás tenido que contestar a qué es lo que aportas de manera única. Para llevar a cabo una estrategia de diferenciación, deberás ahondar en esta respuesta. El branding personal es único porque no hay nadie como tú, pero debes saber comunicarlo.

El análisis de la competencia te ayudará a ver más claro qué es aquello que nadie más hace y que te permitirá destacar. Lo “distinto” puede ser desde un servicio/producto concreto hasta el modo que tienes de comunicarte.

Encuentra a tu público y háblale

Si volvemos al ejemplo de los cocineros, veremos que el modo de comunicarse de Ferran Adrià o de José Andrés, que se dirigen a un público más adulto y con un alto poder adquisitivo, es diferente al de Karlos Arguiñano, cuyos restaurantes o programas de televisión se centran en comida casera y que llegan a un público más general.

Es por ello que Karlos Arguiñano cuenta chistes, mientras que Ferran Adrià resulta más profesional en sus intervenciones públicas.

No te quedes en lo online

Hemos mencionado que el branding personal se desarrolla principalmente en línea, pero es importante, siempre que se pueda, salir de ahí.

Participar en eventos, escribir un artículo para una revista en papel o lanzar un producto físico (como un libro) te acercarán a la audiencia y te darán visibilidad en más medios.

 

¿Necesitas ayuda para desarrollar tu branding personal? ¡Déjanos un comentario!

En tu barrio: La importancia del SEO local

Una empresa, especialmente aquella que ofrece un servicio físico, quiere ser visible para aquellas personas que tiene cerca. Estar en el momento adecuado en el lugar adecuado, aumenta las posibilidades de que la empresa sea elegida por el consumidor. Para lograr esa visibilidad, la clave está en optimizar el SEO Local.

Si tu negocio tiene un establecimiento físico y quieres que reciba más visitas cualificadas, es decir, con una alta probabilidad de que las visitas se conviertan en clientes, debes apostar por el posicionamiento local.

“El SEO local es primordial para el éxito de las pequeñas empresas”.

— Ali Salman

El SEO local es, por tanto, una “vertiente” del SEO dedicada a hacer que tu empresa aparezca cuando una persona que está cerca de ti, busca aquello que ofreces.

Ali Salman
Ali Salman

¿Qué es el SEO local?

Si todavía no tienes claro qué es el SEO local, déjanos que te lo mostremos con un ejemplo.

Primero, saca tu móvil (o entra al buscador de Google desde cualquier otro dispositivo). Ahora, busca “restaurante” (u otro servicio o producto en el que tengas interés, como “flores”). Los primeros resultados orgánicos, con casi total seguridad, serán de restaurantes que estén en la misma región que tú. ¡Incluso a solo dos pasos de dónde tú estás ahora mismo!

Para que esos restaurantes aparezcan, han tenido que trabajar su estrategia de SEO local, de modo que el algoritmo entienda que son interesantes y están próximos al usuario.

El SEO local como estrategia

Bajo el paraguas del SEO local encontramos todas aquellas estrategias dirigidas a hacer que la marca sea más visible cuando posibles clientes buscan soluciones relevantes y cercanas a una ubicación concreta.

Aunque el SEO generalmente se enfoca en el posicionamiento de un sitio web, el SEO local suele centrarse en optimizar la visibilidad online de la ficha que la marca tiene en Google My Business. La razón es que estas fichas, y no la web, son las que aparecen en el mapa, la aplicación que el usuario utiliza para buscar que hay cerca.

La ubicación y la intención de búsqueda: dos elementos fundamentales del SEO local

Aquello que distingue el SEO local del SEO genérico es el componente de ubicación. Veámoslo con un ejemplo sencillo.

  • Si buscas “ropa deportiva”, los resultados que aparecerán serán de tiendas cuyas webs están bien posicionadas, sin importar cómo de cerca o de lejos están de ti.
  • Si, en cambio, lo que buscas es “ropa deportiva en Madrid” o si esta búsqueda la haces desde un dispositivo móvil, el algoritmo detecta que tu intención de búsqueda es la conocida como “visit in person”, es decir, buscas una ubicación física. Es por ello que los resultados serán de tiendas físicas de Madrid y cercanas a ti.

