Rastreando el éxito: cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO

Cada vez que ponemos en marcha una estrategia, planteamos unos objetivos y esperamos unos resultados. Pero no podemos quedarnos allí, es imprescindible analizar el desarrollo de la estrategia y evaluar si las metas se están alcanzando o no. Aún lo es más en el ámbito de lo digital y de las webs, donde esa medición es más accesible y precisa. Es por ello que hoy vamos a hablar sobre cómo usar Google Analytics para mejorar el SEO.

Es probable que el nombre “Google Analytics” te haya hecho temblar y que hayas escuchado historias de terror sobre lo confusa que puede llegar a ser esta herramienta. Sin embargo, como todo el mundo también dice, todo es cuestión de “pillarle el truco”.

“No se puede gestionar lo que no se mide”.

— Peter Drucker

Peter Drucker
Peter Drucker

Nosotros queremos que, aunque no termines siendo un experto, sí puedas entender cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO.

¿Cómo puede ayudar Google Analytics al SEO?

Saber es poder, algo que también aplica en el mundo web. Cuando sabemos qué estamos haciendo, por qué y cómo eso que hacemos tiene una repercusión, podemos tomar mejores decisiones.

Veámoslo con un ejemplo sencillo antes de continuar. Acabamos de publicar dos artículos en nuestro blog. Analizando el tráfico que recibe uno y otro, y el tiempo de permanencia que los usuarios pasan, de media, en cada uno de ellos, descubrimos cuál está triunfando más. Valorando esto, podemos sacar conclusiones sobre qué temas interesan más a nuestra audiencia e incluso qué formatos (si se da el caso de que el artículo más leído disponía de vídeos o estaba estructurado en formato lista).

Qué es la analítica web

La analítica web es la recolección, rastreo, análisis e interpretación de datos web, es decir, de todo lo que ocurre dentro de nuestra página y que nos aporta información sobre las estrategias llevadas a cabo.

Gracias a la analítica web podemos contestar a cuestiones sobre la eficiencia de nuestra web, sobre la relevancia de sus contenidos o sobre lo atractivo de su diseño. Cuando las respuestas que obtenemos son positivas, es una señal de que estamos trabajando bien y de que las acciones que hemos puesto en marcha están funcionando.

No obstante, cuando los resultados arrojados son negativos, nos avisan de que hay que hacer modificaciones y centrar nuestros esfuerzos en optimizar aquellos elementos que nos están haciendo perder oportunidades.

Dentro del SEO concretamente, la analítica web nos permite conocer no solo qué contenidos posicionan mejor, sino también cómo y por qué. La clave es hacer las preguntas adecuadas a Google Analytics.

Por qué el análisis de datos es importante para el SEO

Una estrategia SEO que no se mide, no es una buena estrategia, simplemente un conjunto de acciones, en ocasiones, sin una finalidad exacta.

Cuando sí que usamos herramientas de analítica web, como puede ser Google Analytics, los resultados son más efectivos. Incluso cuando no se están cumpliendo los objetivos, poder saber el porqué ya es más valioso que no saber nada.

Esta es la información que obtenemos al usar Google Analytics para mejorar el SEO:

  • Datos sobre la audiencia y el tráfico que llega a la web (por ejemplo: cuántos usuarios acceden a través de dispositivos móviles)
  • Datos sobre cómo se comporta la audiencia dentro de la web (por ejemplo: qué contenidos reciben más visitas)
  • Datos sobre las campañas realizadas (por ejemplo: qué palabras clave buscó un usuario y le han hecho llegar a nuestra web)

Solo con estos ejemplos (aunque hay muchos más) podemos hacernos una idea de cómo usar Google Analytics mejora nuestro SEO y de cómo, así, tomaremos decisiones más acordes a nuestros objetivos. No solo eso, sino que también nos da la información necesaria para entender a nuestra audiencia y poder mejorar y potenciar aspectos que resulten más atractivos para ella.

Por qué el análisis de datos es importante para el SEO
Por qué el análisis de datos es importante para el SEO

Aspectos básicos que tienes que conocer sobre Google Analytics

Como decíamos en la introducción, uno de los mayores miedos cuando se empieza a usar Google Analytics para el SEO es no comprender la plataforma. Efectivamente, no es una herramienta simple, pero por eso mismo resulta tan interesante. Si fuese “sencilla” no sería capaz de analizar e interpretar todos los datos disponibles.

No obstante, para agradecer lo que es, primero hay que entenderla. Estos son los aspectos imprescindibles sobre Google Analytics que tienes que conocer.

  • Informes: la plataforma permite generar y exportar informes tanto de manera puntual como automática (por ejemplo, si quieres que a final de mes llegue un reporte a tu email). Dentro de cada informe se analiza un tema (conversiones, audiencia, adquisición, etc.) y, según se necesiten datos más concretos, se pueden ir precisando aspectos a través de las dimensiones y métricas.
    • Dimensiones: son atributos de datos, que pueden especificarse y concretarse según se añaden dimensiones. Siempre hay una dimensión primaria (por ejemplo: “Ciudad” desde la que se ha hecho la visita) y dimensiones secundarias (por ejemplo: “Fuente”, es decir, el dispositivo desde el que se ha hecho la visita).
    • Métricas: son datos cuantitativos (numéricos) asociados con esa dimensión (por ejemplo, cuántas visitas se han realizado desde dispositivos tablet y desde la ciudad de Madrid).
  • Segmentación: permite ver subconjuntos de datos. Volviendo al ejemplo anterior, seleccionando solo “Madrid” aislamos los datos de los usuarios que accedieron a la web estando en Madrid para analizar, de manera concreta, su comportamiento.
  • Metas: en Google Analytics se pueden precisar cuáles son nuestros objetivos para medirlos directamente. Una meta podría ser “número de personas que completan el formulario de contacto”, de modo que la herramienta mediría cuántas personas llegan a la página de “gracias por contactarnos”. Estas metas son indispensables para obtener datos de estrategias concretas.

Cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO

Explicados los conceptos básicos sobre la analítica web, es ahora momento de usar Google Analytics para mejorar el SEO de tu web.

1. Análisis del tráfico

En Google Analytics el tráfico se mide en forma de sesiones, es decir, de visitas. Medir el tráfico suele ser un aspecto principal y central en cualquier analítica web, pues es un indicador bastante fiable de la salud del sitio y de la propia marca. Cuántas más visitas se reciben, más interés despierta la marca y mejor posicionará en buscadores.

No obstante, no solo hay que cuantificar el número de visitas totales, sino entender también de dónde llegan (o de dónde no llegan) para optimizar esas puertas de entrada:

  • Tráfico orgánico: es el que proviene de buscadores, esto es, de las páginas de resultados. Si el indicador es alto, quiere decir que las estrategias de posicionamiento SEO son efectivas.
  • Tráfico de referencia: abarca todas las visitas que llegan desde enlaces externos (backlinks). Por lo tanto, nos arroja información sobre el link building (qué páginas nos enlazan, cuáles nos repercuten más tráfico, etc.).
  • Tráfico de dispositivos móvil: no es ningún secreto que cada vez más usuarios se conectan a internet desde sus smartphones. Si concretamente en nuestra web muchas visitas son desde móviles, es una señal para seguir potenciando nuestro Mobile SEO con estrategias adecuadas.
  • Tráfico de marca: es, quizá, el mejor tráfico que puede llegarnos. Implica que esos usuarios han buscado directamente el nombre de nuestra marca para llegar a nuestra web. En consecuencia, es un dato cuantitativo que nos dice mucho a nivel cualitativo también, indicando que hay un buen reconocimiento de marca.

2. Optimización de landing pages

Las landing pages se diseñan con el objetivo de convertir. Sin embargo, para asegurarnos de que no todo se ha quedado en la intención, debemos analizar su rendimiento.

Estos son los aspectos que deben evaluarse:

  • Tráfico web que llega directamente a la landing page: detectando si este proviene de campañas específicas (por ejemplo, anuncios en redes sociales) y qué fuentes de tráfico son más rentables.
  • Tiempo de permanencia en la landing page: si la tasa de rebote es alta o el usuario se va antes de interactuar con la landing, puede que su diseño no sea el correcto ni llame a la acción.
  • Conversiones generadas: es sin duda la métrica más importante y la que nos indica de manera más directa si el objetivo se está cumpliendo.
  • Recorrido de llegada: hemos visto que el tráfico puede llegar directamente a la landing, pero también puede haber una navegación previa dentro de la propia web. Este sería el caso de un usuario que antes entra en la landing, lee un artículo que compara opciones y, cuando ya se convence del valor de lo ofrecido, llega a la landing para realizar la conversión. De estos datos podemos extraer que hay contenidos en el blog que, sin pretenderlo, potencian la conversión y los cuales sería conveniente optimizarlos aún más para ello.
Optimización de landing pages
Optimización de landing pages

3. Análisis de palabras clave

Es importante entender que las palabras clave son todas aquellas que el usuario utiliza para hacer una búsqueda, sea esta en un buscador externo (como Google) o un buscador interno (como el de la propia web).

De hecho, muchas webs disponen de una herramienta para que el usuario, dentro de la web, pueda buscar recursos. Una de las ventajas de usar Google Analytics para el SEO de una web es que la plataforma nos dice cuáles son las búsquedas internas, es decir, aquella información que el usuario quiere ampliar una vez ya ha visto algo de nuestra web.

