SEO y Marketing de contenidos: Dos caras de la misma moneda

Una web no posiciona por sí misma, al menos no si no cuenta con contenidos de valor y que puedan atraer a un público. Es por ello que decimos que SEO y marketing de contenidos van de la mano, interrelacionándose y formando un equipo fundamental para ganar el partido en los buscadores.

Su unión es tal que en las agencias y equipos de marketing, redactores y especialistas SEO trabajan juntos para asegurarse de que los contenidos gustan al usuario y al buscador. Cuando no se da esta colaboración, existe el riesgo de crear contenidos poco interesantes, nada relevantes y pobremente optimizados.

El SEO le dice al redactor qué debe escribir y cómo (por ejemplo, incluyendo palabras clave o enlaces internos), y el redactor se encarga de cumplir con estas directrices, pero sin perder de vista que el texto debe aportar conocimiento al lector y no resultar una simple consecución de keywords.

“Marketing es decirle al mundo que eres una estrella del rock. Marketing de contenidos es mostrarle al mundo que lo eres”.

— Robert Rose

 

Robert Rose
Robert Rose

Acompáñanos en el análisis de esta relación simbiótica en la que el SEO no existe sin el marketing de contenidos, y viceversa.

¿Por qué el SEO y el marketing de contenidos van de la mano?

En artículos anteriores hemos hablado de la importancia del posicionamiento web y también de la importancia del contenido de calidad, pero ahora es momento de entender, con más profundidad, cómo se relacionan ambas disciplinas. Primero, recordemos cuál es el porqué y el para qué de cada una de ellas.

¿Qué es el SEO (Search Engine Optimization)?

Bajo el paraguas del SEO están todas las acciones y estrategias orgánicas cuyo objetivo es mejorar el posicionamiento de una web en buscadores.

Dicen que lo peor que le puede pasar a una web es estar en la segunda página de resultados, pues eso implica desaparecer y ser invisible. El SEO se encarga de que eso no ocurra y que la web no solo aparezca en buscadores, sino que atraiga tráfico. Para ello, se implementan una serie de optimizaciones en las páginas, tales como la incorporación de palabras clave, la construcción de un buen link building o la reducción del tiempo de carga.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos se ocupa de la creación y distribución de contenidos valiosos, interesantes y atractivos para el público objetivo.

Una buena estrategia de contenidos implica mayor autoridad, visibilidad y reconocimiento de marca. Es por ello que, actualmente, todas las empresas cuentan con un plan de contenidos que les permita alcanzar objetivos como el aumento de las conversiones o la fidelización de clientes.

¿Qué es el marketing de contenidos?
¿Qué es el marketing de contenidos?

¿Cómo se relacionan el SEO y el marketing de contenidos?

Muchas veces la mejor manera de explicar algo es poniendo un ejemplo, así que eso es lo que vamos a hacer. En concreto, vamos a ver qué pasaría si trabajásemos solo el SEO o solo el marketing de contenidos.

  • Una página trabajada únicamente desde el campo del SEO, en principio, posicionaría muy bien. Su optimización en cuanto a SEO técnico, SEO On-Page y SEO Off-Page le haría alcanzar las primeras posiciones en Google. O no, porque los algoritmos de los buscadores detectan cuando una web está creada para el robot, pero no para la persona, y penalizan que así sea. Además, el usuario también rechazaría ese contenido que abusa de keywords, no responde a su consulta y que más que informar, desinforma.
  • Cuando el marketing de contenidos no cuenta con el apoyo del SEO, los contenidos, efectivamente, informan y aportan conocimiento de valor. Sin embargo, nunca serán vistos porque no se han colocado las “pistas” para que el usuario las encuentre. El usuario buscará, mediante unas palabras clave, aquello que el contenido contiene, pero este no posicionará precisamente porque no ha sido optimizado según los parámetros del SEO.

La realidad es que más del 80% de las personas hacemos una búsqueda en internet antes de tomar decisiones de compra. Queremos informarnos, responder a preguntas que tenemos o simplemente conocer mejor a la marca y conectar con ella. Para que esa conexión se dé, el contenido debe poder encontrarse y atraer al público. De estos dos aspectos (visibilidad y atracción) se encargan el SEO y el marketing de contenidos por separado, aunque los mejores resultados se obtienen cuando trabajan en conjunto.