Las palabras que indican un lugar (el nombre de una ciudad o preposiciones y locuciones preposicionales tipo “en”, “cerca de”), activan el algoritmo de SEO local para mostrar resultados optimizados para ello.

Pero el algoritmo, como hemos visto en el ejemplo, no solo tiene en cuenta las palabras, sino también la intención de búsqueda. Entiende que cuando un usuario busca “ferretería” o “pizza”, lo hace porque quiere encontrar un establecimiento que venda ese producto o servicio. Además, gracias al uso de smartphones que registran la ubicación, Google ya no necesita que el usuario especifique un sitio concreto en su búsqueda.

La ubicación y la intención de búsqueda
La ubicación y la intención de búsqueda

Por qué deberías trabajar el SEO local

Si una persona busca aquello que tu empresa ofrece y está cerca de ti, las posibilidades de que ese usuario se convierta en visita y luego en cliente son altas. Pero para que así sea, es imprescindible ser visible y posicionar en esa búsqueda de SEO local.

Google quiere que las personas descubran su barrio y los establecimientos comerciales que pueden cubrir sus necesidades. Esto es algo que los negocios locales pueden, y deben, aprovechar. Quizá no les resulte fácil competir en el SERP con gigantes como Amazon, pero la búsqueda local es para ellos, así que es conveniente centrar esfuerzos en optimizar ciertas estrategias.

Los beneficios, como venimos adelantando, son muchos:

  • Mayor visibilidad en una región concreta: superando en muchos casos la visibilidad que en esa región pueden tener otros competidores.
  • Mayor conversión: cuando un usuario hace una búsqueda local, lo hace predispuesto a la conversión (por ejemplo, si busca “karaoke” lo hace porque está buscando un karaoke al que acudir). Un estudio de Google demuestra que, efectivamente, las tasas de conversión en el SEO local son altas.
  • Atracción de nuevos públicos: los negocios locales en ocasiones solo son conocidos por clientes ya existentes y recurrentes. El SEO local es una oportunidad de aparecer en el radar de una audiencia diferente.

Cómo optimizar tu sitio web para el SEO local

Hasta ahora, en este artículo hemos explicado la importancia del SEO local. Es, pues, el momento de entender qué estrategias poner en marcha y optimizar para lograr esa visibilidad local y atraer clientes a nuestros establecimientos de marca.

Para ello, en primer lugar debemos terminar de entender cuáles son los factores que posicionan, es decir, aquellos que los algoritmos tienen en cuenta para organizar los resultados de las búsquedas locales.

Cómo funciona el SEO local: los factores de posicionamiento de Google

¿Cómo muestra Google los resultados del SEO local? Igual que en el SEO genérico tiene en cuenta los parámetros EEAT, en el local considera unos factores específicos que permiten detectar qué establecimientos responderán mejor a las necesidades del usuario.

Lo primero es comprobar cómo se muestran esos resultados, ya que no lo hacen de una sola manera. En la página de resultados se distinguen varias secciones:

  1. Enlaces promocionados, es decir, aquellos que provienen de Google Ads.

    enlaces promocionados búsqueda local

     

  2. Listado de establecimientos + mapa: estos resultados ya no son pagados, sino que han posicionado de manera orgánica. En un primer momento, solo son visibles los tres resultados que Google considera más relevantes, pero haciendo clic en la etiqueta “Más sitios”, la lista se amplía.

    mapa seo local

  3. Enlaces orgánicos: después del mapa, Google muestra resultados web tal y como aparecerían en una búsqueda normal. Aunque algunos de estos enlaces puedan coincidir con las empresas mostradas en el mapa, el orden no tiene por qué ser el mismo, ya que los factores de posicionamiento para el SEO local son diferentes a los del SEO normal. En el caso de la búsqueda “ropa Madrid”, se ve claramente como el mapa muestra resultados locales (es decir, establecimientos físicos en una ubicación concreta) y la sección de enlaces orgánicos está conformada de resultados genéricos que ni siquiera son tiendas, sino webs que han posicionado por las palabras “ropa Madrid”.

    resultados organicos bsuqueda local

¿Cuáles son factores de posicionamiento local?