Imaginemos el caso de un e-commerce que publica un artículo sobre su última colección de pijamas. En este artículo se menciona brevemente algo sobre los beneficios de los pijamas de seda. El usuario decide que quiere saber más sobre esos beneficios, así que investiga más sobre ello en la propia web. Si el e-commerce no tiene contenido específico, pero los datos de Google Analytics le indican que varias personas han buscado “seda pijamas”, es una señal de que debe crear ese contenido para fidelizar y retener a su audiencia.

Por supuesto, también es importante analizar qué keywords han activado las búsquedas que nos han reportado tráfico. Sabiendo esto, debemos evaluar cuál es en concreto la página que ha aparecido en resultados y que ha atraído el tráfico para optimizarla aún más y mantenerla actualizada.

4. Análisis del comportamiento de la audiencia

Dentro de los informes que proporciona Google Analytics para el SEO, uno de los más interesantes es el referente a la audiencia y a su comportamiento dentro de la web.

Desde este informe, que además es muy visual, pueden observarse:

  • El buyers journey, es decir, el “camino” que cada usuario ha llevado (desde de dónde ha llegado hasta cómo ha navegado entre diferentes páginas de tu web). Tener estos datos ayuda a optimizar CTAs y contenidos que favorezcan la conversión en aquellas páginas en las que el usuario pasa más tiempo o tras las que luego abandona la sesión.
  • Las fuentes de tráfico, que te permitirán saber qué canales (buscadores, redes sociales, campañas de pago…) reportan más tráfico.
  • Las audiencias específicas, que se pueden crear para agrupar usuarios que realicen una misma acción (por ejemplo, añadir productos al carrito, visitar una página concreta…) para analizar si tienen otros aspectos en común (mismo canal de tráfico, misma ubicación…).

5. Optimización de la UX

Uno de los factores que determinan el SEO es la UX. Cuando una web no es accesible ni eficiente, tasas como la de rebote aumentarán.

Google Analytics ofrece una visión general de esta tasa en el informe “Resumen de audiencias”. Desde ahí puede analizarse qué páginas pierden más usuarios, lo que es una señal de que la experiencia en esa página no es la adecuada o que el contenido no cumple con las expectativas.

Por lo tanto, el primer paso sería mejorar la UX y comprobar que la velocidad de carga y otros aspectos como la legibilidad del contenido son correctos.

También, y especialmente si la página con un alto rebote es a la que llegan muchos usuarios desde buscadores, hay que revisar el contenido. La razón de ese abandono podría ser que no se responde a la búsqueda y que, por lo tanto, deben trabajarse otras palabras clave o hacer más relevante el contenido.

 

 

¿Quieres saber más sobre cómo usar Google Analytics para mejorar tu SEO? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

SEO y Marketing de contenidos: Dos caras de la misma moneda

Una web no posiciona por sí misma, al menos no si no cuenta con contenidos de valor y que puedan atraer a un público. Es por ello que decimos que SEO y marketing de contenidos van de la mano, interrelacionándose y formando un equipo fundamental para ganar el partido en los buscadores.

Su unión es tal que en las agencias y equipos de marketing, redactores y especialistas SEO trabajan juntos para asegurarse de que los contenidos gustan al usuario y al buscador. Cuando no se da esta colaboración, existe el riesgo de crear contenidos poco interesantes, nada relevantes y pobremente optimizados.

El SEO le dice al redactor qué debe escribir y cómo (por ejemplo, incluyendo palabras clave o enlaces internos), y el redactor se encarga de cumplir con estas directrices, pero sin perder de vista que el texto debe aportar conocimiento al lector y no resultar una simple consecución de keywords.

“Marketing es decirle al mundo que eres una estrella del rock. Marketing de contenidos es mostrarle al mundo que lo eres”.

— Robert Rose

 

Robert Rose
Robert Rose

Acompáñanos en el análisis de esta relación simbiótica en la que el SEO no existe sin el marketing de contenidos, y viceversa.

¿Por qué el SEO y el marketing de contenidos van de la mano?

En artículos anteriores hemos hablado de la importancia del posicionamiento web y también de la importancia del contenido de calidad, pero ahora es momento de entender, con más profundidad, cómo se relacionan ambas disciplinas. Primero, recordemos cuál es el porqué y el para qué de cada una de ellas.

¿Qué es el SEO (Search Engine Optimization)?

Bajo el paraguas del SEO están todas las acciones y estrategias orgánicas cuyo objetivo es mejorar el posicionamiento de una web en buscadores.

Dicen que lo peor que le puede pasar a una web es estar en la segunda página de resultados, pues eso implica desaparecer y ser invisible. El SEO se encarga de que eso no ocurra y que la web no solo aparezca en buscadores, sino que atraiga tráfico. Para ello, se implementan una serie de optimizaciones en las páginas, tales como la incorporación de palabras clave, la construcción de un buen link building o la reducción del tiempo de carga.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos se ocupa de la creación y distribución de contenidos valiosos, interesantes y atractivos para el público objetivo.

Una buena estrategia de contenidos implica mayor autoridad, visibilidad y reconocimiento de marca. Es por ello que, actualmente, todas las empresas cuentan con un plan de contenidos que les permita alcanzar objetivos como el aumento de las conversiones o la fidelización de clientes.

¿Qué es el marketing de contenidos?
¿Qué es el marketing de contenidos?

¿Cómo se relacionan el SEO y el marketing de contenidos?

Muchas veces la mejor manera de explicar algo es poniendo un ejemplo, así que eso es lo que vamos a hacer. En concreto, vamos a ver qué pasaría si trabajásemos solo el SEO o solo el marketing de contenidos.

  • Una página trabajada únicamente desde el campo del SEO, en principio, posicionaría muy bien. Su optimización en cuanto a SEO técnico, SEO On-Page y SEO Off-Page le haría alcanzar las primeras posiciones en Google. O no, porque los algoritmos de los buscadores detectan cuando una web está creada para el robot, pero no para la persona, y penalizan que así sea. Además, el usuario también rechazaría ese contenido que abusa de keywords, no responde a su consulta y que más que informar, desinforma.
  • Cuando el marketing de contenidos no cuenta con el apoyo del SEO, los contenidos, efectivamente, informan y aportan conocimiento de valor. Sin embargo, nunca serán vistos porque no se han colocado las “pistas” para que el usuario las encuentre. El usuario buscará, mediante unas palabras clave, aquello que el contenido contiene, pero este no posicionará precisamente porque no ha sido optimizado según los parámetros del SEO.

La realidad es que más del 80% de las personas hacemos una búsqueda en internet antes de tomar decisiones de compra. Queremos informarnos, responder a preguntas que tenemos o simplemente conocer mejor a la marca y conectar con ella. Para que esa conexión se dé, el contenido debe poder encontrarse y atraer al público. De estos dos aspectos (visibilidad y atracción) se encargan el SEO y el marketing de contenidos por separado, aunque los mejores resultados se obtienen cuando trabajan en conjunto.

En definitiva, de nada sirve el contenido de calidad si nadie llega a él, y de nada sirve que alguien llegue al contenido si este no es de calidad. No podemos olvidar, además, que esa valoración de contenido no solo la hace el usuario, sino también el propio buscador. Google, por ejemplo, tiene en cuenta qué resultados web satisfarán mejor las necesidades del usuario, para posicionar unos antes que otros.

Cómo integrar SEO en tu estrategia de marketing de contenidos

De manera genérica, podríamos decir que unir marketing de contenidos y SEO implica poner en marcha análisis, acciones y estrategias que logren posicionar una web (y, a través de ella, una marca) tanto en buscadores como en la mente del usuario. El objetivo final es que estos contenidos visibles y atractivos conviertan (entendiendo que la conversión puede ser una venta, rellenar un formulario o simplemente una visita que permanezca en la web).

Veamos cómo integrar ambas disciplinas.

1. Analiza las tendencias y los intereses del público objetivo

El estudio del buyer persona debe proporcionar no solo datos demográficos y de comportamiento, sino aspectos concretos que interesan al SEO y, por tanto, al marketing de contenidos. Entre estos aspectos están las tendencias de búsqueda.

A través de herramientas como Google Trends se pueden averiguar cuáles son esas cuestiones que el público está buscando. De este modo se valida el modo de negocio de la marca y se definen cuáles son los productos/servicios que más interés despiertan.

Por ejemplo, mediante una investigación de las tendencias se descubre que el público está interesado en formarse como wedding planner, pero no tanto en contratar a una. Esta información, a una empresa de organización de eventos que dispone de servicios de wedding planning, pero también de cursos de formación, le da pistas sobre dónde centrar sus esfuerzos, cómo enfocar los contenidos y a quién dirigirse.

comparacion busquedas wedding planner

2. Haz una investigación de las palabras clave

Durante la investigación de tendencias hay que detectar no solo cuáles son las búsquedas, sino también cómo se hacen. Concretamente, importan las palabras clave que disparan las búsquedas, entendiendo que, cuánto más específicas sean (las llamadas long tail), mejor.

Ser específico ayuda a definir los contenidos que trabajarán los redactores. Por ejemplo, una palabra como “bodas” despierta muchas búsquedas, lo que implica que hay una gran competencia y muy pocas posibilidades de posicionar. En cambio, términos más específicos como “organización de bodas en Madrid” estrechan la búsqueda, reducen los resultados y delimitan también las ideas de contenido.

Importante es también analizar la intención de búsqueda, es decir, por qué el usuario busca esas palabras. La intención puede ser:

  • Informativa: el objetivo del usuario es ampliar el conocimiento sobre un tema (“guerra de independencia”).
  • Navegacional: se busca llegar a la web de un sitio (“Amazon”).
  • Comercial: la intención es comparar opciones antes de tomar una decisión de compra (“mejores móviles”).
  • Transaccional: la compra está decidida y se busca el mejor lugar para completarla (“ofertas Samsung”).