En definitiva, de nada sirve el contenido de calidad si nadie llega a él, y de nada sirve que alguien llegue al contenido si este no es de calidad. No podemos olvidar, además, que esa valoración de contenido no solo la hace el usuario, sino también el propio buscador. Google, por ejemplo, tiene en cuenta qué resultados web satisfarán mejor las necesidades del usuario, para posicionar unos antes que otros.

Cómo integrar SEO en tu estrategia de marketing de contenidos

De manera genérica, podríamos decir que unir marketing de contenidos y SEO implica poner en marcha análisis, acciones y estrategias que logren posicionar una web (y, a través de ella, una marca) tanto en buscadores como en la mente del usuario. El objetivo final es que estos contenidos visibles y atractivos conviertan (entendiendo que la conversión puede ser una venta, rellenar un formulario o simplemente una visita que permanezca en la web).

Veamos cómo integrar ambas disciplinas.

1. Analiza las tendencias y los intereses del público objetivo

El estudio del buyer persona debe proporcionar no solo datos demográficos y de comportamiento, sino aspectos concretos que interesan al SEO y, por tanto, al marketing de contenidos. Entre estos aspectos están las tendencias de búsqueda.

A través de herramientas como Google Trends se pueden averiguar cuáles son esas cuestiones que el público está buscando. De este modo se valida el modo de negocio de la marca y se definen cuáles son los productos/servicios que más interés despiertan.

Por ejemplo, mediante una investigación de las tendencias se descubre que el público está interesado en formarse como wedding planner, pero no tanto en contratar a una. Esta información, a una empresa de organización de eventos que dispone de servicios de wedding planning, pero también de cursos de formación, le da pistas sobre dónde centrar sus esfuerzos, cómo enfocar los contenidos y a quién dirigirse.

comparacion busquedas wedding planner

2. Haz una investigación de las palabras clave

Durante la investigación de tendencias hay que detectar no solo cuáles son las búsquedas, sino también cómo se hacen. Concretamente, importan las palabras clave que disparan las búsquedas, entendiendo que, cuánto más específicas sean (las llamadas long tail), mejor.

Ser específico ayuda a definir los contenidos que trabajarán los redactores. Por ejemplo, una palabra como “bodas” despierta muchas búsquedas, lo que implica que hay una gran competencia y muy pocas posibilidades de posicionar. En cambio, términos más específicos como “organización de bodas en Madrid” estrechan la búsqueda, reducen los resultados y delimitan también las ideas de contenido.

Importante es también analizar la intención de búsqueda, es decir, por qué el usuario busca esas palabras. La intención puede ser:

  • Informativa: el objetivo del usuario es ampliar el conocimiento sobre un tema (“guerra de independencia”).
  • Navegacional: se busca llegar a la web de un sitio (“Amazon”).
  • Comercial: la intención es comparar opciones antes de tomar una decisión de compra (“mejores móviles”).
  • Transaccional: la compra está decidida y se busca el mejor lugar para completarla (“ofertas Samsung”).

Las intenciones también guían nuestra estrategia de contenidos. Si el equipo SEO detecta que la intención de búsqueda para “organización de bodas en Madrid” es comercial, la estrategia debe enfocarse hacia contenidos como “Lo que nuestros clientes dicen sobre nuestros servicios de organización de bodas en Madrid”. Es decir, contenidos que respondan a lo que el cliente quiere saber: qué servicio es mejor y por qué.

3. Planifica los contenidos

Con la información obtenida en los dos pasos anteriores, es importante organizar los contenidos.

Los expertos en marketing de contenidos saben bien que todo está siempre sujeto a un plan. Un plan en el que se determinan las fechas de publicación, pero que no es solo un calendario. También se especifican títulos, palabras clave, estructura textual o las cuestiones a las que hay que dar respuesta. Datos que ha proporcionado el análisis SEO y que ahora empiezan a convertirse en contenidos concretos.

4. Crea contenidos de calidad

Siguiendo las directrices dadas por los expertos SEO, los contenidos lograrán el ansiado posicionamiento, pero los redactores también deben asegurarse de cumplir con los estándares de calidad del público.

No es suficiente con contestar a las cuestiones que despiertan búsquedas, sino de hacerlo de una manera atractiva, relevante e informativa. Solo así los contenidos lograrán la autoridad necesaria para destacar en Google y entre los usuarios.

Una autoridad que, además, traerá backlinks, es decir, que otras webs se fijarán en los contenidos y enlazarán a ellos. Por lo tanto, la unión del SEO y del marketing de contenidos también influye en el link building.

