Branding para restaurantes: El sabor de la marca

Solo necesitas dar un paseo por tu ciudad y fijarte en los restaurantes que te encuentres para darte cuenta de que algo ha cambiado. Efectivamente, el branding para restaurantes cada vez está más presente en el diseño no solo de los locales, sino de toda su identidad visual. Desde los menús hasta la vajilla, cada elemento de la imagen de un restaurante conforma una marca que transmite una serie de valores y se posiciona como única dentro de un mercado muy competitivo.

Porque la realidad es que restaurantes hay muchos, así que ser el elegido por una familia que busca un sitio para comer no es sencillo. No obstante, destacar entre las muchas opciones y atraer al público correcto no es solo cuestión de suerte, sino de desarrollar una buena estrategia de branding.

Un gran ejemplo de ello es DiverXO. Un restaurante Estrella Michelín famoso no solo por su espectacular menú, sino también por una identidad que lo representa y hace que, hasta quienes nunca reservarán mesa, lo identifiquen.

¿Tienes un restaurante y quieres posicionarlo con éxito? Quédate a leer nuestro artículo, donde daremos consejos para justamente eso.

“Una marca para una empresa es como la reputación para una persona. La reputación se gana intentando hacer bien las cosas difíciles”.

— Jeff Bezos

Una marca para una empresa es como la reputación para una persona - HolaQueTal.es
Una marca para una empresa es como la reputación para una persona – HolaQueTal.es

¿Por qué es importante el branding para los restaurantes?

Solo en España (según datos de 2022) hay 270.000 restaurantes. Esa cifra no solo nos habla del gusto por la buena gastronomía de los españoles, sino de lo competitivo que es este ámbito y lo fácil que es pasar desapercibido y ser “un restaurante más”.

En cambio, tenemos muchos ejemplos de restaurantes que triunfan por ofrecer algo diferente más allá de su menú y por convertirse en marcas. Por supuesto, la calidad del producto y que este refleje los valores de la empresa es imprescindible, pero también lo es crear un universo único y lleno de sabor.

Hablábamos de DiverXO, pero no hace falta tener los medios ni el lujo de un Estrella Michelín para destacar. Si no, piensa en negocios como Superchulo, Sala de Despiece o Parking Pizza. Todos ellos negocios locales que han trabajado su estrategia de branding para restaurantes como medio de diferenciación y posicionamiento.

 

Más que un menú, un universo

Solo viendo la carta de un restaurante, sin leerla ni comprobar los ingredientes de cada plato, ya puedes hacerte una idea de qué tipo de restaurante es. Los colores, el logo, el diseño o incluso la tipografía dan pistas al cliente de si está a punto de comer comida vegana, típica mexicana o un brunch “a la moda”.

El objetivo de cualquier estrategia de branding es dejar huella en la mente del consumidor incluso antes de que este, en el caso de un restaurante, pruebe el menú.

Por lo tanto, no solo la comida debe reflejar la identidad del restaurante, sino todo lo demás. ¿Y qué es “todo lo demás”? Como decíamos, el diseño de la carta, pero también la decoración del restaurante, su vajilla o los posts en redes sociales.

En el caso de DiverXO, estamos ante un restaurante “rebelde” que construye los platos desde una experimentación extrema y combinando opuestos, haciendo de lo inesperado algo “normal”. Su identidad de marca refleja justamente eso. Si echas un vistazo a sus redes sociales o a su web, te encontrarás diseños, eslóganes o imágenes que podrían catalogarse como poco “estéticas” e incluso “excéntricas”. Sin embargo, en lugar de criticarlos, cualquier experto te diría que son exactamente lo que la marca necesita.

 

Atraer al público adecuado

Igual que para cualquier otra marca, en el branding para restaurantes hay que definir cuál es el buyer persona, es decir, a qué tipo de comensal nos estamos dirigiendo.

Quizá el branding de DiverXO sea demasiado “moderno” para un cliente “tradicional” que acude con cierta frecuencia a otros Estrellas Michelín. Sin embargo, el restaurante de Daviz Muñoz no se dirige a esa audiencia acostumbrada a experimentar dentro de unos límites. En cambio, con su imagen rebelde pretende atraer a esa nueva generación de gourmets más jóvenes y con un buen poder adquisitivo que quiere adentrarse, a lo grande, en el mundo de la alta cocina.

En definitiva, el branding para un restaurante debe estar alineado con lo que el público espera de él. Igual que la innovación estética y experiencial funciona para DiverXO, en el caso de un restaurante más local la clave estará en una imagen simple y castiza que haga sentir bienvenido a un tipo de comensal más tradicional y del barrio.

Atraer el público adecuado - HolaQueTal.es
Atraer el público adecuado – HolaQueTal.es

 

La importancia de transmitir una imagen de calidad

El branding para restaurantes tiene el objetivo de transmitir una imagen y, aunque esta pueda variar en cuanto a valores, siempre querrá lograr ser asociada con la calidad.

Por supuesto, y recordando que cada negocio tiene un tipo de público, el concepto de calidad puede variar. En el caso de DiverXO la calidad se basa en la innovación, mientras que para un restaurante tipo Flax&Kale, la calidad se medirá por la frescura de los ingredientes.

En cualquier caso, un branding bien cuidado otorga prestigio a un restaurante, transmitiéndole al cliente la idea de que su experiencia será satisfactoria y que, por lo tanto, debe elegir comer ahí.

Piensa en las veces en las que te has levantado de una mesa porque tardaban en atenderte. O en cómo te has fiado de un rápido vistazo a las redes sociales para saber si ese restaurante tenía el ambiente que te atraía. Porque la realidad es que, aunque lo importante es la comida y es ella la que determina finalmente la calidad de un sitio, hasta que no llega y hace su pedido, un cliente solo puede valorar un restaurante y decidirse entre varias opciones según lo que percibe a través del branding.

 

Consejos para el branding de los restaurantes

El branding para restaurantes, como hemos visto, es clave para atraer clientes y destacar entre tantas opciones. El primer consejo siempre será trabajar una identidad de marca fuerte que, luego, quede impregnada en todo aquello que forme parte de la marca.