Las intenciones también guían nuestra estrategia de contenidos. Si el equipo SEO detecta que la intención de búsqueda para “organización de bodas en Madrid” es comercial, la estrategia debe enfocarse hacia contenidos como “Lo que nuestros clientes dicen sobre nuestros servicios de organización de bodas en Madrid”. Es decir, contenidos que respondan a lo que el cliente quiere saber: qué servicio es mejor y por qué.

3. Planifica los contenidos

Con la información obtenida en los dos pasos anteriores, es importante organizar los contenidos.

Los expertos en marketing de contenidos saben bien que todo está siempre sujeto a un plan. Un plan en el que se determinan las fechas de publicación, pero que no es solo un calendario. También se especifican títulos, palabras clave, estructura textual o las cuestiones a las que hay que dar respuesta. Datos que ha proporcionado el análisis SEO y que ahora empiezan a convertirse en contenidos concretos.

4. Crea contenidos de calidad

Siguiendo las directrices dadas por los expertos SEO, los contenidos lograrán el ansiado posicionamiento, pero los redactores también deben asegurarse de cumplir con los estándares de calidad del público.

No es suficiente con contestar a las cuestiones que despiertan búsquedas, sino de hacerlo de una manera atractiva, relevante e informativa. Solo así los contenidos lograrán la autoridad necesaria para destacar en Google y entre los usuarios.

Una autoridad que, además, traerá backlinks, es decir, que otras webs se fijarán en los contenidos y enlazarán a ellos. Por lo tanto, la unión del SEO y del marketing de contenidos también influye en el link building.

Crea contenidos de calidad
Crea contenidos de calidad

5. Difunde los contenidos en las plataformas adecuadas

Cuando hablamos de marketing de contenidos y SEO, generalmente pensamos en los blogs. Es cierto que estas plataformas favorecen la generación y distribución de contenidos. No obstante, no podemos olvidar que otros canales como las redes sociales o el email marketing también ayudan al posicionamiento.

Es un error pensar que una vez damos al botón de publicar es suficiente. Se requiere de una difusión multicanal que genere visibilidad y redirija hacia la web. Cuanto más tráfico, mejor posicionamiento.

6. Mejora la UX de tu web

Una mala experiencia del usuario puede tirar por la borda todo el trabajo del SEO y del marketing de contenidos. Piensa, si no, en todas las veces que has abandonado una página cuyo contenido tenía potencial, pero simplemente no cargaba.

Esa impaciencia no es otra cosa que el resultado de una UX deficiente. En cambio, cuando factores como la velocidad de carga o el diseño adaptativo se optimizan, tanto buscadores como usuarios lo aprecian.

Por un lado, los algoritmos benefician a las webs que técnicamente son adecuadas. Por otro lado, los usuarios solo llegarán y se quedarán en los contenidos si estos son accesibles.

7. Analiza (e interpreta) los resultados

No hay marketing sin análisis. Disponer de datos es crucial para definir por primera vez una estrategia, pero también para mejorarla cuando esta no alcanza los resultados esperados.

Para comprobar que el trabajo conjunto de marketing de contenidos y SEO está surtiendo efecto y cumpliendo objetivos, es recomendable usar Google Analytics. Esta herramienta aporta información no solo cuantitativa, sino también cualitativa, lo que permitirá analizar el rendimiento de los contenidos con una visión completa y detallada.

 

¿Necesitas ayuda para integrar el SEO en tu estrategia de marketing de contenidos? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Aterrizando en el éxito: La optimización de tu landing page

Cuando se buscan conversiones, las landing page (y su optimización) siempre tienen la respuesta. Las también llamadas páginas de aterrizaje se caracterizan por estar diseñadas para el cumplimiento de un objetivo: atraer visitantes y convertirlos en posibles clientes.

Con un objetivo tan claro, no es de extrañar que sus características funcionales sean muy concretas. Un diseño simple, la presencia de un formulario de contacto o un llamado a la acción directo e impactante, son algunas de estas características.

«La optimización de las páginas de aterrizaje consiste en hacer pruebas».
– Oli Gardner

- Oli Gardner
– Oli Gardner

Por supuesto, no es suficiente con incluir estos elementos, sino que hay que optimizarlos para que cumplan con su función y, juntos, ayuden a alcanzar el objetivo.

¿Qué es una landing page?

Como hemos adelantado, una landing page es una página web que genera conversiones. Su diseño es aparentemente simple justo por eso mismo; nada puede distraer al visitante de la acción que se espera de él: que realice la conversión. Esta consiste, por lo general, en entregar sus datos de contacto, generando así lo que se conoce como “lead”.

La landing page, por lo tanto, es el medio para que la conversión se realice. Quien accede a ella lo hace con la promesa de lo que va a encontrar. Cómo está dispuesta la información y cómo es el diseño de la página terminan de conducir al visitante hacia esa conversión, captando su atención y aportándole algo de valor a cambio.

Es por ello que las páginas de aterrizaje disponen de un sencillo formulario y, normalmente, también ofrecen algo a cambio (la descarga de un recurso gratuito, un descuento, recibir más información de un producto/servicio, entrar en una lista de espera, suscribirse a la newsletter…).

¿Qué es una landing page
¿Qué es una landing page

Para qué sirve una landing page

El para qué de una landing page es la captación de posibles clientes. En la era del big data, disponer de los datos de personas interesadas en nuestro producto/servicio, nos acerca a la venta.

Quienes completan el proceso y dan sus datos, demuestran ser personas ya interesadas en la marca y que la conocen, por lo que no hablamos de cualquier tipo de leads, sino de leads cualificados.

No solo eso, sino que también suelen ser leads segmentados. Generalmente (y también recomendablemente), una misma marca tiene varias landing page (y, en consecuencia, varios formularios). Cada una ofrece algo distinto, por lo que los clientes a los que atrae tienen diferentes intereses. De este modo, según en qué página aterricen y según qué formulario rellenen, la marca puede segmentar a los clientes.

¿Es lo mismo una landing page que una web?

Una duda que solemos recibir los profesionales del marketing y de la optimización web es si una landing page es lo mismo que una página web. La respuesta es no, y estas son las diferencias:

  • Una landing page tiene como objetivo convertir y generar leads, mientras que una página web puede tener diferentes metas, y no todas ellas tienen por qué llevar a que el usuario realice una acción concreta.
  • Una landing page tiene un diseño más simple y que, generalmente, no requiere ni siquiera de hacer scroll para verla al completo. En cambio, en una página web sí hay cabida para muchos más elementos (desplegables, menús, secciones, múltiples imágenes o vídeos), favoreciéndose la navegabilidad entre secciones.
  • El tráfico que llega a una landing page es muy específico y, por lo general, proviene de una campaña de marketing (por ejemplo, ha visto en Instagram una oferta de descargar un ebook gratuito). Por su parte, quien llega a la web lo puede hacer de manera orgánica y a través de diferentes caminos (motores de búsqueda, redes sociales, etc.).

Por qué es importante la optimización de las landing page

En marketing nunca nada es tan fácil como hacerlo y ya. El cómo se hace es donde reside la clave del éxito, también en lo referente a las landing pages.

Siendo así, no es de extrañar que la optimización de landing page sea casi un arte o, al menos, una profesión cada vez más cotizada. La razón es que, cuando una página de aterrizaje se diseña con estrategia, los resultados serán mejores y parecerá que llegan solos. Obviamente, no lo hacen, sino que es fruto del trabajo de optimización.

Cuando la optimización de la landing page es la correcta, esta no solo recibe más visitas, sino que estas luego se convierten, en un mayor porcentaje, en contactos.

Claves para la optimización de una landing page

Definido qué es una landing page y cuál es su importancia, es momento de crearlas y, sobre todo, optimizarlas. Esta guía te servirá no solo como un paso a paso para diseñar nuevas páginas de aterrizaje, sino también como una checklist para comprobar que no les falta nada a las que ya tienes.

Empecemos por el principio (la adquisición) y continuemos con el resto de claves para la optimización de landing page.

Claves para la optimización de una landing page
Claves para la optimización de una landing page

1. Adquisición

De nada sirve tener una landing page si nadie llega a ella.

El primer paso, por lo tanto, es diseñar un “lead magnet”, es decir, un recurso o una propuesta de valor que atraiga al usuario hacia la página.

Este lead magnet suele ser un descargable o cualquier otro obsequio gratuito que se entrega a cambio de rellenar el formulario. No obstante, también puede ser la promesa de que, si el usuario da sus datos, se le enviarán newsletters, o que será el primero en recibir ofertas.

Por supuesto, sea lo que sea que termines ofreciendo como “lead magnet”, debe ser algo que capte la atención de tu cliente ideal. Para ello, haz un buen análisis de tu buyer persona y, a cambio de sus datos, dale algo que tenga que ver con el servicio/producto que quieres que termine comprando.