  • Proximidad: la distancia entre el negocio y el usuario (o la ubicación que este introduce en la búsqueda). Google, por lo tanto, valora cómo de cerca está un establecimiento para determinar su relevancia.
  • Prestigio: Google “mide” la autoridad y la reputación de una marca a través no solo de las reseñas en Google My Business, sino también del link building o del posicionamiento orgánico de la web asociada (es decir, que indirectamente se tiene en cuenta el EEAT). Cuant mayor prestigio, mejor será el posicionamiento local.
  • Relevancia: el algoritmo analiza la ficha de negocio para detectar palabras que definan a dicho negocio. Si una persona utiliza alguna de estas palabras en su búsqueda, se entiende que lo que ofrece la marca es compatible con lo que busca el usuario.

Cómo hacer SEO local y optimizar tu sitio para ello

Si tienes un establecimiento y quieres hacerlo visible para la gente del barrio o para cualquier persona que, en un momento dado, pueda estar cerca y visitarlo, es momento de crear una estrategia de SEO local.

Esto no quiere decir que debas abandonar el resto de acciones de posicionamiento SEO, sobre todo si también dispones de un e-commerce con el que llegar a un público más amplio. No obstante, sí debes apostar por atraer clientes a tu local y explotar esa otra faceta de tu negocio.

Optimiza la ficha de Google My Business

Hemos explicado que esta ficha es uno de los elementos que Google tiene en cuenta a la hora de ordenar los resultados para búsquedas locales.

En consecuencia, la ficha de tu empresa debe estar completada y optimizada para aparecer en esa página de resultados:

  • Introduce todos los datos esenciales (ubicación, nombre, horario, teléfono, página web…).
  • Añade fotos y vídeos para demostrar la confiabilidad del sitio.
  • Publica actualizaciones de la empresa en modo posts.
  • Ve un paso más allá y utiliza también otras secciones en apariencia secundarias, pero igualmente de gran importancia (la sección de preguntas frecuentes o las fichas de producto).

Además de llevar a cabo estas acciones, es recomendable que, dentro de lo posible, los contenidos y textos publicados en la ficha incorporen las palabras clave que los usuarios suelen usar en las búsquedas locales. Por ejemplo, si tienes un restaurante especializado en paellas en Barcelona, utiliza términos como “paella”, “arroz”, “comida típica”… Además de otras palabras que caractericen tu negocio y sean relevantes para posibles clientes (“rapidez”, “buen servicio”, “con reserva”, etc.).

Optimiza la ficha de Google My Business

Pide a tus clientes que dejen reseñas

Google valora positivamente que el negocio haya sido reseñado. Es importante mencionar que no solo considera las opiniones en Google My Business, sino también en otras plataformas como TripAdvisor o Facebook.

El algoritmo no solo detectará si la reseña es positiva o negativa, sino también qué se dice en esa reseña. La aparición de algunas palabras clave ayudará a que tu negocio local posicione en búsquedas que contengan esos términos.

Por supuesto, las buenas palabras sobre tu negocio no solo convencen a Google, sino también a tus clientes. Asegúrate, pues, de que los clientes valoren tu establecimiento para aparecer entre los primeros resultados y para convencer al usuario.

Como último apunte, recuerda que contestar los comentarios de tus clientes, sean estos buenos o malos, también mejora la imagen de tu negocio.

Genera backlinks locales y de calidad

Hemos visto que el link building, es decir, que otros sitios mencionen tu negocio, es valioso también para el SEO local. Lo es especialmente cuando esos sitios que enlazan al tuyo también son “del barrio”. Si es así, Google entenderá que tu negocio tiene relevancia y autoridad en la zona.

Busca, por lo tanto, que otras empresas cercanas, pero también medios de comunicación (como el periódico local), hagan referencia a tu establecimiento. Como es lógico, para que esas apariciones contribuyan a la imagen de tu marca y a su posicionamiento en búsquedas locales, debes asegurarte de que el nombre y la dirección están correctamente escritos.