No obstante, estas son estrategias aptas para cualquier tipo de negocio, por eso en este apartado queremos compartir una serie de consejos específicos para empresas gastronómicas que quieren dejar su huella en el mercado y en las mentes (y estómagos) de sus clientes.

 

1. Incrementar la lealtad del cliente mediante programas de fidelización

¿Alguna vez has ido a un restaurante o cafetería y te han dado una de esas tarjetas por puntos? Normalmente, te sellan esa tarjeta cada vez que vas y, cuando acumulas unos diez sellos, recibes una comida gratis.

Esta es una estrategia de branding para restaurantes que favorece la fidelidad de los clientes. Aunque estos clientes acudan solo para conseguir algo gratis, como marca tendrás la ocasión de impactar en ellos hasta diez veces, una oportunidad única que se traducirá en un mejor posicionamiento y una mayor lealtad más allá del programa de puntos.

Por supuesto, también puedes aprovechar lo digital para poner en marcha programas de fidelización. Un ejemplo sería potenciar que el público te siga en redes sociales, donde se promocionan las novedades u ofertas.

 

2. Cuidar la experiencia del cliente

Cuando comemos fuera queremos vivir una experiencia culinaria diferente a la que viviríamos en casa. Esto no quiere decir que esperemos la exclusividad de un Estrella Michelín, pero sí algo diferente.

De ese “algo diferente” en la experiencia del cliente se ocupa el branding para restaurantes, y puede tomar muchas formas. Estas son algunas:

  • Garantizar que la espera para que te atiendan y te sirvan no será muy larga.

 

  • Ofrecer algún aperitivo gratis para ir abriendo boca.

 

  • Facilitar toda la información posible sobre alérgenos, ingredientes, menús especiales…

 

  • Cuidar todo lo que rodea a la comida (como la vajilla, la mantelería o las sillas).

 

  • Permitir que el cliente se lleve a casa la comida que le sobre (e incluso ofrecerlo si no lo pide directamente) y darle para ello envases adecuados.

 

  • Realizar una escucha activa de las reseñas, opiniones y quejas de los clientes (se hagan en el medio que se hagan) y utilizarlas para mejorar la experiencia.

 

  • Proporcionar un sistema de reserva sencillo y siempre actualizado.

 

3. Coherencia y consistencia como prioridad

La consistencia de marca no solo se refleja en la coherencia de todos los elementos del branding. Va mucho más allá de que los colores combinen entre sí o de que la tipografía concuerde con la imagen de la marca.

Imagina lo poco consistente que sería un restaurante reconocido y posicionado por el uso de ingredientes naturales y frescos, pero que luego sirve las bebidas con pajitas de plástico. No solo sería poco sostenible, sino que chocaría frontalmente con los valores de la marca y resultaría confuso para los clientes.

 

4. El poder de la foto y de las redes sociales

La comida entra por los ojos, y esto es algo que los expertos en branding para restaurantes tienen muy en cuenta.

Siendo así, es fundamental hacer fotos no solo “bonitas” de los platos, sino muy sensoriales y de calidad. De este modo, las imágenes que luego se usen en redes sociales, web o campañas de publicidad, serán capaces de comunicar el sabor del alimento y también el sabor de la marca.

Volviendo al ejemplo de DiverXO, las fotos promocionales no se limitan a mostrar el plato, sino a hacerlo de una manera representativa. En su caso, se enseña el alimento en crudo, lo que resulta más excéntrico. En cambio, un restaurante que pone su valor en la cocina de toda la vida, tradicional y casera, optará por imágenes en las que se vean las manos de las cocineras y que resulten, así, más humanas.

 

5. Mostrar a las personas que hay detrás

Incluso cuando estamos ante el branding para restaurantes como el de DiverXO, donde la comida es el centro, es crucial la humanización. Al fin y al cabo, quién hay detrás de una marca gastronómica importa bien porque aporta valor (como en el caso de un restaurante de toda la vida), o bien porque actúa como un reclamo (los restaurantes de alta cocina triunfan al tener detrás a Daviz Muñoz, Ferran Adrià, los hermanos Roca o cualquier otro nombre reconocido).

En este sentido, es aconsejable crear una historia de marca que consiga conectar con el público y aportar valor. Daviz Muñoz ha hablado en varias ocasiones sobre su evolución y los retos a los que se ha enfrentado, lo que ha puesto la atención y el prestigio sobre su persona y sobre su cocina.

Otro ejemplo podría ser el de Superchulo, un restaurante madrileño cuya dueña siempre se ha mostrado en redes para enseñar qué hace especial a su negocio y por qué lo decidió así.

No olvidemos que comer es un acto muy íntimo y personal que se suele realizar en el hogar. Aunque nos guste de vez en cuando salir a un restaurante, seguimos apreciando ese aspecto humano. Si no, piensa en todas las veces que has repetido en un sitio por lo bien que te trató un camarero.

 

¿Eres un restaurante buscando crear un branding impactante? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Branding y la experiencia del cliente: Creando conexiones

Comprar ya no es una simple transacción. Cuando entramos en una tienda o echamos un vistazo a un e-commerce, queremos que el universo de la marca nos atrape y entender no solo qué estamos comprando, sino a quién, cómo y por qué. Es por ello que las marcas priorizan desde los últimos años una estrategia conjunta de branding y experiencia del cliente.

A esta unión se le ha empezado a conocer como “Brand Experience” y consiste en generar experiencias de marca únicas, inolvidables y diferenciadoras que pongan al cliente en el centro.

Desde pasar por delante de un escaparate hasta recibir una compra en un packaging exclusivo, cada punto de contacto que una persona tiene con la marca debe dejar huella en su memoria. Una huella que le hará percibir el propósito y los valores de la marca y que será determinante para su visibilidad y su posicionamiento.

La experiencia del cliente es el próximo campo de batalla - HolaQueTal.es
La experiencia del cliente es el próximo campo de batalla – HolaQueTal.es

 

¿Cómo la experiencia del cliente puede reforzar el branding?

Si tuvieses que definir cómo es una marca o cuál es tu percepción de ella, ¿a qué recuerdos acudirías? Con total seguridad, pensarás en las veces que has comprado en ella, en esa vez que entraste a mirar a una de sus tiendas o en la última campaña en redes que han lanzado.