2. Diseña una landing page atractiva

Toda landing page debe disponer de unos elementos imprescindibles. Estos, a su vez, deben contar con un diseño que atraiga y fomente la conversión. Veámoslo:

  • Título: debe dejar muy claro (y en pocas palabras) cuál es la oferta y por qué es beneficiosa para el usuario. El título debe ser comprensible, conciso y llamativo.
  • CTA: la llamada a la acción no solo es un botón que se vea bien para que el usuario haga clic, el mensaje debe ser impactante, imperativo y breve. Es mejor utilizar palabras como “¡descarga!”, o “¡suscríbete!”, que frases largas que, por intentar ser demasiado persuasivas, no son claras.
  • Descripción: aunque describir la oferta pueda parecer sencillo, no lo es tanto. La razón es que el texto no puede ser demasiado largo ni irse por las ramas. De hecho, hay landing pages que ni siquiera tienen descripción. En caso de querer incorporarla, debemos asegurarnos de que el texto informa, de manera resumida, directa y objetiva, sobre el valor que la oferta tiene para el usuario.
  • Contenidos multimedia: igual que la descripción, añadir vídeos, fotos u otros recursos audiovisuales es optativo, aunque es recomendable por la mayor tasa de conversión que generan. Resultan útiles para mostrar un “teaser” de lo que vamos a darle al usuario (un vídeo explicativo del recurso o el índice del ebook).
  • Formulario: con una landing page pretendemos conseguir un lead, y para que así sea debe haber un formulario. Este debe ser, ante todo, visible y sencillo. El usuario no quiere rellenar una larga encuesta sobre sí mismo para descargar un recurso. Por eso, es suficiente con que el formulario tenga los campos necesarios y relevantes (como mínimo, nombre e email), además de la Política de Protección de Datos. Lo que también es fundamental es que cada landing page (si hay más de una) tenga su propio formulario. De este modo, podrás segmentar los leads según de dónde llegaron y por qué (por ejemplo, quienes se suscriban para recibir un ebook sobre redes sociales, sabrás que están interesados en ellas y luego, a través del email marketing, podrás ofrecerles más recursos o servicios relacionados).

3. Cuida la experiencia del usuario

La experiencia del usuario (UX) es crucial para que la landing page cumpla su función.

En este sentido, debe prestarse atención a la navegabilidad y, sobre todo, a la velocidad de carga. El usuario espera recibir la información y, si lo desea, realizar la conversión en cuestión de minutos. Para que así sea y no termine abandonando la página, esta debe cargar en apenas tres segundos.

4. Usa palabras clave en la landing page

Los usuarios deben encontrar la landing page, por lo que debemos trabajar su posicionamiento a través de palabras clave.

Como en cualquier otro estudio de keywords, selecciona aquellas que tu público objetivo esté usando (o podría usar). Presta también atención a la intención de búsqueda.

A la hora de introducirlas en los textos y etiquetas de la landing, recuerda hacerlo de manera natural y sin abusar de ellas.

5. Trabaja el link building

Generar backlinks (es decir, conseguir que otros sitios enlacen a tu landing page) mejorará tu posicionamiento, además de que dará autoridad y relevancia a la página.

Para construir una buena estrategia de link building y conseguir referencias, asegúrate de que tu contenido es atractivo y compartible. Utiliza también las redes sociales para potenciar los enlaces.

 

¿Necesitas ayuda con la optimización de tu landing page? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Las redes sociales y su impacto en el SEO: mucho más que selfies

Desde 2010 Desigual da pistoletazo de salida a las rebajas con una propuesta arriesgada: las primeras 100 personas que entren en ropa interior a tiendas seleccionadas de la marca podrán llevarse un conjunto de dos piezas gratis. Para anunciarlo ponen en marcha una estrategia que se basa en redes sociales y SEO.

A través de plataformas como Instagram, Facebook o TikTok difunden la campaña y redirigen a una página específica de su web donde amplían la información. Como es de esperar, el tráfico aumenta considerablemente (más de un 25% respecto al mes anterior), favoreciendo su estrategia de SEO y demostrando cómo el posicionamiento en buscadores se puede ver muy beneficiado por las redes sociales. 

“What happens on social media, stays on Google forever.”

Jure Klepic

No obstante, no hace falta invitar a tus clientes a acudir desnudos a tu establecimiento para comprobar cómo redes sociales y SEO pueden trabajar en conjunto. Lo que sí es fundamental es entender cómo se construye esa estrategia, y eso es lo que vamos analizar en este artículo.

¿Cómo afectan las redes sociales al SEO?

Las redes sociales tienen un impacto en el SEO. Aunque este impacto no sea directo, pues los perfiles de una marca en redes no son factores determinantes para el algoritmo de buscadores como Google, lo que se publica en ellas puede redirigir a la web y, en consecuencia, mejorar el tráfico y la difusión el contenido.

Un ejemplo sencillo es el compartir enlaces de la web en las redes de un negocio. Este simple gesto aumentará el alcance de tu contenido y aumentará consecuentemente la probabilidad de que este sea linkeado por otras web y usuarios. Esto es lo que le pasó a Desigual, que vio cómo la audiencia compartía el link de la campaña y esta se hacía viral.

Cómo las redes sociales ayudan a posicionar en los resultados SERP

Entender las redes sociales y el SEO como dos disciplinas independientes es un error. El éxito en cambio está en ver cómo el trabajo estratégico y paralelo en ambas es beneficioso para una marca que busca mejorar su visibilidad.

Cuando un contenido ha tenido éxito en redes sociales (es decir, se ha compartido y ha recibido interacciones) los buscadores entienden que es un contenido valioso que merece visibilidad. Aumenta por tanto su autoridad, un factor que el algoritmo de Google tiene en cuenta para posicionar una web.

Por otro lado, si el contenido ha funcionado bien en redes sociales lo más probable es que también haya sido clicado y que la tasa de CTR de esa página haya aumentado (un aspecto que Google también mide).

 

Redes sociales y SEO: una unión que mejora el branding

Si buscas en Google el nombre de una marca entre los resultados no solo aparecerá su web, sino también enlaces directos a sus redes sociales. Sin duda esto es beneficioso, pues los primeros resultados de la página de búsqueda están ocupados por páginas propias de la marca.

Esto juega a favor del branding y explota su poder, pues se genera una imagen de marca positiva y controlada por la propia marca.

Para asegurarse de que efectivamente esto sea así, debe diseñarse una estrategia en redes sociales en la que prime la calidad, la constancia y la coherencia en la publicación de contenidos. Si perfiles como el de Instagram o Facebook de una marca no permanecen activos, las páginas no posicionarán ni reflejarán sus valores de forma consistente.

Además, recientemente Google permite a una empresa entregarle información sobre sus perfiles sociales, su logotipo o sus medios de contacto para luego mostrarla en forma de ficha en los resultados de búsqueda.

Circulo virtuoso del SEO, social y branding
Circulo virtuoso del SEO, social y branding

Cómo usar las redes sociales para mejorar el SEO

El impacto positivo de una estrategia que une redes sociales y SEO es evidente. No obstante, la teoría no es suficiente; es fundamental implementar acciones que potencien esa mejora conjunta.

El primer paso es entender que tanto una web como las redes sociales son escaparates de un mismo negocio, y por tanto deben transmitir el valor de la marca y tener coherencia entre sí.

En cuanto a las acciones concretas, es importante establecer que el objetivo final siempre sea visibilizar el contenido entre los usuarios.

 

Difundir el contenido SEO a través de las redes sociales

Cuando un contenido web se comparte en redes sociales, este se difunde y se promociona de manera orgánica y natural.

Desigual es de nuevo el ejemplo perfecto para comprobarlo. Las visitas a su web aumentaron con la publicación en redes de la campaña. Si no se hubiese apostado por esa difusión, habría resultado complicado que un usuario llegase por sí solo a la página concreta de la campaña. Haciéndolo, consiguió popularidad, exposición de marca y viralidad. ¿Acaso no es eso lo que se busca al lanzar una campaña así?

En eso consiste el marketing de contenidos: en crear y distribuir contenidos de calidad que generen interés en usuarios que luego puedan convertirse en clientes.

Para aplicar esta estrategia de difusión, no puedes olvidar estos consejos:

  • Prioriza siempre el contenido relevante y profesional y crea un plan para distribuirlo, eligiendo aquellas plataformas que convengan en cada caso.

 

  • No abuses de la autopromoción; recuerda la regla del 80/20 (80% de contenido orgánico y 20% de contenido promocional).

 

  • De cada pieza de contenido web, siempre que sea posible, genera dosis más breves para redes sociales. ¿Cómo saber qué destacar en esos resúmenes? Aquello que pueda resultar más viral (titulares impactantes y datos, por ejemplo).

 

  • Adapta los contenidos a los formatos de redes para potenciar que se compartan (por ejemplo, creando imágenes o gráficos que acompañen al texto).

 

  • Comunica las novedades de la web siempre en redes sociales.

 

  • Busca grupos de redes sociales afines a tu marca y difunde en ellos tu contenido, pues el público allí está ya segmentado e interesado en lo que ofrece tu negocio (por ejemplo, si tienes una empresa de plantas a domicilio, publica contenidos de tu web en grupos de Facebook de amantes de la jardinería).

 

  • No olvides añadir botones de compartir en redes sociales en todas las páginas de tu web. Así el usuario podrá compartir los contenidos y difundirlos también por sí mismo.

 

Aumentar el tráfico web a través de las redes sociales

Como consecuencia del primer punto (la difusión en redes sociales), el tráfico de la web aumenta. Cuando un contenido web interesa y se comparte en redes, este aumenta sus posibilidades de ser clicado y visitado. Las redes sociales son por lo tanto una herramienta clave para conducir a la audiencia a la web y mejorar así su tráfico y su visibilidad.

Considerar esto es realmente importante, especialmente para marcas emergentes cuyo tráfico web aún es bajo y, consecuentemente, su posicionamiento se ve afectado. Las redes sociales se configuran así como altavoces con los que amplificar sus contenidos y, por lo tanto, su imagen de marca.