Crea contenidos de calidad
Crea contenidos de calidad

5. Difunde los contenidos en las plataformas adecuadas

Cuando hablamos de marketing de contenidos y SEO, generalmente pensamos en los blogs. Es cierto que estas plataformas favorecen la generación y distribución de contenidos. No obstante, no podemos olvidar que otros canales como las redes sociales o el email marketing también ayudan al posicionamiento.

Es un error pensar que una vez damos al botón de publicar es suficiente. Se requiere de una difusión multicanal que genere visibilidad y redirija hacia la web. Cuanto más tráfico, mejor posicionamiento.

6. Mejora la UX de tu web

Una mala experiencia del usuario puede tirar por la borda todo el trabajo del SEO y del marketing de contenidos. Piensa, si no, en todas las veces que has abandonado una página cuyo contenido tenía potencial, pero simplemente no cargaba.

Esa impaciencia no es otra cosa que el resultado de una UX deficiente. En cambio, cuando factores como la velocidad de carga o el diseño adaptativo se optimizan, tanto buscadores como usuarios lo aprecian.

Por un lado, los algoritmos benefician a las webs que técnicamente son adecuadas. Por otro lado, los usuarios solo llegarán y se quedarán en los contenidos si estos son accesibles.

7. Analiza (e interpreta) los resultados

No hay marketing sin análisis. Disponer de datos es crucial para definir por primera vez una estrategia, pero también para mejorarla cuando esta no alcanza los resultados esperados.

Para comprobar que el trabajo conjunto de marketing de contenidos y SEO está surtiendo efecto y cumpliendo objetivos, es recomendable usar Google Analytics. Esta herramienta aporta información no solo cuantitativa, sino también cualitativa, lo que permitirá analizar el rendimiento de los contenidos con una visión completa y detallada.

 

¿Necesitas ayuda para integrar el SEO en tu estrategia de marketing de contenidos? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Luces, cámara, acción: Desarrolla tu estrategia de video marketing

Un estudio de 2018 estableció que el video es el formato de contenido que los usuarios más quieren ver de las marcas. Sabiendo esto, no nos sorprende que cada vez son más marcas las que apuestan por una estrategia de video marketing que les permita atraer y fidelizar nuevos clientes.

A pesar de que crear contenido en video implica una gran inversión de tiempo, dinero y recursos, los resultados valen la pena y retornan esa inversión. Marcas como Bershka así lo han comprobado y por eso, con cada vez más asiduidad, confían en una buena estrategia de video marketing para alcanzar sus objetivos.

“Tenemos que dejar de interrumpir lo que le interesa a la gente y ser lo que le interesa a la gente”.
— Craig Davis

En este artículo explicaremos con detalle todo lo referente al video marketing, desde ejemplos que demuestran su relevancia hasta el paso a paso para construir una estrategia.

¿Por qué una estrategia de video marketing es importante?

En los últimos años, el video se ha convertido en el formato por excelencia. Todas las redes sociales, incluso aquellas que empezaron solo como plataformas de imagen, han incorporado lo audiovisual. Si lo han hecho, es porque los usuarios así lo han requerido y porque las tendencias en marketing de contenidos han virado hacia el video.

Citación de marketing de Craig Davis - HolaQueTal.es
Citación de marketing de Craig Davis – HolaQueTal.es

Qué es el video marketing

Una estrategia de video marketing es aquella que utiliza contenidos audiovisuales para alcanzar diferentes objetivos de marketing online. Es un formato que genera mucha interacción y que se difunde con más facilidad.

Aunque el video es el formato por excelencia de la generación Z, es un error pensar que con él no se impacta a otros públicos y a otras demografías, todo depende del cómo y el dónde se promocionen dichos videos.

El video marketing es, en cierto modo, una evolución digital de los tradicionales anuncios de televisión. La diferencia (y la gran ventaja) es que en la actualidad el video no queda relegado a un solo dispositivo que, por otro lado, no permite la conversación con la persona que está visualizándolo. Además, las posibilidades en cuanto a la creación de videos también son más.

 

Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing

Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing - HolaQueTal.es
Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing – HolaQueTal.es

Según el enfoque del video y el objetivo que intenta cumplir, podemos hablar de diferentes tipologías:

  • Videos publicitarios: promocionan un producto/servicio de la marca. En el canal de YouTube de Bershka la mayoría de los vídeos son de este tipo, aunque los producen de modo que sean interactivos y no un simple desfile de la colección.

 

  • Videos corporativos: se centran en enseñar los valores, la visión y la misión de la marca.

 

  • Videos de porfolio: su contenido muestra ejemplos de trabajos realizados por la marca (son vídeos muy comunes en estudios de arquitectura, diseño, interiorismo…).