Sin duda, cuando marca y consumidor (termine o no comprando) se encuentran, se crea una relación, aunque sea momentánea. Por lo tanto, si el encuentro constituye una experiencia positiva para el cliente, la relación irá por el buen camino. Con cada nuevo encuentro, se avanzará en ese camino y el cliente irá interiorizando cuál es la identidad de la marca, es decir, cuál es su branding.

 

La identidad de marca a través de la experiencia del cliente

Cuando el ambiente de una tienda es acogedor o cuando llamar al servicio al cliente de una empresa no se convierte en una odisea, la experiencia del cliente es buena y es la esperada.

Sin embargo, cuando se va un paso más allá y la marca se preocupa de que aquello que la representa impregne cada contacto con el cliente, la experiencia es memorable. Esto implica que no solo se recuerde por lo efectiva que es, sino por cómo hizo sentir a la persona y por cómo la marca se construyó ante sus ojos, transformándose en un ente con unos valores, unos colores, un tono de comunicación…

 

Un paso más allá

Las expectativas del cliente son unas, y la marca no solo debe cumplirlas, sino que debe superarlas. Esta es una de las recomendaciones para aunar branding y experiencia del cliente. En la sorpresa, en el ir un paso más allá, es donde está el elemento diferenciador y donde la marca puede probar que no es como el resto.

¿Cómo aportar ese valor añadido? Primero, asegurando que lo que añade siempre es consistente con cómo es la marca y que, de hecho, la resalta.

Un ejemplo sería el de Mapfre, una aseguradora que promete efectividad y la cercanía de su servicio, facilitando la comunicación a través de WhatsApp. Otro ejemplo sería el de LZF, la marca de diseño de lámparas reconocidas por crear ambientes únicos, que sigue innovando para crear un producto aún más acogedor gracias a su luz regulable.

 

La base del branding y la experiencia del cliente

El Brand Experience se fundamenta en las asociaciones que el cliente hace sobre la marca cuando se encuentra con ella. Por esto es importante que la marca trabaje la experiencia al cliente desde el branding, pues, de no hacerlo, esas asociaciones puede que no concuerden con lo que se quiere transmitir.

En el caso de los ejemplos anteriores, usando WhatsApp Mapfre es asociada con efectividad y cercanía, tal y como quiere. Por su parte, LZF Lamps se vincula con ese valor de lo artesanal y lo acogedor que, por mucho que crezca e innove, sigue manteniendo como core values de la marca.

¿Cómo potenciar esas asociaciones? Generalmente, se pueden hacer a través de cinco formas:

  • Pensamiento: asociando conceptos que, a su vez, representen los objetivos de la marca (por ejemplo, LZF y lo artesanal).

 

  • Sensación: uniendo la marca a algo que se siente a través del olfato, el gusto, el oído, el tacto o la vista (el mejor ejemplo es el sonido de inicio de Netflix, que es ya inconfundible y forma parte de su branding).

 

  • Sentimiento: la marca busca (y logra) generar una emoción y vincularse a ella (Coca-Cola y la felicidad, sobre todo con sus anuncios navideños).

 

  • Actitud: el ejemplo más claro y sonado es el de Apple, que se asocia a esa actitud proactiva por mejorar la vida del cliente con productos innovadores y un servicio técnico siempre disponible.

 

  • Conexión: o, dicho de otra manera, el sentido de pertenencia, de modo que la marca se asocia con un movimiento del que los clientes quieren formar parte (por ejemplo, los Good Rebels de Heura).
La base del branding y la experiencia del cliente - HolaQueTal.es
La base del branding y la experiencia del cliente – HolaQueTal.es

 

¿Por qué aplicar una estrategia de branding y experiencia del cliente?

Aunque hemos hablado mucho de la diferenciación como la gran ventaja de juntar el branding y la experiencia del cliente, hay mucho más:

  • Fidelización: cuando un cliente se siente a gusto en el universo de una marca, la percibe como de confianza y acude a ella más de una vez.

 

  • Valor: una marca ya no es solo una empresa con un logo, es todo el universo que construye a su alrededor para ser “algo más”. Un “algo más” que transmite a sus productos.

 

  • Visibilidad: una experiencia del cliente identitaria y única impacta incluso a quienes no terminan siendo clientes. Por ejemplo, puede que no bebas Coca-Cola, pero la asocias con ciertos valores y, muy probablemente, pensarías en ella si te preguntasen por el nombre de una marca de refrescos.

 

Cómo mejorar la experiencia del cliente para reforzar tu marca

La estrategia de branding y experiencia del cliente debe trabajarse de manera específica, y el primer paso para hacerlo es comprender por qué es útil, beneficiosa y necesaria.

Esto es algo que ya hemos abordado en la primera parte de este artículo, así que, a continuación, vamos a centrarnos en cómo mejorar la Brand Experience.

 

1. La autocrítica como punto de inicio

Para saber cómo se puede mejorar el branding y la experiencia del cliente, es imprescindible entender qué está fallando.

En este sentido, no solo hay que identificar dónde la experiencia no está siendo buena, sino dónde no está siendo excepcional. Volvemos a aquello de superar las expectativas: es fundamental solucionar lo que está mal y perfeccionar lo correcto.

Sin embargo, no es tan fácil detectar aquello que está bien, porque el ojo lo tenemos entrenado para ver aquello que, simplemente, falla. Nuestro consejo es revisar todo el viaje que una persona puede hacer con la marca, es decir, cada punto de contacto. Luego, hacerse la pregunta de ¿qué podría hacer aquí que fuese único y que representase los valores de la marca?

En ocasiones, por cuestión de logística o presupuesto, no podrá hacerse nada, pero en otras sí. Por ejemplo, el simple hecho de imprimir unas postales con un mensaje bonito que incluir en el packaging. O dedicar un poco más de tiempo a pensar qué tipo de música está más en consonancia con el estilo de la marca para ponerla en las tiendas.

 

2. Los valores de la marca y los valores percibidos

¿Qué dicen y qué creen los consumidores (sean o no clientes) sobre la marca? Es importante saber sus opiniones, no lo que la marca cree que opinan sobre ella.