Al aumentar, gracias a redes, el número de visitantes a la web, los algoritmos detectarán la página como relevante.

Eso sí, no olvides que hacer que el usuario llegue a tu web es solo el primer paso y este no servirá de nada si la página tarda en cargar, no es atractiva o no queda claro qué se espera de dicho usuario. Para que según llegue el tráfico este no se marche, aumentando la peligrosa tasa de rebote, asegúrate de contar con un buen diseño UX que también abrace y favorezca al SEO.

 

Conseguir links externos para el SEO gracias a las redes sociales

¿Qué marca no quiere mejorar su linkbuilding y aumentar el número de links que redirigen a su web? No solo implica más tráfico, sino que aporta relevancia a la marca tanto a ojos de buscadores como de la audiencia.

Para saber que estamos en lo cierto solo tienes que pensar en aquellas marcas que consideras importantes, famosas o simplemente «de fiar». Seguro que un factor para que las veas así es que la gente hable de ellas y las comparta. Con los links externos ocurre lo mismo. Cuantos más allá (y cuanto mayor sea la calidad de estos), mejor; más imagen de marca se creará y mayor será la valoración de los buscadores a la hora de posicionar la web.

Lograr esto no siempre es fácil, pero de nuevo las redes sociales nos echan una mano. A través de ellas es más sencillo que el contenido se comparta y que otros usuarios empiecen a redirigir a la web desde sus propios perfiles y posts. Para que así sea, volvemos a destacar la importancia de crear contenidos valiosos, interesantes, representativos de la marca y, sobre todo, que inviten a ser compartidos.

 

Redes Sociales y SEO: Alianza para Contenido Superior
Cerebro al trabajo: Forjando la poderosa alianza entre SEO y redes sociales para un contenido inigualable.

Cómo mejorar tu contenido gracias a la unión entre redes sociales y SEO

No es ningún secreto que las redes sociales son una gran fuente para conectar e interactuar con el público. Si como marca necesitas saber qué piensan de ti, echa un vistazo a los comentarios de tus últimos posts o busca el nombre de la marca (o de alguna campaña específica) en el buscador de Instagram, TikTok o Twitter.

Lo que encontrarás serán reseñas, opiniones y, sí, también quejas. Entender que todas ellas aportan información valiosa es clave para mejorar las estrategias en redes sociales y SEO.

Generar nuevas ideas de contenido

La investigación de palabras clave no puede quedarse en los buscadores. Las redes sociales también nos dan información sobre de qué hablan y qué interesa a la audiencia.

En este sentido, es fundamental que los equipos de redes sociales y SEO colaboren. Los primeros pueden investigar cuáles han sido los contenidos más compartidos y con más interacción para dar ideas a los redactores SEO. Crear contenido relevante no solo para buscadores sino también para redes hará que este, una vez publicado, se comparta mejor, se difunda y genere external links.

 

La interacción en redes sociales: señales de vida para el SEO

¿Cuántos likes y comentarios tienen tus publicaciones? Si haces una investigación general es muy probable que aquellos posts con más interacción en redes sean los que mejor posicionan en buscadores.

 

Ya lo avisaba un estudio de CognitiveSEO: la relevancia en redes sociales y en SEO van de la mano. Cuando un enlace web triunfa en LinkedIn o en Facebook, los buscadores entenderán esas interacciones como «señales de vida». Cuanto más intensas sean esas señales, ese latido, los algoritmos percibirán el contenido como más vivo, relevante y valioso.

 

En definitiva, piensa en las redes como una rueda que, una vez se pone en marcha, tiene la capacidad de llegar a muchos lugares. Cuando la gente interactúa con un contenido, este llega a sus amigos y seguidores, que a la vez puede que interactúen con él y sigan haciendo girar la rueda.

¿Por qué no poner esfuerzo en crear una estrategia de redes sociales y SEO que ponga en marcha la rueda?

 

Mejores redes sociales para el SEO

Redes sociales hay muchas, aunque no todas igual de favorables para el SEO. ¿Cómo escoger las adecuadas? Como siempre, la respuesta se encuentra planteando unos buenos objetivos y haciendo un buen estudio del buyer persona de la marca. Así podremos determinar dónde se encuentra nuestro público objetivo y qué esperamos conseguir de él.

¿Más seguidores? ¿Viralizar una campaña como en el caso de Desigual? ¿O quizá dar el pistoletazo de salida a una web y a una marca recientemente lanzadas? Estas son solo algunas de las preguntas que el equipo de marketing de la empresa debe plantearse.

Mientras lo haces, compartimos una guía sobre los beneficios de cada red social y cómo benefician al SEO.

 

Elegir la buena red social importa
Elegir la buena red social importa

LinkedIn

Si el objetivo de la marca es conseguir leads de valor, especialmente si se mueve en el entorno B2B, LinkedIn es la red social adecuada para hacer SEO.

Pongamos el ejemplo de un especialista en marketing de contenidos que busca posicionar en buscadores como eso mismo: un reconocido experto en el tema. Para lograrlo es importante que trabaje su perfil de LinkedIn y lo optimice colocando palabras clave en su titular y biografía, además de en los posts que vaya publicando y que redirijan a su web.

¿Cuáles serán los resultados? El algoritmo de LinkedIn, al detectar que en tus publicaciones aparecen de manera natural y orgánica ciertas palabras y términos de búsqueda comunes, posicionará mejor tu contenido dentro de la plataforma y, en consecuencia y de manera indirecta, también en los resultados SERP.

 

Facebook

¿Quién dice que Facebook está muerto? Sigue siendo una red muy relevante, especialmente porque redirige tráfico hacia la web y un contenido viralizado en esta plataforma tiene todas las papeletas para llegar a las primeras posiciones en Google. Si no, que se lo digan a Desigual, donde la marca tiene más de ocho millones de seguidores.

Además de la facilidad para compartir enlaces y que estos se viralicen, una de las grandes ventajas de Facebook es que su contenido es indexeable por Google. Esto quiere decir que un post en la plataforma, o incluso un comentario o una reseña, puede ser leído por Google y aparecer en los resultados de búsqueda.

 

Twitter

Cortos pero eficientes, así podríamos definir los tweets y su relación con el SEO de una página.

Igual que LinkedIn o Facebook, Twitter es una red social ideal para difundir los contenidos web y llegar a una audiencia mayor que, a su vez, pueda compartirlos mediante retweets, ampliando así el radio de influencia de la marca.

Para que así sea es importante ganarse al algoritmo de Twitter y aplicar algunas estrategias para hacer que el contenido sea más viral:

  • Enriquecer los tweets con multimedia.

 

  • Utilizar hashtags relevantes que mejoren la visibilidad.

 

  • Construir mensajes cortos pero impactantes.

 

  • Publicar con frecuencia.

 

Instagram

La red social por excelencia, Instagram es el escaparate principal de una marca. Se ha convertido en el lugar al que acuden posibles clientes para saber todo sobre la marca, su tono de comunicación, su oferta de productos y servicios, quién hay detrás…

La razón es que las personas vemos Instagram como uno de los reflejos más fieles de una marca. Una vez hemos obtenido esa primera buena impresión, acudimos a visitar la web.

Por lo tanto, aunque de primeras pensemos que Instagram, al no poder poner enlaces clicables en los posts, no es el mejor lugar para lograr esa unión exitosa entre redes sociales y SEO, omitir o descuidar la presencia en ella es un gran error.

Crear imagen de marca en Instagram educará al cliente sobre palabras, contenidos y mensajes asociados a la marca, haciéndola reconocible. De forma metafórica, esta red social es una primera cuerda que lanzamos al cliente para que la agarre y luego podamos arrastrarlo hacia la web.

 

Pinterest

Pinterest es la red social de lo visual y de lo inspiracional, algo a tener muy en cuenta a la hora de difundir contenido web a través de ella.

Lo otro que destaca mucho de ella es que funciona como un motor de búsqueda. Recetas, manualidades, consejos de moda, ideas de maquillaje, paso a paso de proyectos de bricolaje… Solo hay que introducir unas palabras en el buscador de Pinterest para encontrar inspiración y respuestas.

Aparecer en esas búsquedas en un buen lugar y llamar la atención del usuario es resultado de la combinación de dos factores: optimización SEO y diseño visual.

  • Redacta títulos y descripciones convincentes para tus pins, asegurándote de que contienen las palabras clave para las que quieres posicionar (tanto dentro como fuera de Pinterest).

 

  • Redirige los pins al contenido web que esté igualmente optimizado para ciertas palabras clave.

 

  • No olvides añadir un diseño, infografía o imagen que llame la atención e incluya, si es posible, texto escrito (con las palabras y temas clave).

 

TikTok

Cuando Google se dio cuenta de que muchos usuarios, especialmente de la generación Z, utilizaban TikTok como buscador tomó la decisión de indexear los contenidos de esta red, mostrándolos entre los primeros resultados para algunas búsquedas.

Si te parece raro o no lo crees, busca en Google «baile viral» y comprueba cómo las miniaturas de varios tiktoks se cuelan entre los resultados.

Por lo tanto, optimizar los textos de TikTok para el SEO es fundamental, pues no solo aumentaremos nuestra visibilidad e impacto en la red social, sino también la posibilidad de que uno de nuestros contenidos salga en Google y, consecuentemente, genere tráfico hacia nuestra web.

 

¿Cuál es la mejor red social para mejorar el SEO de mi marca?