Enfoca tu estrategia de marketing de contenidos en los locales

Si tu objetivo es ser el local más visitado y querido de tu barrio, crea contenido para esos clientes locales. Piensa, por lo tanto, en contenidos que interesen a personas que están en la misma ubicación que tú.

Vamos a verlo con un ejemplo. Si tienes un restaurante ubicado en Girona, un contenido local sería un post en el que recomiendas planes para hacer en la ciudad y que incluyen comer uno de tus menús estrella. Un contenido enfocado al público general sería un post compartiendo una de las recetas de ese menú.

Invierte en un diseño responsive

La importancia de una buena estrategia de Mobile SEO es aún mayor cuando hablamos de SEO local. ¿La razón? Gran parte de las búsquedas locales se realizan desde dispositivos móviles, por lo que es fundamental que, en caso de que el usuario visite la web de tu establecimiento, esta sea navegable.

Comprueba aspectos de carácter técnico como la velocidad de carga o la adaptabilidad a la pantalla, pero también que la página muestre desde un primer momento la información más relevante (por ejemplo, dirección, teléfono para reservas y enlaces a los menús). Piensa que ese posible cliente está haciendo la consulta en movimiento y quiere encontrar lo que busca de manera rápida y sencilla.

 

¿Quieres mejorar tu SEO local y necesitas ayuda para poner en marcha todas estas acciones? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Link Building: La base de un SEO sólido

Cuando hablamos de SEO, uno de los primeros términos que se unen a la conversación es el link building, es decir, la estrategia de conseguir enlaces que dirijan a una web con el objetivo de mejorar así su posicionamiento.

Porque, tal y como se puede deducir de esta definición tan breve aunque clara, cuando el contenido de una web aparece enlazado en otras páginas, los algoritmos de buscadores como Google reciben un mensaje: esa web es relevante. Como es lógico, hay otros elementos que también se tienen en cuenta en el posicionamiento y que deben trabajarse en cualquier estrategia SEO.

“El objetivo no es ‘hacer que tus enlaces parezcan naturales’; el objetivo es que tus enlaces sean naturales”.

— Matt Cutts

No obstante, hoy vamos a centrarnos en la unión entre link building y SEO y en el poder de los enlaces para mejorar la visibilidad de una web.

Matt Cutts
Matt Cutts

¿Qué es el Link Building?

Si hay una base sobre la que se asienta un SEO sólido, esa es el link building. Los enlaces de calidad que redirigen a una web la hacen más visible en las páginas de resultados de buscadores como Google (solo en este buscador se hacen 5.600 millones de búsquedas por día).

Si la tuya es una de esas marcas que desean ser vistas, aumentar el tráfico web y atraer clientes, no dudes de que el link building es la clave para lograr estos objetivos.

La definición del link building y su papel en el SEO

El link building, por lo tanto, es el conjunto de estrategias y acciones que buscan generar enlaces de calidad en webs externas que redirijan a la web propia. A estos enlaces se les llaman backlinks. Por ejemplo, el enlace que hemos colocado un poco más arriba con los datos de búsquedas en Google, es un backlink que redirige a un medio digital especializado en tecnología.

Cuantos más backlinks redirijan a una web, mejor posicionará, pues los algoritmos de buscadores entenderán que el contenido enlazado es de valor, relevante y tiene autoridad.

No obstante, no todos los backlinks cumplen con su función. Para que estos enlaces afecten positivamente a la estrategia de link building y SEO de una web, deben ser enlaces de calidad.

Para valorar esa calidad, Google, el buscador principal en el que se realizan más del 90% de las búsquedas, considera diferentes factores.

Cómo valora Google los enlaces

Entender cómo Google valora los enlaces es fundamental para llevar a cabo buenas prácticas de link building. No todos los enlaces son iguales, ni tener muchos enlaces equivale a lograr un buen posicionamiento. El algoritmo de los buscadores considera otros factores.