Encuestas, focus groups, entrevistas 1:1… Son acciones que pueden ponerse en marcha para conocer de primera mano cómo el público objetivo percibe a la marca. ¿Concuerdan las asociaciones que hace la audiencia con aquello con lo que quiere ser asociada la marca? Si la respuesta es no, o no del todo, la estrategia de branding y experiencia del cliente debe centrarse en transmitir esos valores.

Permite que tus clientes participen en la creación de la Brand Experience gracias a sus comentarios. Por otro lado, define con exactitud cuál quieres que sean la sensación, la emoción, la idea y la actitud con la que asocien a la marca, y valora si coinciden con la percepción general.

Los valores de la marca y los valores percibidos - HolaQueTal.es
Los valores de la marca y los valores percibidos – HolaQueTal.es

 

3. La simplificación para lograr concisión

Una marca siempre tiene mucho que comunicar y muchas maneras de hacerlo, pero es importante que la experiencia del cliente no se pierda en demasiados estímulos o muy variados.

Esta simplificación no solo hace más efectiva la estrategia de branding para que la marca se perciba y se asocie adecuadamente, sino que también ayuda al cliente.

Por ejemplo, imagina que llamas al servicio de atención al cliente de una empresa. Antes de que te cojan, suena una larga grabación en la que te informan de los core values de la marca. Aunque este mensaje esté creando marca, a ti, en ese momento, te molesta porque lo que quieres es hablar con alguien y solucionar tu consulta.

 

4. El retorno de los cambios

Toda decisión de branding y experiencia del cliente será buena cuando tenga un resultado.

Siendo así, es fundamental medir esos resultados para evaluar si, verdaderamente, las mejoras están ocurriendo. Puede darse el caso de que se esté llevando a cabo un cambio en el tono de comunicación de los emails de soporte, pero que este cambio no esté influyendo en la percepción del valor de la marca.

Este caso no resultaría muy comprometido porque no se ha necesitado una gran inversión de dinero. Sin embargo, puede haber acciones que sí se lleven parte del presupuesto y que no estén repercutiendo en resultados. De ser así, debe corregirse, lo que no tiene por qué implicar revertir la situación.

Un ejemplo sería el de una marca que decide, para ser percibida como sostenible, cambiar su packaging a uno de materiales reciclados. No obstante, tras una encuesta a varios clientes, los resultados siguen indicando que “sostenible” no es un valor que se asocie a la marca. Quizá el problema no es el packaging, que podría seguir siendo sostenible (pues, además, es lo que indican las tendencias), pero sí el hecho de que, en otros puntos de la experiencia del cliente, no se está transmitiendo ese valor de sostenibilidad.

Medir el rendimiento de la estrategia es, en definitiva, imprescindible para poder seguir mejorando y creando una marca excepcional en su branding y la experiencia del cliente.

 

¿Quieres reforzar tu marca a través de la experiencia del cliente? ¡Déjanos un comentario!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

En tu barrio: La importancia del SEO local

Una empresa, especialmente aquella que ofrece un servicio físico, quiere ser visible para aquellas personas que tiene cerca. Estar en el momento adecuado en el lugar adecuado, aumenta las posibilidades de que la empresa sea elegida por el consumidor. Para lograr esa visibilidad, la clave está en optimizar el SEO Local.

Si tu negocio tiene un establecimiento físico y quieres que reciba más visitas cualificadas, es decir, con una alta probabilidad de que las visitas se conviertan en clientes, debes apostar por el posicionamiento local.

“El SEO local es primordial para el éxito de las pequeñas empresas”.

— Ali Salman

El SEO local es, por tanto, una “vertiente” del SEO dedicada a hacer que tu empresa aparezca cuando una persona que está cerca de ti, busca aquello que ofreces.

Ali Salman
Ali Salman

¿Qué es el SEO local?

Si todavía no tienes claro qué es el SEO local, déjanos que te lo mostremos con un ejemplo.

Primero, saca tu móvil (o entra al buscador de Google desde cualquier otro dispositivo). Ahora, busca “restaurante” (u otro servicio o producto en el que tengas interés, como “flores”). Los primeros resultados orgánicos, con casi total seguridad, serán de restaurantes que estén en la misma región que tú. ¡Incluso a solo dos pasos de dónde tú estás ahora mismo!

Para que esos restaurantes aparezcan, han tenido que trabajar su estrategia de SEO local, de modo que el algoritmo entienda que son interesantes y están próximos al usuario.

El SEO local como estrategia

Bajo el paraguas del SEO local encontramos todas aquellas estrategias dirigidas a hacer que la marca sea más visible cuando posibles clientes buscan soluciones relevantes y cercanas a una ubicación concreta.

Aunque el SEO generalmente se enfoca en el posicionamiento de un sitio web, el SEO local suele centrarse en optimizar la visibilidad online de la ficha que la marca tiene en Google My Business. La razón es que estas fichas, y no la web, son las que aparecen en el mapa, la aplicación que el usuario utiliza para buscar que hay cerca.

La ubicación y la intención de búsqueda: dos elementos fundamentales del SEO local

Aquello que distingue el SEO local del SEO genérico es el componente de ubicación. Veámoslo con un ejemplo sencillo.

  • Si buscas “ropa deportiva”, los resultados que aparecerán serán de tiendas cuyas webs están bien posicionadas, sin importar cómo de cerca o de lejos están de ti.
  • Si, en cambio, lo que buscas es “ropa deportiva en Madrid” o si esta búsqueda la haces desde un dispositivo móvil, el algoritmo detecta que tu intención de búsqueda es la conocida como “visit in person”, es decir, buscas una ubicación física. Es por ello que los resultados serán de tiendas físicas de Madrid y cercanas a ti.

Las palabras que indican un lugar (el nombre de una ciudad o preposiciones y locuciones preposicionales tipo “en”, “cerca de”), activan el algoritmo de SEO local para mostrar resultados optimizados para ello.

Pero el algoritmo, como hemos visto en el ejemplo, no solo tiene en cuenta las palabras, sino también la intención de búsqueda. Entiende que cuando un usuario busca “ferretería” o “pizza”, lo hace porque quiere encontrar un establecimiento que venda ese producto o servicio. Además, gracias al uso de smartphones que registran la ubicación, Google ya no necesita que el usuario especifique un sitio concreto en su búsqueda.