Tras haber leído las ventajas de cada red social, es posible que sigas surgiéndote la duda de cuál es la más adecuada para tu marca. Sentimos decirte que no podemos darte una respuesta única, pues depende de a quién se dirige tu negocio y de las características de tu público.

No obstante, podemos darte algunas directrices generales para escoger aquella red social gracias a la cual tu SEO puede mejorar:

  • Analiza al detalle cómo es tu público objetivo y determina qué redes usa con frecuencia y en cuáles tiene una mayor presencia.

 

  • Prioriza las redes sociales en las que el link sea clickable y más visible. Actualmente todas disponen de esta opción, aunque sea solo en algunos de sus formatos (por ejemplo, Instagram permite añadir enlaces en Stories pero no en un post). No obstante, en algunas redes el link resulta más atractivo y visible (en LinkedIn, Facebook o Twitter aparece una preview que enriquece el contenido y aumenta su CTR).

 

  • Da preferencia a las redes que permiten los enlaces dofollow, es decir, links que los motores de búsqueda en los que quieres posicionar puedan rastrear. De este modo, además de difundirse el contenido, se crea un backlink que genera autoridad y relevancia a ojos del buscador. Los enlaces de Twitter por ejemplo son nofollow (no influyen en la clasificación SERP).

 

Potencia el impacto que redes sociales y SEO pueden tener en tu marca

No pienses que tu marca es demasiado pequeña para imitar los resultados de Desigual con su estrategia de redes sociales y SEO. Con los recursos disponibles, una buena mentalidad y con la posibilidad de contratar a una agencia de medios especializada en marketing de contenidos, no hay límite que valga.

No lo olvides: la unión de redes sociales y SEO puede generar grandes éxitos y mucho impacto, especialmente en el tráfico web y, en consecuencia, en su posicionamiento y visibilidad digital.

¿Aún te preguntas cómo las redes sociales pueden ayudar a tu SEO? Ponte en contacto con nosotros.

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

El protagonista inesperado: El papel del consumidor en el branding

Como consumidores uno de los grandes dramas es ir al supermercado como cada semana y descubrir que uno de tus productos favoritos ha sido descatalogado. Como marcas, ese drama puede convertirse en una oportunidad. ¿Cómo? Valorando como se merece el papel del consumidor en el branding.

Mercadona es un ejemplo de ello. Muchas veces la gran cadena de supermercados ha retirado un producto de sus estantes y se ha encontrado con sus clientes a pie de guerra, pidiendo en redes sociales la vuelta de aquello que tanto les gustaba.

Esto le ocurrió con su famosa Salsa Brava, que desapareció de las tiendas ante la mirada decepcionada (y algo enfadada) del público. Mercadona puso en marcha su estrategia de escucha al cliente, que siempre ha jugado a su favor, y volvió a fabricar y vender el alimento que tanto gustaba.

Pero el de Mercadona es solo uno de los muchos ejemplos de la importancia de integrar la opinión del cliente en la estrategia de marketing digital y branding de una marca. En este artículo te contamos cómo y por qué aplicar este método de escucha y co-creación.

El consumidor como co-creador de la marca

Lejos han quedado las marcas que no tenían en cuenta la opinión de sus consumidores. Lo innovador (y lo eficiente) ahora es co-crear valor con el cliente, haciendo que este se sienta parte de la marca. Los beneficios de hacerlo así son múltiples, desde una mayor implicación y conexión del público hasta una marca más sólida, reconocible y valorada.

Sam Cook resume esta idea a la perfección con esta frase:

«Los consumidores construyen marcas. No empresas.»

Scott Cook

El papel del consumidor en el branding: ¿qué es?

La incorporación del consumidor y sus opiniones en el branding es un pilar esencial de las nuevas estrategias de marketing.

La idea principal y en a que se basa la estrategia es colocar al consumidor en el centro de la innovación. Es aquello que dice sobre la marca y sobre el producto/servicio que esta ofrece el motor del cambio.

"Los consumidores construyen marcas. No empresas." Scott Cook

Este cambio puede ser a muy pequeña escala, como cuando Mercadona decidió, por las sugerencias de sus clientes, hacer más uniforme el grosor de las lonchas de salmón ahumado de Hacendado (su marca registrada propia).

No obstante, también puede ser un cambio significativo, como cuando también Mercadona ha innovado creando productos muy demandados pero que no tenían una versión «asequible» en supermercados, por ejemplo la mantequilla de cacahuete 100% o el edamame congelado.

 

¿Por qué es importante el consumidor en el branding?

Una marca existe y es relevante siempre que haya consumidores que interactúen con ella. Por esa interacción se puede entender la compra pero también el simple hecho de ser recordadas. Un ejemplo es Coca-Cola, una marca que es conocida y valorada por todo el mundo, incluso quien no la compra pero disfruta de sus anuncios navideños.

La importancia del consumidor en el branding por lo tanto radica en que es ese consumidor quien elige a la marca. Por ello, conocer a tu buyer persona y tener en cuenta lo que este piensa son aspectos claves para el éxito. No hacerlo implica un gran riesgo: crear una marca cuya identidad o valores no conecten y por tanto no se vendan.

 

La era de la participación: cómo los consumidores están moldeando las marcas

La gran tendencia del marketing y el branding del siglo XXI es favorecer la participación del consumidor en la creación de la marca. Al fin y al cabo la marca es mucho más que un logotipo. El poder del branding radica también en la mente del consumidor, que es quien se forma una imagen de esa marca, le da un valor y la interpreta.

Los grandes estrategas empresariales consideran fundamental valorar y moldear las asociaciones de la marca que el cliente o usuario establece en su pensamiento. Son esas asociaciones al mismo tiempo las que moldean el valor de la marca. Por lo tanto, es una relación que va en las dos direcciones y que es horizontal.

 

Escuchando a tu audiencia: la importancia de la retroalimentación del consumidor

El branding siempre había sido una tarea de los equipos de marketing de una empresa. En cambio, en la actualidad se busca un enfoque trasversal en la que todos los departamentos participen en mayor o menor medida. Este cambio de mentalidad se debe principalmente a la necesidad de incorporar el discurso del consumidor en la co-creación de la marca.

El equipo de atención al cliente y el de ventas se incorporan al proceso de branding, pues ellos son quienes poseen los datos de los clientes y quienes escuchan de cerca sus opiniones. Se crea así un espacio de retroalimentación que puede darse en diferentes formas: escucha a través de redes sociales, focus groups, pruebas en entornos controlados, etc.

El monólogo de la marca se ha convertido en un diálogo bidireccional entre marca y consumidor. Esta comunicación debe ser profunda y basarse en un conocimiento detallado del cliente. Estos son algunos otros beneficios consecuencia de la retroalimentación con el consumidor:

  • Mayor satisfacción del cliente o usuario, que genera un sentimiento de pertenencia de la marca al saberse escuchado y ver sus necesidades atendidas.

 

  • Innovación constante y, sobre todo, coherente con la marca y con lo que se espera de ella.

 

  • Aumento de la lealtad hacia la marca, pues los consumidores sienten que han aportado a crear el valor de la marca y que esta a su vez los valora a ellos.

 

Co-creación en acción: ejemplos de marcas que involucran activamente a sus clientes

Mercadona es uno de los grandes ejemplos del éxito que conlleva la co-creación. Además, es también prueba de que ese intercambio debe darse de diferentes formas y en diferentes contextos.

La empresa de alimentación permanece muy atenta a los que los clientes opinan en redes como TikTok, en la que no son pocos los creadores que graban vídeos probando las últimas novedades de la marca.

También utilizan una estrategia de lanzamientos basada en la escucha del consumidor: eligen en qué tiendas o ciudades empezar a vender un nuevo producto como «prueba» y, una vez medido el grado de aceptación del nuevo alimento, este se lanza al resto del territorio.

Este foco en el cliente sin duda ha ayudado a la empresa a conseguir los números que han conseguido en los últimos años (en 2021 generó el equivalente al 2,1% del PIB) y ser valorada como una marca líder y reconocida incluso por quienes no compran habitualmente en ella.

No obstante, hay otras marcas cuyas estrategias de marketing y branding también involucran activamente a sus clientes.

 

El papel del consumidor en el branding: ejemplos

Grandes marcas han dejado grandes ideas sobre cómo introducir al cliente como centro de la estrategia de branding:

  • Coca-Cola: hace unos años la marca de bebidas prometió retirar gradualmente el aceite vegetal bromado (BVO) de algunos de sus productos. La decisión fue tomada a raíz de que una clienta lo solicitase e iniciase una petición en change.org para hacerle llegar su sugerencia a la marca.

 

  • Victoria’s Secret: la empresa de lencería llevó a cabo un rebranding que afectó a su identidad y valores de marca tras percatarse de que sus clientas estaban en contra de aquello que la marca mostraba como aspiracional (por ejemplo, el uso de modelos muy delgadas).

 

  • Wendy’s: la cadena de comida rápida descubrió que la sal marina tenía mejor aceptación entre la sociedad que la sal «normal», por lo que la introdujo en sus recetas y lanzó una potente estrategia para anunciarlo.

 

  • Samsung: la marca de móviles coreana presta mucha atención a lo que se dice sobre ella. Esto les resulta muy beneficioso a la hora de lanzar un nuevo modelo o de actualizarlo con nuevas funcionalidades.

 

  • Shein: desde China hasta el mundo, esta marca de comercio electrónico debe gran parte de su éxito a haber sabido leer e interpretar los comportamientos de los usuarios en redes sociales. La razón es que su audiencia (la generación Z) está en esas plataformas por lo que de allí saca información sobre lo que buscan o qué consideran tendencia. Su influencia ha sido incluso reconocida por la prestigiosa revista Time.