La cantidad de los enlaces

Antes, el factor más importante era, principalmente, la cantidad de backlinks que recibía una página. Cuantos más, mejor, pues se entendía que así se medía cómo de popular era una web.

El problema es que no se estaba teniendo en cuenta la calidad de esos enlaces, es decir, la autoridad, la relevancia o la fiabilidad de las webs de las que provenían.

En consecuencia, en la actualidad, a la cantidad se le suma la calidad de los enlaces, que se ve reflejada en el análisis del resto de aspectos.

Las diferentes fuentes de enlaces

A Google le interesa que los backlinks provengan de diferentes webs, y no solo de una. Por ejemplo, si dos webs tienen 30 backlinks cada una, Google priorizará aquella con una mayor diversidad en cuanto a procedencias.

Veámoslo con una metáfora. Si estás en medio de un proceso de selección para un puesto de trabajo, es probable que soliciten referencias tuyas. Se valorará no solo el número de referencias, sino que vengan de diferentes empresas. Esto otorgará validez a tu candidatura. En cambio, entregar varias referencias, pero todas de la misma empresa, dará imagen de que no has tenido mucha experiencia o de que, si la has tenido, no ha sido relevante, suficiente o positiva para ti o para el resto.

Con los enlaces pasa lo mismo. Cuantos más dominios diferentes enlacen a tu web, mejor. Por supuesto, cuanto más confiables y seguras sean esas procedencias, aún mejor.

 

El contexto del enlace

Dentro de la calidad del enlace, Google considera su contexto, es decir, en qué tipo de página se da o incluso las palabras que rodean al link.

Por ejemplo, si la página donde aparece el backlink está relacionada con el área de especialización de tu negocio, se entiende que es valioso y que tiene autoridad dentro de ese campo.

Las palabras que rodean al enlace, por su parte, ayudan al algoritmo a entender sobre qué se está hablando y si, por lo tanto, tiene sentido haber incluido ese enlace. Por ejemplo, cuando lo único que interesaba era la cantidad de enlaces, muchas páginas incluían backlinks sin orden ni concierto, solo para aumentar la cantidad. Lo que ocurría es que esos enlaces carecían de sentido dentro del texto. En consecuencia, y para evitar el spam y la mala praxis, lo que ahora se prioriza es que el link sí guarde relación y aporte algo al contenido en el que se incluye.

En este sentido, es también importante el anchor text, es decir, el texto del enlace. Frases como “haz clic aquí” hacen dudar al algoritmo sobre la relevancia del backlink, mientras que palabras que estén relacionadas con el contenido enlazado se valoran positivamente.

Por último, Google rastrea también qué otros enlaces aparecen cerca. Si esos enlaces llevan a páginas de calidad, es favorable para tu backlink. Igualmente, es positivo que el enlace aparezca en un lugar prioritario, como es el inicio del texto, y no en uno secundario (como un pie de página).

 

Enlaces internos y enlaces externos

Hasta ahora hemos hablado solo de los backlinks externos, es decir, los que provienen de una web que no es la nuestra. Pero, ¿acaso no podemos también enlazar nuestros propios contenidos entre sí? Efectivamente, pero no favorecen del mismo modo al link building y al SEO.

Podríamos decir que el algoritmo de Google piensa lo mismo que pensarías tú si escuchas a alguien hablar bien de sí mismo versus si escuchas a otra persona hablar bien de otra persona. Si el enlace es externo (una web “hablando” de otra web), resulta más confiable que si es interno (una web “hablando” de sí misma).

Sin embargo, los enlaces internos son importantes, ya que ayudan a Google a entender la jerarquía web de nuestra página. Por ejemplo, en un artículo sobre un tema general (sobre el SEO), podemos enlazar artículos que traten subtemas específicos (sobre el link building, sobre las palabras clave, etc.). Con esta estrategia al algoritmo le estamos mostrando cuál es la organización de los contenidos y cuáles son las publicaciones principales.