La ubicación y la intención de búsqueda
La ubicación y la intención de búsqueda

Por qué deberías trabajar el SEO local

Si una persona busca aquello que tu empresa ofrece y está cerca de ti, las posibilidades de que ese usuario se convierta en visita y luego en cliente son altas. Pero para que así sea, es imprescindible ser visible y posicionar en esa búsqueda de SEO local.

Google quiere que las personas descubran su barrio y los establecimientos comerciales que pueden cubrir sus necesidades. Esto es algo que los negocios locales pueden, y deben, aprovechar. Quizá no les resulte fácil competir en el SERP con gigantes como Amazon, pero la búsqueda local es para ellos, así que es conveniente centrar esfuerzos en optimizar ciertas estrategias.

Los beneficios, como venimos adelantando, son muchos:

  • Mayor visibilidad en una región concreta: superando en muchos casos la visibilidad que en esa región pueden tener otros competidores.
  • Mayor conversión: cuando un usuario hace una búsqueda local, lo hace predispuesto a la conversión (por ejemplo, si busca “karaoke” lo hace porque está buscando un karaoke al que acudir). Un estudio de Google demuestra que, efectivamente, las tasas de conversión en el SEO local son altas.
  • Atracción de nuevos públicos: los negocios locales en ocasiones solo son conocidos por clientes ya existentes y recurrentes. El SEO local es una oportunidad de aparecer en el radar de una audiencia diferente.

Cómo optimizar tu sitio web para el SEO local

Hasta ahora, en este artículo hemos explicado la importancia del SEO local. Es, pues, el momento de entender qué estrategias poner en marcha y optimizar para lograr esa visibilidad local y atraer clientes a nuestros establecimientos de marca.

Para ello, en primer lugar debemos terminar de entender cuáles son los factores que posicionan, es decir, aquellos que los algoritmos tienen en cuenta para organizar los resultados de las búsquedas locales.

Cómo funciona el SEO local: los factores de posicionamiento de Google

¿Cómo muestra Google los resultados del SEO local? Igual que en el SEO genérico tiene en cuenta los parámetros EEAT, en el local considera unos factores específicos que permiten detectar qué establecimientos responderán mejor a las necesidades del usuario.

Lo primero es comprobar cómo se muestran esos resultados, ya que no lo hacen de una sola manera. En la página de resultados se distinguen varias secciones:

  1. Enlaces promocionados, es decir, aquellos que provienen de Google Ads.

    enlaces promocionados búsqueda local

     

  2. Listado de establecimientos + mapa: estos resultados ya no son pagados, sino que han posicionado de manera orgánica. En un primer momento, solo son visibles los tres resultados que Google considera más relevantes, pero haciendo clic en la etiqueta “Más sitios”, la lista se amplía.

    mapa seo local

  3. Enlaces orgánicos: después del mapa, Google muestra resultados web tal y como aparecerían en una búsqueda normal. Aunque algunos de estos enlaces puedan coincidir con las empresas mostradas en el mapa, el orden no tiene por qué ser el mismo, ya que los factores de posicionamiento para el SEO local son diferentes a los del SEO normal. En el caso de la búsqueda “ropa Madrid”, se ve claramente como el mapa muestra resultados locales (es decir, establecimientos físicos en una ubicación concreta) y la sección de enlaces orgánicos está conformada de resultados genéricos que ni siquiera son tiendas, sino webs que han posicionado por las palabras “ropa Madrid”.

    resultados organicos bsuqueda local

¿Cuáles son factores de posicionamiento local?

  • Proximidad: la distancia entre el negocio y el usuario (o la ubicación que este introduce en la búsqueda). Google, por lo tanto, valora cómo de cerca está un establecimiento para determinar su relevancia.
  • Prestigio: Google “mide” la autoridad y la reputación de una marca a través no solo de las reseñas en Google My Business, sino también del link building o del posicionamiento orgánico de la web asociada (es decir, que indirectamente se tiene en cuenta el EEAT). Cuant mayor prestigio, mejor será el posicionamiento local.
  • Relevancia: el algoritmo analiza la ficha de negocio para detectar palabras que definan a dicho negocio. Si una persona utiliza alguna de estas palabras en su búsqueda, se entiende que lo que ofrece la marca es compatible con lo que busca el usuario.

Cómo hacer SEO local y optimizar tu sitio para ello

Si tienes un establecimiento y quieres hacerlo visible para la gente del barrio o para cualquier persona que, en un momento dado, pueda estar cerca y visitarlo, es momento de crear una estrategia de SEO local.

Esto no quiere decir que debas abandonar el resto de acciones de posicionamiento SEO, sobre todo si también dispones de un e-commerce con el que llegar a un público más amplio. No obstante, sí debes apostar por atraer clientes a tu local y explotar esa otra faceta de tu negocio.

Optimiza la ficha de Google My Business

Hemos explicado que esta ficha es uno de los elementos que Google tiene en cuenta a la hora de ordenar los resultados para búsquedas locales.

En consecuencia, la ficha de tu empresa debe estar completada y optimizada para aparecer en esa página de resultados:

  • Introduce todos los datos esenciales (ubicación, nombre, horario, teléfono, página web…).
  • Añade fotos y vídeos para demostrar la confiabilidad del sitio.
  • Publica actualizaciones de la empresa en modo posts.
  • Ve un paso más allá y utiliza también otras secciones en apariencia secundarias, pero igualmente de gran importancia (la sección de preguntas frecuentes o las fichas de producto).

Además de llevar a cabo estas acciones, es recomendable que, dentro de lo posible, los contenidos y textos publicados en la ficha incorporen las palabras clave que los usuarios suelen usar en las búsquedas locales. Por ejemplo, si tienes un restaurante especializado en paellas en Barcelona, utiliza términos como “paella”, “arroz”, “comida típica”… Además de otras palabras que caractericen tu negocio y sean relevantes para posibles clientes (“rapidez”, “buen servicio”, “con reserva”, etc.).