 

Experiencias de marca centradas en el consumidor

Si algo podemos aprender de una gran marca como Apple es que la experiencia de marca debe centrarse en el consumidor. Un buen marketing puede atraer e incluso convencer, pero la decisión final la toma el usuario o cliente, y esta estará determinada por la experiencia que esté viviendo con la marca.

Steve Jobs sabía esto y por eso creó una experiencia de marca cuyas directrices sigue respetando Apple hoy en día. Cuando vas a una tienda de Apple te encuentras con empleados muy dispuestos a ayudarte y que te ofrecen la solución que buscas o, si no esa misma, una igualmente beneficiosa. De esta forma priorizan crear vínculos entre marca y consumidor más allá de la compraventa.

Otro ejemplo es Zara, que ha construido también su valor de marca sobre la experiencia del cliente. Para ello, controlan cada elemento de esa experiencia, desde el olor de las tiendas hasta el diseño web pasando por la rapidez de envíos y devoluciones.

 

Personalización y adaptación: creando experiencias únicas para cada consumidor

Crear experiencias memorables para el consumidor es el resultado de estrategias de marca efectivas y eficientes. Para ello, hay dos aspectos que son clave: la personalización y la adaptación. Aunque se creen directrices generales, el cliente debe sentirse único. ¿Cómo lograrlo?

  • Constancia: una sola acción no es suficiente para crear una buena experiencia. Cada vez que el cliente entre en contacto con la marca, debe sentir esa exclusividad y esa individualización del servicio. Si no, sus expectativas no se cumplirán y se quedará únicamente con esas veces en las que la experiencia no fue buena en lugar de con aquellas en las que sí lo fue.

 

  • Autenticidad: un valor que va muy ligado a la humanización. El consumidor busca que la marca cumpla sus promesas, que deben ser únicas y no una copia de lo esperable.

 

  • Atención al cliente: un cliente entra en contacto con una empresa en numerosas ocasiones (redes sociales, web, escaparates…) pero las ocasiones más importantes son en las que requiere de ayuda y de atención. Para asegurarse de que sean buenas experiencias, el servicio al cliente debe ser de diez.

 

El viaje del cliente: mapeando y mejorando los puntos de contacto clave

La experiencia del cliente está conformada por todas esas veces que la persona entra en contacto con la marca. Cada uno de esos puntos de contacto forman parte de su viaje y deben tenerse en cuenta para ofrecer una experiencia adecuada y fidelizar así al cliente.

El mejor modo de hacerlo es crear un mapa gráfico en el que se señalen y resuman todos estos puntos, estableciendo el cómo, el dónde y el cuándo se dan. Por lo general, se considera que el viaje consta de cinco etapas según el tipo de interacción y conocimiento del consumidor:

  1. Conciencia: el consumidor tiene y reconoce una necesidad propia e investiga dónde y cómo puede solventarla. En esta etapa entra en contacto con la marca, que debe aportarle contenido relevante para ser reconocida. Este contacto suele darse en plataformas como redes sociales o una web.
  2. Consideración: la marca pasa a tener un contacto más directo con el cliente, pues este ya la conoce y está considerándola. Por lo tanto, el objetivo es que esta fase del viaje aporte más información (y más concreta) al consumidor, ayudándole y dirigiéndole en la toma de decisión.
  3. Compra: es uno de los puntos de contacto más importantes y las estrategias de marca suelen enfocarse en ella, aunque es importante no perder de vista el resto. Es fundamental que una vez se ha decidido la marca ofrezca al cliente aquello que le ha prometido y que le haga de una manera memorable (en este sentido cobran especial importancia factores como el packaging, la velocidad de envío, la amabilidad y asesoramiento de los empleados, etc.).
  4. Retención: que el consumidor haya comprado una vez no quiere decir que el viaje haya terminado. Hay que favorecer que la experiencia sea más larga y se produzcan más contactos. Para ello, es importante el servicio de post-venta, hacer un buen seguimiento y trabajar la fidelización.
  5. Recomendación: un cliente contento es como un influencer (incluso mejor). Sus recomendaciones pueden hacer que otra persona inicie el viaje con la marca, por lo que habrá que ofrecer una experiencia igual.

 

Más allá de la transacción: construyendo relaciones duraderas con los consumidores

¿Sabías que es más rentable fidelizar y mantener un cliente que conseguir uno nuevo? Por lo tanto, los esfuerzos de la marca (y también la inversión en marketing digital y branding) deben dirigirse a construir relaciones duraderas con sus consumidores. Para ello el contacto no solo debe ser cercano, sino que la calidad debe permanecer inalterable y, si cambia, siempre debe ser a mejor y según lo deseado por el cliente.

 

En este sentido, el marketing relacional se ha posicionado como el más adecuado. El objetivo de sus estrategias está en la relación que se establece con el cliente, y no solo en la compra. Para que esto sea así, los expertos consideran imprescindible conocer al consumidor y practicar una escucha activa. También venfundamental desarrollar la transparencia, la innovación o el compromiso como valores de marca.

 

En conclusión, de nada sirve un gran call-to-action que genere compras en la web de una marca si después no hay una encuesta de satisfacción para conocer la opinión del cliente ni una buena estrategia de email marketing para mantener el contacto.

Construyendo una comunidad de marca

Una comunidad de marca es mucho más que una base de clientes. Es un conjunto de personas que comparten los valores de la marca, se identifican con ella y se sienten parte de ella.

Crear una comunidad de marca implica no solo facturar más gracias a la confianza ganada, sino también conocer mejor a los consumidores y poder establecer relaciones de valor con ellos.

La clave principal para construir esa comunidad es encontrar y explotar estratégicamente el valor añadido que la marca aporta a esas personas.

 

Fomentando la lealtad: cómo convertir a los consumidores en embajadores de la marca

Cuando una persona forma parte de la comunidad de una marca y se identifica con ella, genera una lealtad hacia dicha empresa. Esto lo convierte a su vez en un embajador de su valores y de sus productos o servicios.

Para potenciar que así sea, se pueden desarrollar varias estrategias:

  • Fomenta la participación: el consumidor debe sentir que la marca escucha lo que dice y que le cede espacios para opinar. Para ello, es importante enviar encuestas, contestar a comentarios en redes sociales o hacer un buen servicio de postventa.

 

  • Destaca sus triunfos: esta estrategia es especialmente recomendable para empresas B2B que ofrecen servicios a otros negocios. Con aquellos clientes que han resultado ser un éxito, se pueden publicar estudios de caso en los que destacar no solo lo aportado por la marca, sino también por el cliente.

 

  • Crea programas de fidelización y referencia: ofrece descuentos, regalos o pon en marcha un programa de afiliación para aquellos clientes que recomienden la marca.

 

Creando espacios de participación: comunidades en línea y eventos de marca

La digitalización ha favorecido la creación de comunidades en línea, algo que las marcas potencian gracias a las redes sociales y a la facilidad de conexión que estas aportan.

No obstante, esa facilidad de conectar a través de internet también resulta un reto, pues puede carecer de humanización. Para que esto no ocurra y las comunidades en línea representen siempre una oportunidad, las marcas deben construirlas de manera estratégica y, cuando sea posible, apostar por la organización de eventos offline.

Estos espacios fuera de redes generan una conexión más profunda y humana, pues la comunidad puede «poner cara» a aquellas personas que están detrás de la marca.

Además, está demostrado que cuando la relación se ha dado también en el plano offline, el compromiso es mayor y dura más. Para que así sea, es fundamental favorecer que la conexión y la comunicación permanezcan después del evento, por ejemplo, creando un canal de difusión para los asistentes y ampliando así el espacio de participación.

 

La voz del consumidor: aprovechando las opiniones y testimonios para fortalecer la marca

La voz del consumidor siempre está ahí, la cuestión es escucharla y que esa escucha sea efectiva. De este modo, las opiniones y testimonios de los clientes se convierten en una herramienta para fortalecer la marca, tanto si son buenas como si son malas.

  • Las malas sirven para para encontrar los puntos de mejora. Los clientes, sobre todo los comprometidos y leales a la marca, en sus opiniones incluyen información específica sobre aquello que no les parece bien, aportando ideas sobre cómo cambiarlo y detallando las necesidades que no se cubren.

 

  • Las buenas dan información sobre aquello que debe mantenerse. Además, estos testimonios positivos pueden formar parte de la estrategia de marketing y branding, pues atraen a clientes nuevos.

Recuperando el ejemplo de Mercadona, la empresa valenciana utiliza a su favor todo tipo de testimonios. Es así que consigue cubrir las necesidades de su audiencia.

Cómo incorporar la voz del consumidor en tu branding

¿Quién no mira las reseñas de clientes anteriores antes de tomar una decisión de compra? Todo el mundo lo hace, y las marcas lo saben. Sin embargo, solo algunas explotan realmente este recurso e incorporan la voz del consumidor en su estrategia de branding.

Si quieres que la tuya sea una de esas marcas, aquí tienes algunas ideas de campañas:

  • Crea posts de Instagram con opiniones y reseñas que clientes hayan dejado en Google MyBusiness o plataformas similares.

 

  • Incluye una sección en la web de tu marca en la que los clientes puedan valorar lo que han comprado y leer los testimonios de otras personas.

 

  • Construye un canal de participación con tus clientes más fieles y consúltales decisiones sobre branding antes de hacerlas.