 

 

  • Videos educativos: dan a conocer alguna funcionalidad del producto/servicio o demuestran el conocimiento de la marca sobre algún aspecto. Generan identidad de marca y ayudan a cerrar ventas.

 

  • Videos testimoniales: exponen a antiguos clientes o casos de éxito para aumentar la confianza alrededor de la marca, al mismo tiempo que la humaniza.

 

  • Videos de eventos: muestran momentos o fragmentos de algún evento en el que han participado la empresa o sus empleados (por ejemplo, entrevistas, conferencias…). Tienen un claro carácter promocional, pero también profesional y corporativo. Son frecuentes en redes como LinkedIn, pero, con un buen enfoque, también tienen cabida en otras como YouTube (y así lo demuestra Bershka en este video).

 

Los beneficios de crear una estrategia de video marketing

Si marcas como Bershka, El Corte Inglés o Heineken dedican parte de su inversión de marketing online en el video es por algo, y los datos así lo demuestran:

 

 

  • El tiempo de permanencia en la web también es mayor (un 88% concretamente) cuando hay contenidos audiovisuales en ella.

 

  • El 72% de los usuarios prefieren aprender sobre la marca a través de los vídeos de su web que de los textos.

 

 

Más allá de los porcentajes y las estadísticas, una estrategia de video marketing aumenta la visibilidad de la marca, la interacción del usuario y las ventas, además de ayudar al posicionamiento SEO. No solo eso, sino que también mejora el recuerdo y el reconocimiento tanto de la marca como de su mensaje. Por último, un contenido audiovisual tiene más posibilidades de viralizarse.

 

Las diferentes plataformas para lanzar una estrategia de video marketing

Como hemos comentado antes, podría decirse que todas las redes sociales ya disponen de la posibilidad de subir video. Esto, sin embargo, no las hace iguales y sigue siendo importante elegir una u otra plataforma según el tipo de video, el objetivo o el público al que nos dirigimos.

Veámoslo con detalle

  • YouTube: es la red social de video por excelencia. El usuario de YouTube es una persona a la que le gusta ver videos largos y que los consume de una manera consciente y planificada; no se dedica a hacer scroll durante horas, sino que elige qué ver y se compromete a verlo entero durante varios minutos. Como punto positivo, un video de YouTube puede posicionar en buscadores como Google.

 

  • TikTok: es la plataforma de la generación Z por excelencia, por lo que los contenidos que mejor funcionan son breves e impactantes. Además, deben adaptarse a un todo de comunicación muy dinámico, humorístico y que tiene en cuenta las modas (de ahí que triunfen los trends).

 

  • Instagram: aunque existe la posibilidad de subir videos largos, esta red social es más inmediata, por lo que no conviene superar los tres minutos. Generalmente, pensamos en Instagram como una plataforma para gente joven, pero no lo es tanto como TikTok. En Instagram hay cabida para públicos más adultos. Es por ello que los contenidos son más variados, aunque siempre conservando mucha cercanía.

 

  • Facebook: la audiencia de esta plataforma es mucho mayor y su manera de consumir contenido en vídeo es una combinación entre Instagram (por el predominio del formato vertical) y YouTube (por la longitud de los videos). En cuanto al tipo de videos, gustan aquellos que son tutoriales o demostraciones.

 

  • LinkedIn: en la red social profesional por excelencia, los videos que más se difunden en ella son corporativos (entrevistas, eventos, etc.).

 

Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa

Una estrategia de video marketing no consiste únicamente en grabar un vídeo y subirlo a una plataforma. En cambio, se requiere de planificación, preparación y profesionalidad.

Estos son algunos de los pasos, consejos y factores que hacen que una estrategia de video marketing tenga éxito y cumpla con los objetivos.

Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa - HolaQueTal.es
Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa – HolaQueTal.es

1. Planifica la estrategia y los contenidos

En el plan de una estrategia de video marketing deben definirse varios aspectos:

  • Los objetivos de marketing que se quieren alcanzar.

 

  • El público al que se quiere impactar con el video y la reacción que se espera.

 

  • El presupuesto, el tiempo y los recursos de los que se dispone.

 

  • Las plataformas en las que van a subirse los vídeos (y los formatos que requieren).

 

  • Un guion de los diálogos (si los hay) y también una planilla de las diferentes tomas y planos, intentando ser lo más específico posible.