Optimiza la ficha de Google My Business

Pide a tus clientes que dejen reseñas

Google valora positivamente que el negocio haya sido reseñado. Es importante mencionar que no solo considera las opiniones en Google My Business, sino también en otras plataformas como TripAdvisor o Facebook.

El algoritmo no solo detectará si la reseña es positiva o negativa, sino también qué se dice en esa reseña. La aparición de algunas palabras clave ayudará a que tu negocio local posicione en búsquedas que contengan esos términos.

Por supuesto, las buenas palabras sobre tu negocio no solo convencen a Google, sino también a tus clientes. Asegúrate, pues, de que los clientes valoren tu establecimiento para aparecer entre los primeros resultados y para convencer al usuario.

Como último apunte, recuerda que contestar los comentarios de tus clientes, sean estos buenos o malos, también mejora la imagen de tu negocio.

Genera backlinks locales y de calidad

Hemos visto que el link building, es decir, que otros sitios mencionen tu negocio, es valioso también para el SEO local. Lo es especialmente cuando esos sitios que enlazan al tuyo también son “del barrio”. Si es así, Google entenderá que tu negocio tiene relevancia y autoridad en la zona.

Busca, por lo tanto, que otras empresas cercanas, pero también medios de comunicación (como el periódico local), hagan referencia a tu establecimiento. Como es lógico, para que esas apariciones contribuyan a la imagen de tu marca y a su posicionamiento en búsquedas locales, debes asegurarte de que el nombre y la dirección están correctamente escritos.

Enfoca tu estrategia de marketing de contenidos en los locales

Si tu objetivo es ser el local más visitado y querido de tu barrio, crea contenido para esos clientes locales. Piensa, por lo tanto, en contenidos que interesen a personas que están en la misma ubicación que tú.

Vamos a verlo con un ejemplo. Si tienes un restaurante ubicado en Girona, un contenido local sería un post en el que recomiendas planes para hacer en la ciudad y que incluyen comer uno de tus menús estrella. Un contenido enfocado al público general sería un post compartiendo una de las recetas de ese menú.

Invierte en un diseño responsive

La importancia de una buena estrategia de Mobile SEO es aún mayor cuando hablamos de SEO local. ¿La razón? Gran parte de las búsquedas locales se realizan desde dispositivos móviles, por lo que es fundamental que, en caso de que el usuario visite la web de tu establecimiento, esta sea navegable.

Comprueba aspectos de carácter técnico como la velocidad de carga o la adaptabilidad a la pantalla, pero también que la página muestre desde un primer momento la información más relevante (por ejemplo, dirección, teléfono para reservas y enlaces a los menús). Piensa que ese posible cliente está haciendo la consulta en movimiento y quiere encontrar lo que busca de manera rápida y sencilla.

 

¿Quieres mejorar tu SEO local y necesitas ayuda para poner en marcha todas estas acciones? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Domina el arte del Branding y convierte tu negocio en una marca de Éxito que deje huella

Hace unos años se puso de moda un juego para el móvil que consistía en ver logos y adivinar el nombre de la marca. ¿Lo recuerdas? Además de entretenido, sirve como prueba de cómo dominar el arte del branding puede hacer que una marca sea un éxito y, sobre todo, sea recordada.

Porque ese juego demostró, aunque parezca contradictorio, que una marca es mucho más que un logo. ¿Cómo es eso posible? Porque aquellas que los usuarios reconocían más rápido eran aquellas marcas que a su alrededor habían construido todo un universo que dejaba huella en los consumidores.

Ese es precisamente el poder del branding: lograr que una marca sea reconocible, identificable y genere una conexión.

«Una marca exitosa no solo vende productos o servicios, sino que también crea una conexión emocional con sus clientes»

Simon Sinek

Si tú también quieres dominar el arte del branding y crear un negocio exitoso y memorable, sigue leyendo y déjanos descubrirte el secreto de las marcas que dejan huella.

 

El Arte de la Primera Impresión: Cómo el Branding Puede Preparar el Terreno para el Éxito Empresarial

La primera impresión que un consumidor tiene de una marca puede llegar de muchas maneras: a través de una fotografía en redes sociales, de un anuncio en la tele, de una reseña en internet o de la recomendación de un amigo. Que todas esas fuentes transmitan el mismo mensaje y una percepción positiva de la marca es tarea del branding.

¿Qué es el branding y por qué es fundamental para el éxito empresarial?

Branding no es sinónimo de logo o ni si quiera de identidad visual, aunque mucha gente comete ese error. Bajo el término «branding» se agrupan todas las acciones y estrategias de marca que persiguen generar una imagen y unas emociones concretas de esta.

Por supuesto, estas ideas y emociones siempre son de carácter positivo, pero deben ser más concretas según la identidad de la marca que se intenta transmitir: confianza, seguridad, cercanía, profesionalidad, modernidad…

 

Prepararse para el Éxito

 

Aunque pueda parecer repetitivo, volvemos a insistir en «ideas y emociones», porque son dos palabras claves para entender que un buen branding no solo se preocupa por la mente del consumidor (es decir, por la idea de la marca que este tiene), sino también por su corazón (esto es, la emoción que la marca le genera).

¿Cuál es tu marca de ropa favorita? Cuando piensas en ella seguro que el nombre despierta una serie de imágenes, sentimientos y recuerdos en tu mente. No solo piensas en una camiseta o en cualquier otro producto, sino en la primera vez que compraste ahí, en cómo fue la experiencia, en el estilo de esa ropa que tanto te gusta… Además, todos esos inputs seguro que tienen elementos en común que identifican la marca y logran que no puedas confundirla con otra.

Elementos clave del branding

Elementos clave del branding

Con ese primer ejemplo de tu marca favorita ya has podido darte cuenta de que el branding implica muchos elementos y que es el conjunto de ellos el que crea el valor de una marca:

  • Propuesta de valor: lo que la marca promete «dar» al consumidor ya no puede ser solo un producto o servicio, sino que asociado a este debe haber un valor que impacte y humanice. Un ejemplo es Coca-Cola, que promete la felicidad y no simplemente una bebida. Esta propuesta debe poder recogerse en un slogan («destapa la felicidad»).