Con los enlaces externos en nuestra web, es decir, los backlinks que creamos en nuestra web y que redirigen a otra, pasa algo parecido. No mejoran nuestro link building, pero Google valora positivamente que generemos links a páginas relevantes, con autoridad y confiables, entendiendo que entonces la nuestra también lo es.

 

La velocidad de generación de backlinks

Podríamos pensar que ganar muchos enlaces y hacerlo rápido sería positivo para el link building y el SEO, pero no lo es. En los oscuros y antiguos tiempos del SEO se originaron empresas y “granjas” de enlaces que potenciaban la compra venta fraudulenta de links, algo que Google quiso empezar a penalizar.

El buscador perfeccionó su algoritmo para que detectase este tipo de prácticas. En consecuencia, ahora, si una web recibe demasiados backlinks y con una velocidad sospechosa, su posicionamiento se verá afectado.

La velocidad de generación de backlinks
La velocidad de generación de backlinks

Cómo hacer link building de manera efectiva

Una vez tenemos claro qué es el link building y cómo mejora el SEO, es momento de ponernos a ello.

Tal y como hemos visto, no es suficiente con fomentar que otras páginas nos enlacen, sino que debemos centrarnos en el que el link building sea de calidad y cumpla con las directrices y recomendaciones de Google.

 

Acciones para crear un link building y un SEO sólidos

Aunque pueda parecer obvio, la base para construir un link building sólido es conseguir backlinks. La cuestión no tan obvia es cómo hacerlo.

Te contamos cuáles son las acciones más efectivas.

Guest posting

¿Alguna vez has empezado a leer un artículo y has visto que bajo el nombre del autor aparecía “Autor invitado”? Con total seguridad bajo, ese “título” habría también algunos enlaces a la web de esa persona. A esto es lo que se le llama guest posting, es decir, “publicación como invitado”.

Es una estrategia muy común en el mundo bloguero. Básicamente, consiste en invitar a otro bloguero a escribir un artículo en tu blog. La colaboración genera backlinks de manera natural, ya que los blogs suelen compartir temática. Además, ayuda a aumentar la visibilidad y la reputación del autor (y, por ende, de sus contenidos).

Al ser una acción tan frecuente, suele ser bien recibida. ¿Quieres probarla? Investiga qué personas de tu sector estarían interesadas en “invitarte” y ponte en contacto con ellas para proponerles la colaboración.

Un modo de hacer esta colaboración más rentable para ambos es que el autor de la otra web también pueda escribir un post en la tuya. ¡Es un win-win!

Intercambio de enlaces

Como su propio nombre indica, esta acción consiste en intercambiar backlinks.

Igual que con el guest posting, la clave está en encontrar webs que traten los mismos temas o en las que sería coherente que apareciese un link a tu página (y un link suyo en la tuya). Pero, a diferencia del guest posting, aquí no intercambiaríamos la publicación de un contenido, sino simplemente un link.

Por supuesto, el acuerdo debe llevarse a cabo de manera natural, recordando siempre que no es recomendable añadir muchos backlinks de golpe y muy seguido.

Enlaces promocionados

Hasta ahora las estrategias planteadas no costaban dinero, sino que se basaban en acuerdos de intercambio o colaboración (“pagábamos” con un artículo o con otro enlace). Esta acción, sin embargo, sí tiene un precio, ya que lo que se busca es que una web enlace a nuestro sitio a cambio de un dinero.

La manera más adecuada de hacerlo es crear una nota de prensa y pagar para que algunos medios digitales la publiquen y añadan un enlace a tu web.

Buscar menciones sin enlace o enlaces rotos

Es muy probable que si te pones a buscar, encuentres webs que mencionan tu contenido, pero que no lo han enlazado. No dudes en escribirles y pedirles que lo hagan.

También puede darse el caso de que encuentres páginas que sí te han enlazado, pero no lo han hecho bien. Igualmente, puedes ponerte en contacto para solicitar que esos enlaces rotos se arreglen.

Si quieres ir un paso más allá, encuentra páginas que tengan enlaces rotos que iban a otras páginas (no a las tuyas) y, por la razón que sea, ya no funcionan y redirigen a un error 404. Si en tu web dispones de un contenido similar a ese que se ha “perdido”, propón que cambien el enlace roto por uno tuyo.