 

2. Utiliza un equipo de calidad

Una persona que graba su día a día sin grandes pretensiones para subir vlogs a YouTube puede permitirse no contar con un equipo de calidad. Sin embargo, una marca que busca cumplir con una estrategia de video marketing y dar una buena imagen, debe invertir en cámaras, micrófonos, luces…

No hacerlo dará como resultado videos de baja calidad. Para evitar que así sea, utiliza dispositivos profesionales y, sobre todo, aprende a usarlos. Una opción es contratar a especialistas y delegar en ellos la producción del contenido.

Es igualmente importante la edición. Un mal uso de ciertos efectos harán que el video sea cutre o que incluso se confunda con una parodia cuando no lo es. Cómo se editan los diferentes planos es clave para dar sentido al mensaje y lograr que este se transmita como se ha planificado.

 

3. Cuenta historias con tu estrategia de video marketing

La narrativa es fundamental en la comunicación de la marca. Es por ello que el storytelling se incorpora en todas las estrategias, también en las de video marketing.

Contar historias ayuda a generar emociones en el espectador y a hacerle llegar mejor el mensaje. En este sentido, el video es uno de los mejores formatos, ya que resulta cercano y permite utilizar muchos recursos que activan esa emocionalidad (expresiones faciales, escenas, música, colores…).

 

4. Sé breve e impacta

Aunque haya plataformas que permiten subir videos largos, si lo que quieres contar puede hacerse brevemente, mejor.

Estamos en la era del consumo constante y rápido de contenido, especialmente en formato video. Los usuarios buscan lo inmediato y les cuesta prestar atención a un video si este es muy largo.

En cambio, lo breve se recuerda mejor. Por lo tanto, piensa siempre en cómo decir lo mismo en menos tiempo, intentando que el mayor impacto sea al principio. Esto es importante, ya que los primeros treinta segundos del video son los que convencen para seguir viéndolo. Si el comienzo no está a la altura, la tasa de abandono será alta.

 

5. Haz que el consumidor sea el protagonista

Muchos de los videos corporativos, aunque sea indirectamente, colocan al consumidor como protagonista. Recuerda todos esos contenidos en los que un actor interpreta a una persona a la que el producto o servicio ayuda.

Otro ejemplo muy claro es el de los videos testimoniales, pero, si los analizamos en profundidad, veremos que otros videos como los tutoriales también ponen en el centro al consumidor. Muestran, en cierto modo, cómo ese consumidor debe usar el producto, haciendo que este se sienta identificado.

 

6. Trabaja el SEO del vídeo

Antes hemos mencionado brevemente cómo los vídeos pueden posicionar en buscadores y cómo las redes sociales en general ayudan al SEO. Para que así sea, es importante optimizarlos. Te damos algunos consejos para lograrlo:

  • Utiliza palabras clave en títulos, descripciones y textos de las portadas o miniaturas.

 

  • Asegúrate de que también se incluyan palabras clave dentro del video (es decir, en lo que se dice en el video).

 

  • Si es posible, añade etiquetas que describan el contenido.

 

  • Ten muy en cuenta los algoritmos de posicionamiento de las plataformas: un video que tenga éxito en la red social a la que se ha subido posicionará mejor en buscadores. Para conseguir ese primer éxito, es fundamental entender qué hace que un vídeo se viralice en esa red social. En este sentido suelen ser relevantes los hashtags, pero también otros aspectos concretos como el uso de músicas en tendencia.

 

Si tienes alguna pregunta sobre cómo desarrollar una estrategia de video marketing, ¡déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Marketing de contenidos: estrategias para atraer clientes a tu empresa

Zig Ziglar resume con la siguiente frase la base del marketing de contenidos:

Deja de vender. Empieza a ayudar.

Quizá esta cita sea la mejor manera de abordar este tema.

¿Qué es y cual es el origen del marketing de contenidos?

En primer lugar, aclarar que se trata de una técnica apoyada en la creación de diferentes contenidos; estos suelen ser de tipo educativo en torno a una marca, sin un claro carácter publicitario.

Cuando empleas una estrategia de marketing de contenidos de forma adecuada, la empresa obtiene grandes beneficios. Puedes mejorar la interacción con el público, el posicionamiento, el alcance, las tasas de conversión, etcétera.

Dentro de estas estrategias es clave crear audiencias específicas para tu marca.

Origen con ejemplos del marketing de contenido

John Deere

Por ejemplo, John Deere en 1895 comenzó por vez primera a utilizar estas estrategias.

Sigue leyendo «Marketing de contenidos: estrategias para atraer clientes a tu empresa»