 

  • Personalidad: las marcas actuales son humanas, y por eso en su estrategia de branding debe prestarse atención a desarrollar su personalidad.

 

  • Nombre: está claro que el nombre es importante, y al escogerlo una empresa debe valorar que sea evocador y único.

 

  • Logotipo: igual que el nombre, debe transmitir la identidad y el valor de la marca, buscando que sea lo suficientemente simple para ser recordado pero a la vez complejo para ser memorable.

 

  • Colores: la psicología del color es fundamental en este sentido, pues un color u otro puede transmitir emociones diferentes. Por ejemplo, el negro es seriedad, mientras que el verde naturaleza (por eso muchas marcas comprometidas con el medio ambiente lo incluyen en su branding).

 

  • Tono de comunicación: una marca tiene una voz representativa y con ella hablará a los consumidores. Si una marca quiere posicionarse como seria, utilizará la tercera persona y un estilo más directo, mientras que una marca que quiere ser vista como joven hablará en primera persona y con una mayor adjetivación.

 

  • Experiencia: cada vez que el consumidor interactúe con la marca, ese contacto debe ser consistente con el branding y transmitir el valor de la marca. No puede ser que los establecimientos de una empresa posicionada como «profesional» estén desordenados.

 

Pasos para convertir tu negocio en una marca de éxito

No hay un método científico que pueda aplicarse para lograr una marca de éxito. Leer las historias inspiradoras de personalidades como Steve Jobs no hará que tu negocio prospere y sea memorable.

La realidad es que todo el mundo puede tener un negocio, pero solo quienes realmente apuestan por una estrategia de marketing digital y branding pueden construir una marca de éxito. Porque la verdad es que sin una buena identidad de marca, consistente, cautivadora y que perdure en el tiempo, el consumidor no se convertirá en un cliente fiel.

El proceso para llegar allí implica trabajo y dejar de pensar en la empresa como una marca registrada bajo un nombre o un logo, y empezar a considerarla un ente que debe conectar a un nivel profundo con quien se encuentre con ella.

 

Encontrando al buyer persona

El primero paso para construir una marca de éxito es entender que ese éxito se dará gracias a los consumidores. Para que así sea, es importante que la marca responda a las necesidades del consumidor y lo haga de una manera única.

Es por ello que hay que definir quién es el buyer persona o público objetivo. Es importante tener información específica (basada en datos reales o hipótesis probadas) de cómo es, desde sus características, hasta sus necesidades pasando por su estilo de vida.

Cuanto más precisa sea la descripción del comportamiento de ese cliente ideal, mejor podrá construirse la marca y orientarse la estrategia de branding, pues todas las decisiones se tomarán pensando en esa persona que luego conectará (y comprará) con la marca.

 

Investigación del mercado

Una vez se tiene clara la audiencia hacia la que la marca se dirige, hay que comprobar cuáles son los competidores. Esto es importante porque apenas hay segmentos de mercado totalmente vacíos y sin competencia.

Es por ello que resulta imprescindible analizar esa competencia y su posicionamiento para buscar un hueco en el que nuestra marca pueda diferenciarse con sus valores identitarios, originales y reconocibles.

Identidad de marca propia: encuentra la propuesta de valor

Teniendo claro dónde puede posicionarse la marca respecto a los competidores y los consumidores, resulta más fácil definir la identidad de la marca, su visión y su voz. Es importante que estos tres elementos estén alineados y transmitan lo mismo.

Ese «algo» que transmiten es la propuesta de valor, que debe ser única y responder a las necesidades (comerciales y emocionales) del consumidor.

 

Diseña la identidad visual de tu marca

Cuando la identidad de la marca está definida en  un nivel abstracto, es momento de construirla físicamente, es decir, darle forma a través de elementos como el logotipo, los colores de marca o el diseño de los posts en redes sociales. Es un paso fundamental, pues es principalmente a través de la vista que la marca llegará a los consumidores.

Todos esos activos conforman la identidad visual de una marca y no solo deben ser consistentes entre ellos, sino también con los valores de la marca, de modo que todos reflejen la misma identidad.

 

Un branding estratégico y consistente

Cada elemento del branding debe seguir la misma línea. De no hacerlo, la marca se convertirá en un puzle de piezas que intentan encajar entre sí pero sin lograrlo.

Pongamos un ejemplo: piensa en una marca como Milka, cuya personalidad es divertida, cercana e incluso algo infantil. Para ello utilizan como slogan «tierno de corazón» y el morado/lila como color. Ambos elementos reflejan su propuesta de valor: un chocolate dulce que invita a compartir. Ahora piensa en Valor, otra marca de chocolate cuya paleta de colores es más oscura, más seria y más adulta, de ahí surge también su slogan «placer adulto», dando un significado totalmente diferente al alimento y a la marca.

Si cambiásemos el slogan de una marca por el de otro pero manteniendo el resto de su branding, ¿sería raro verdad? Las tonalidades pastel y la tipografía infantil de Milka no hacen pensar en placer adulto, igual que el negro de las tabletas Valor no despiertan ternura precisamente. Estos son dos claros ejemplos de que cuando los activos visuales de una marca no concuerdan entre sí y con el resto del branding, la marca carece de solidez.

 

De la Visibilidad a la Memoria: Cómo el Branding Puede Convertir tu Negocio en una Marca Inolvidable

El objetivo de cualquier marca es resultar inolvidable, que cualquier interacción de un consumidor con ella no sea vista como una más, sino que se recuerde y se valore como positiva.

Es sin duda ser memorable lo que otorga prestigio a una marca. Prueba de ello son empresas como Starbucks, Converse o Vespa, que permanecen en la mente de las personas incluso cuando estas no son consumidoras.

Está claro que pare ser reconocible en el mundo entero se necesita ser capaz de internacionalizar la producción e invertir grandes cantidades en publicidad. No obstante, también se puede llegar a ser una marca inolvidable a menor escala, buscando siempre que el cliente tenga una buena experiencia y se genere una relación emocional que vaya más allá de la compraventa.

 

Cómo dejar una huella duradera en la mente de tus clientes

Uno de los grandes objetivos de cualquier estrategia de marketing y branding es que la marca se recuerde y genere una huella en la mente (y en el futuro comportamiento de compra) del cliente.