El poder de la influencia social

Los datos no mienten, el influencer marketing genera ventas e imagen de marca para las empresas que apuestan por él. No obstante, la influencia social es un arma de doble filo y, no usarla de la manera adecuada o hacerlo con una mirada cerrada, puede alejarnos del éxito.

Potencia la influencia social para el éxito de tu marca, pero hazlo con estrategia

El primer error que muchas marcas cometen es pensar en que el influencer solo es aquel con una gran base de seguidores en redes sociales. Si atendemos a una definición exacta, lo es. No obstante, influencer en un sentido más amplio es una persona que influencia y cuyas recomendaciones son escuchadas por otras personas. Por lo tanto, un cliente feliz que elogia una marca, también podría considerarse un influencer.

En consecuencia, el papel del consumidor en el branding vuelve a cobrar protagonismo.

 

El impacto de las recomendaciones de los consumidores en el branding

Un estudio de Nielsen estableció que más de un 90% de la sociedad confía en las recomendaciones de familiares, amigos y otros compradores anónimos a la hora de hacer una compra. Por lo tanto, si un consumidor recomienda una marca de manera orgánica a su círculo más cercano (o a través de una reseña), se pueden conseguir más clientes (o al menos mejorar el posicionamiento de la marca en la mente del consumidor). Los beneficios del marketing de recomendación son múltiples:

  • El cliente que llega recomendado lo hace más convencido.

 

  • El cliente que recomienda lo hace desde un sentimiento de lealtad hacia la marca, por lo que a su vez tiene más posibilidades de volver a comprar.

 

  • Una marca recomendada aumenta su tasa de conversión y retención a nivel general.

 

  • Se incrementa la base de clientes.

 

  • Se reduce el coste de adquisición de nuevos clientes.

 

Para potenciar las recomendaciones, es clave pensar en cada cliente como un embajador de marca. Por lo tanto, hay que ofrecer recompensas. Algunas ideas son códigos de descuento, acceso a ofertas exclusivas, regalo en su siguiente pedido o envíos gratis. Un ejemplo de esto es iGraal, la plataforma de cashback que por cada amigo que invitas te regala 5€.
O Qonto de 50 hasta 80€ por cada nueva cuenta.

 

Influencers y embajadores de marca: asociaciones estratégicas para llegar a nuevos públicos

Aunque ya hemos visto que un consumidor puede ser, de un modo concreto, un influencer, es cierto que los creadores de contenido son apuesta segura y estratégica para llegar a nuevos públicos. Esto es especialmente recomendable para marcas emergentes o aquellas que, aunque ya tienen una base de clientes, preparan un lanzamiento o quieren hacer una incursión en un nuevo segmento de mercado.

Si estás desarrollando la estrategia de influencer marketing de tu marca, debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. Busca influencers cuyos valores, seguidores y contenidos sean similares a los de tu marca. De otro modo, la campaña no resultará creíble.
  2. Elige las redes sociales en las que llevar a cabo la estrategia. Aunque un influencer tenga presencia en más de una, según el objetivo de la campaña resultará más conveniente un formato u otro.
  3. Pide estadísticas para hacer una valoración inicial del alcance esperado.
  4. Manda un briefing detallado al influencer para que el contenido creado tenga la información adecuada y transmita el mensaje de marca.
  5. Controla el progreso de la campaña y mide sus resultados, estos te ayudarán para acciones futuras con influencers.

 

Marketing de boca en boca en la era digital: estrategias efectivas para aprovecharlo

Quizá no lo creas, pero Zara apenas invierte en publicidad. Solo lo hace en momentos muy concretos del año y de manera no masiva. En cambio, confía en el boca a boca (y en el ojo a ojo) para aumentar su economía.

Su velocidad de producción, que hace que cada dos semanas lleguen nuevos productos a las tiendas, hace que la gente vea a otras personas llevando las novedades y quiera comprarlas.

El ejemplo de Zara es uno de los muchos que prueban que el boca a boca sigue funcionando en la era digital. Porque la realidad es que la recomendación de un compañero de trabajo o de un colega sigue siendo relevante y nos hace tomar decisiones de compra. La cuestión es saber aprovecharlo y optimizarlo para que genere los resultados que la marca busca:

  • Define bien a tu público objetivo para poder ofrecerle una experiencia que le convenza de recomendarte. La confianza generada por el buen servicio hará que esa persona te recomiende a personas similares a ella y, por tanto, también parte de tu público objetivo.

 

  • Crea comunidad a través de las diferentes plataformas sociales. La facilidad para compartir contenido en ellas las hace el lugar perfecto para potenciar esas recomendaciones entre consumidores.

 

  • Encuentra a los consumidores que son embajadores y ofréceles un incentivo por esa ayuda que te están aportado. Ese incentivo puede ser un descuento, pero también el hecho de reconocerles como fieles a la marca contestando sus comentarios en redes, por ejemplo.

 

Conclusión: todo lo que debes saber sobre el papel del consumidor en el branding

El paradigma de las marcas ha cambiado. El éxito ahora recae en un buen branding que tenga en cuenta y ponga en el centro al cliente.

La opinión de los consumidores actúa así como motor de cambio y como base para establecer una estrategia de marca efectiva.

¿Cómo incorporas la voz del consumidor en tu marca? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Marketing de contenidos: estrategias para atraer clientes a tu empresa

Zig Ziglar resume con la siguiente frase la base del marketing de contenidos:

Deja de vender. Empieza a ayudar.

Quizá esta cita sea la mejor manera de abordar este tema.

¿Qué es y cual es el origen del marketing de contenidos?

En primer lugar, aclarar que se trata de una técnica apoyada en la creación de diferentes contenidos; estos suelen ser de tipo educativo en torno a una marca, sin un claro carácter publicitario.

Cuando empleas una estrategia de marketing de contenidos de forma adecuada, la empresa obtiene grandes beneficios. Puedes mejorar la interacción con el público, el posicionamiento, el alcance, las tasas de conversión, etcétera.

Dentro de estas estrategias es clave crear audiencias específicas para tu marca.

Origen con ejemplos del marketing de contenido

John Deere

Por ejemplo, John Deere en 1895 comenzó por vez primera a utilizar estas estrategias.

Sigue leyendo «Marketing de contenidos: estrategias para atraer clientes a tu empresa»

Cómo crear una campaña de inbound marketing efectiva

Inbound marketing definición

inbound marketing. Qué es
Inbound marketing,  los usuarios son los clientes potenciales de tus productos y servicios.

El inbound marketing es la metodología que ayuda a que las empresas sean encontradas por los usuarios en la web de forma no intrusiva.

De manera que, el cliente, no siente la presión de la venta, ya que ha sido él mismo el que ha buscado el sitio y no se ha sentido invadido. 

Las estrategias de inbound marketing están centradas en el individuo, al que atraen y acompañan durante todo el proceso de compra. Además, ofrece valor a sus potenciales clientes y crea fidelidad a la marca.

Sigue leyendo «Cómo crear una campaña de inbound marketing efectiva»

Mamá, tienes un email…el marketing digital explicado a tu madre

Seguro que alguna vez, alguno de tus hijos te ha dicho «Mamá, tienes un email» por Whatsapp, en vez de dejarte una nota en la nevera como lo hacías tú de pequeña. Y es que los tiempos han cambiado, tanto en la forma de relacionarnos con nuestros seres queridos como la forma de vender y comprar. Es la época de la era digital y del marketing digital.

Pero contrariamente a lo que pueda parecer, lo digital no es algo exclusivo de los jóvenes, ni inalcanzable para la gente de segunda generación o de la tercera edad:

¿Sabes que ahora se estila mucho hablar de los silver surfers? Son los llamados “surferos de plata” y se refiere a la gente mayor que hace más compras por internet incluso que la gente joven.
¿Por qué vas a quedarte fuera del club tecnológico? Descubre que es el marketing digital  y va a ser para ti pan comido.

Convierte al cliente en el héroe de tu historia

(Ann Handley, director de contenidos de MarketingProfs).

El nuevo concepto de marketing digital

Empecemos con el concepto de marketing digital. Si antes el marketing iba por otros canales, como los anuncios en la calle, en tu buzón (el incómodo buzoneo) o incluso con gente que te asaltaba en tu misma casa cuando estabas preparando la comida ¿te acuerdas? Esos eran los vendedores a puerta fría… ¡qué fastidio para los de la casa y qué duro para ellos ir de puerta en puerta!

Sigue leyendo «Mamá, tienes un email…el marketing digital explicado a tu madre»

5 diferencias entre Inbound marketing y marketing de contenido

El Inbound marketing y marketing de contenido son muy vinculados pero…

Los terminos son cada vez más presente en marketing online. Veremos las diferencias que existen entre Inbound marketing y marketing de contenido y, entonces sabremos distinguir y emplear la buena expresión para no cometer errores dentro el gran campo del marketing digital.

Definición de Inbound marketing y marketing de contenido:

Inbound Marketing es el equivalente del marketing de atracción. Se trata de ganar el interés en vez de comprarlo. Transformar un usuario en cliente.

Sigue leyendo «5 diferencias entre Inbound marketing y marketing de contenido»

Blogs e Inbound Marketing para empresas

¿Porque los blogs con Inbound Marketing son tan importante para las empresas?

Un blog propio (es decir interno a tu sitio web) es una puerta de entrada de tráfico web muy interesante a trabajar para las empresas. Así el flujo de visitante, tus buyer personas (osea tu público objetivo) será siempre de calidad e interés para tí.

Recuerdo que tenemos varios tipo de tráfico de fuente de tráfico posible, son:

Sigue leyendo «Blogs e Inbound Marketing para empresas»