Optimiza el contenido que ya tienes publicado

El link building hay que monitorizarlo. En este análisis detectarás qué contenidos generan más backlinks, ¿por qué no actualizarlos y optimizarlos para que sigan trayéndote éxitos?

Como añadido, no es mala idea que trates de emular ese contenido y crear uno parecido. Por ejemplo, si es un artículo sobre link building y SEO, publica otro en el que profundices en el tema o que esté relacionado con él.

 

Consejos para crear una estrategia de link building con backlinks de calidad

Ya sabemos cómo conseguir enlaces, pero también que no todos sirven ni “valen” lo mismo.

Revisando cómo Google evalúa los backlinks podemos deducir cómo debe plantearse la estrategia de link building y SEO. Como punto de partida y base, deberemos priorizar la calidad del enlace y de la página que enlaza. Veámoslo con más detalle.

Consejos para crear una estrategia de link building con backlinks de calidad
Consejos para crear una estrategia de link building con backlinks de calidad

Calidad por encima de cantidad

Lo hemos dicho y lo volvemos a repetir: más vale un buen backlink que diez malos.

Para asegurarnos de que estamos ante enlaces de calidad debemos comprobar:

  • La autoridad de las webs que enlazan.

 

  • Que los enlaces provengan de diferentes dominios.

 

  • Que la temática de las páginas sea similar o igual a la nuestra (por ejemplo, para un blog de marketing como el nuestro no sería conveniente solicitar backlinks a una web sobre viajes, pero sí a una también sobre marketing o sobre emprendimiento).

 

Prioriza la naturalidad

Los enlaces deben ser naturales, es decir, no estar dispuestos de manera forzada o spameante.

En este sentido, y tal y como hemos visto, son importantes aspectos como el contexto y el anchor text del enlace. Asegúrate, pues, no solo de que el link aparezca, sino de dónde y cómo lo hace.

Busca, por lo tanto, que los backlinks estén colocados de manera coherente en el texto y que su anchor text incluya palabras clave relacionadas con el contenido enlazado.

 

Busca y elimina backlinks tóxicos

Esperamos que no sea así, pero si hace unos años llevaste a cabo una estrategia algo anticuada de link building y SEO, es probable que cayeses en prácticas que entonces no estaban tan mal vistas ni penalizadas como sí lo están ahora.

¿A qué nos referimos con esto? A haber generado backlinks en webs de poca reputación o incluso en granjas de enlaces. Lo hecho, hecho está, pero es momento de intentar revertir la situación, empezando por detectarlos y deshacerte de ellos.

 

Genera contenido de calidad

Como hemos visto, una manera de conseguir backlinks y mejorar nuestro link building es ponernos en contacto con páginas que nos resulten interesantes para ello. Sigamos este método o queramos que esas webs nos enlacen de manera natural, es fundamental una buena estrategia de marketing de contenidos que dé como resultado contenidos de alta calidad.

¿Qué ocurre si no tienen esa calidad? Que no resultarán relevantes y a nadie le interesará “recomendarlos” en sus propios contenidos.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo el Link Building puede mejorar tu SEO? ¡Déjanos un comentario!

Mi interes por el momento

¿De las opciones debajo, cual es las que son prioritarias para los próximos 3 meses?

  • Elige a tu conveniencia 1 o varias opciones.

Cómo darse de alta en buscadores de internet gratis en 5 minutos

Puede que llegar el primero no sea siempre lo más importante en la vida. Pero en lo que concierne los resultados de búsquedas de internet, para una web, sí, es muy importante. Entonces, como aparecer en Google en las primeras posiciones es algo fundamental para cualquier página, y en una empresa más todavía.

El posicionamiento web en Google es tan importante que merece la pena organizar la página correctamente para aparecer en las primeras posiciones. Aquí se muestran 5 buenas opciones para aparecer y subir en los buscadores gratuitamente.

Sigue leyendo «Cómo darse de alta en buscadores de internet gratis en 5 minutos»