¿Por qué es tan importante? Porque los consumidores ya no solo nos guiamos por la etiqueta del precio, sino por aspectos como los valores de la marca (si es sostenible, si apoya a alguna organización solidaria) o la experiencia de compra. La percepción de una marca por lo tanto abarca múltiples factores, y de todos ellos se ocupa directa o indirectamente el branding.

Percepción client et review online

El primer consejo que por tanto podemos darte es considerar siempre al cliente como el protagonista del branding, colocándolo en el centro de las estrategias de administración de marca y evaluando de manera constante cuál es su percepción.

Cómo crear una conexión emocional con el cliente

Los seres humanos nos movemos por emociones, también a la hora de comprar o contratar un servicio. Es por ello que las marcas deben considerar siempre la emocionalidad en la planificación de sus campañas y estrategias de branding.

Lograrlo por lo tanto implica construir una identidad de marca sólida y cautivadora y aplicar estrategias de marketing emocional, como son las siguientes:

  • Apuesta por el storytelling y comunica la visión, la misión y los valores de la marca a través de historias que humanicen y al mismo tiempo sean fáciles de recordar.

 

  • Busca la originalidad: cuando se superan las expectativas del cliente se potencia la conexión emocional, porque esa persona recordará la marca como sinónimo de una experiencia positiva o de una campaña de publicidad única y memorable, por ejemplo.

 

  • Potencia la lealtad del cliente: no se trata de ser un coleccionista de consumidores y hacerse con cuantos más mejor. En cambio, la idea es crear una relación emocional con cada cliente de modo que este vuelva una y otra vez a la marca, la recomiende y se sienta parte de ella. Centra por tanto los esfuerzos de tu marca en mantener clientes en lugar de conseguir nuevos (lo que además es más caro).

 

  • No olvides que lo visual también transmite emociones, por lo que elige colores e imágenes corporativas que transmitan esa emoción que intentas generar.

 

La garantía de un servicio al cliente de 10: clave para una marca de éxito

¿En qué marca nunca volverías a comprar o contratar un servicio? Nos atrevemos a decir que será en aquella en la que tuviste que esperar horas al teléfono, en la que tu pedido no llegaba ni sabías su estado, o en la que su plataforma de comercio electrónico daba fallos. No eres la única persona que ha tomado una decisión drástica tras una mala experiencia, de hecho cuando el servicio al cliente es nefasto, esta se convierte en una razón para dejar de comprar o recomendar una marca.

Está claro que la perfección no siempre es alcanzable, pero hay una serie de estrategias que deben implementarse para lograr que el servicio al cliente sea de 10:

  • Atención omnicanal: no es suficiente con tener un teléfono disponible en horario de oficina, los consumidores entran en contacto con una marca a través de diferentes canales, tanto en línea como presenciales. Por lo tanto, si quieres posicionar tu empresa como comprometida y accesible, no olvides serlo en diferentes espacios, desde Facebook hasta el email pasando por un formulario web.

 

  • Respuestas garantizadas en el mínimo tiempo posible: cualquier comentario de un consumidor debe ser contestado y además sin una larga espera. Por supuesto, esto no quiere decir que por contestar rápido se conteste mal, sino que hay que optimizar el proceso para que este sea de calidad.

 

  • Foco en la solución: puede haber situaciones en las que el cliente no reciba la solución que esperaba para su problema, pero debe a cambio obtener algo positivo, aunque eso simplemente sea la sensación de haber sido escuchado.

 

  • Escucha activa: los equipos de atención al cliente siempre deben estar abiertos a escuchar tanto los buenos como los malos comentarios. Esa información que el consumidor da resulta imprescindible para definir las fortalezas y debilidades de la marca.

 

Crea experiencias de marca, no ventas

La conexión con el cliente se genera a través de la experiencia, no solo de la venta. Por eso como marca no solo hay que enfocarse en vender, sino en aportar y en la experiencia que se crea alrededor de (pero no únicamente en) la venta.

Un ejemplo de esto es Starbucks, que no solo ofrece un buen café, sino todo un ambiente que invita a la creatividad y un equipo de trabajadores que individualiza el trato al cliente simplemente escribiendo su nombre y una carita sonriente en los vasos.

Apple es otro ejemplo de cómo la experiencia cuenta. Los usuarios de iPhone o de ordenadores Mac no destacan solo lo rápidos y eficientes que son los dispositivos, sino el trato que reciben en las tiendas o la sensación de pertenecer a un grupo selecto.

 

Emular a Apple o Starbucks no es complicado si se aplican estos consejos:

  • Presta atención a cada elemento que influye en la experiencia, desde el olor de una tienda hasta el diseño UX y SEO de una web pasando por el lenguaje que usan tus empleados para comunicarse con el cliente.

 

  • Ofrece un valor añadido: este puede ser un descuento en la siguiente compra, consejos de uso del producto o servicio a través de redes sociales o email marketing, servicio técnico gratuito gracias a una garantía ampliada o la personalización de aquello que la marca ofrece.

 

  • Busca la diferenciación: cualquier marca puede vender lo mimo que la tuya, así que haz que la experiencia sea ese valor diferenciador.

 

Conclusión: el gran arte del branding

A lo largo de este artículo hemos visto como cada elemento del branding influye en la creación de una marca de éxito.

Al dominar el arte del branding, podrás transformar tu negocio en una marca sólida y memorable. Deja una huella duradera en la mente de tus clientes y alcanza el éxito empresarial que deseas. ¡El branding es la clave para destacar y perdurar en el mercado!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Ganar cliente dando la cara: marketing de la transparencia

¿Cómo ganar cliente dando la cara? El marketing de la transparencia.

Se trata de un tema comentado con clientes que nos llamó la atención. Siempre y después de hacer una entrega de sitios web, de campaña seo, marketing online etc. Pedimos los feedbacks a nuestros clientes y sus equipos para mejorarnos siempre.

Resulta que una vez de cada dos, a la pregunta «Porque nos habéis elegido?» uno de los motivos es «porque dais la cara.»

Sigue leyendo «Ganar cliente dando la cara: marketing de la transparencia»