Abierto 24/7: SEO para tu eCommerce

Podemos hablar de muchas revoluciones digitales, pero pocas son como la que se generó con la llegada de Amazon a España. En ese instante, todo cambió y el comercio se volvió electrónico, lo que al mismo tiempo evidenció la importancia de trabajar el SEO para e-commerce y lograr destacar entre las cada vez más tiendas online.

No es ninguna tontería que así sea, pues en 2023 el 77% de los internautas reconocieron usar Internet como canal de compras. Esto puede hacer pensar a los negocios que con “digitalizarse” es suficiente, que solo tienen que poner en marcha una plataforma de venta online. Así, tendrán su negocio abierto 24/7 y las compras no pararán de llegar, sin descanso y sin los gastos que implica una tienda física.

Esto es, hasta cierto punto, verdad. No, no tendrás que pagar la limpieza, la luz o el gas de un establecimiento a pie de calle, y tu e-commerce permanecerá abierto y funcionando 24/7, pero siempre hay un “pero”. La realidad es que sin un buen SEO para e-commerce tu tienda no será visible, no destacará entre los cientos de resultados y no alcanzará las ventas que estás esperando.

“El SEO para comercio electrónico no consiste en hacer ventas. Se trata de ganar el clic”.
— Pratik Dholakiya

Pratik Dholakiya
Pratik Dholakiya

¿No quieres que esto pase? Sigue leyendo y déjanos ayudarte.

¿Por qué el SEO es importante para el e-commerce?

Si un e-commerce no está correctamente optimizado según parámetros SEO, no va a verse. Por muy abierto que esté, a ojos de internet (y, por lo tanto, del cliente) estará cerrado.

Igual que en un establecimiento físico se cuida el escaparate para que resulte atractivo, se mantiene todo ordenado y limpio o se diseña la decoración y la iluminación para que llame la atención sobre unos u otros productos, en una tienda online también hay que tener en cuenta algunos factores.

Entre estos factores, como veremos más adelante, están las palabras clave, la arquitectura web o la optimización de imágenes y textos. Solo trabajando estos elementos del SEO, un e-commerce posicionará y tendrá la visibilidad online suficiente para atraer y retener clientes.

Las particularidades del SEO para e-commerce

Una pregunta muy común y lógica respecto al SEO para e-commerce es si este es igual que el que trabajaríamos para otro tipo de página web. En esencia podría decirse que es el mismo, aunque hay algunas especificaciones que permiten adecuar y concretar las acciones y estrategias que se llevan a cabo.

Veámoslo con un ejemplo, el de un comercio electrónico tipo Amazon y el de la página web de un importante bufete de abogados internacional.

Los objetivos, por lo tanto, son diferentes, y también lo es la página web en sí. Mientras que la estructura de un e-commerce está llena de categorías, subcategorías y páginas específicas de producto, la del bufete es mucho más simple. En consecuencia, el trabajo de posicionamiento también será diferente.

Las particularidades del SEO para e-commerce
Las particularidades del SEO para e-commerce

Beneficios del SEO para e-commerce

¿Merece la pena trabajar el SEO para e-commerce y dedicarle esfuerzos específicos? La respuesta corta es un rotundo sí; la respuesta larga enumera los muchos beneficios de hacerlo así:

  • Atracción de más tráfico web: no importa cómo de buenos sean los productos de un e-commerce, si este no posiciona, nadie los encontrará. En cambio, gracias al SEO la visibilidad aumenta y, en consecuencia, también el tráfico web.
  • Visitas de calidad: no solo se consiguen más visitas, sino que estas son cualificadas, ya que son usuarios que han hecho una búsqueda concreta a la que tu e-commerce responde. Además, no solo encuentran aquello que buscan, sino que lo hacen predispuestos a considerar la venta.
  • Posicionamiento online y offline: cuanto más visible es una web, más gente la descubre. El branding de tu e-commerce hará el resto para aumentar el reconocimiento y para que el cliente recuerde quiénes sois.
  • Rápido retorno de la inversión: el tiempo, el dinero y el conocimiento puestos en la estrategia de SEO para e-commerce resultarán rentables. Los resultados son medibles y, si se ha trabajado bien, no tardarán en llegar.

Cómo optimizar tu tienda online para el SEO

Antes hemos mencionado que un e-commerce es un sitio web con unas especificaciones concretas que hacen que su SEO deba adecuarse. Aunque, como vamos a ver, las estrategias a seguir son las comunes (como la investigación de palabras clave o el link building) el enfoque debe ser el correcto.

1. Investigación de keywords y de su intención de búsqueda

El primer pilar sobre el que se construye una buena estrategia de SEO para e-commerce es el de las palabras clave.

Los usuarios realizan búsquedas introduciendo unas palabras, que implícitamente también llevan una intención. El objetivo es, mediante esta investigación, descubrir cuáles son las palabras con las que los usuarios buscan productos que ofrecemos, e incluirlas (de manera optimizada y lógica) en nuestra web (en descripciones de productos, etiquetas, etc.). De este modo, la próxima vez que un usuario haga una búsqueda, el algoritmo del buscador entenderá que nuestro contenido responde a esa consulta y lo mostrará en resultados.

No obstante, no es tan sencillo como hacer un listado de keywords, sino que hay que entender cuáles resultan relevantes e interesantes.

  • Las palabras con un alto volumen de búsqueda serán muy difíciles de posicionar porque la competencia también será alta y, además, estará dominada por grandes webs (como Amazon, Fnac, Temu, AliExpress…). Estas palabras tan usadas suelen ser palabras muy concretas y shortail (por ejemplo “pantalones”), por lo que es mejor buscar palabras clave compuestas que sean más específicas y que no tengan tanta competencia (por ejemplo “pantalones pitillo negros”).
  • Las palabras con un bajo volumen de búsqueda tampoco interesan por eso mismo: nadie las está buscando.

Otro aspecto que no podemos olvidar a la hora de hacer nuestro keyword research es la intencionalidad de la búsqueda. Conocer para qué buscan los usuarios (si para informarse antes de la compra o directamente para comprar), nos ayudará a precisar los contenidos. Veámoslo con un par de ejemplos:

  • Si un usuario busca “mejores zapatos de tacón” posiblemente quiera ver una comparación de varios modelos, por lo que el contenido que podemos ofrecerle es un artículo de blog o una página de categoría.
  • Si busca “zapatos de tacón rojo 5 centímetros” parece tener la intención de hacer ya una compra, por lo que un resultado óptimo para su consulta sería el de la página de un producto específico.

2. Mejoras en la UX de tu e-commerce

Una buena experiencia de usuario es la clave no solo para posicionar una web, sino también para que el cliente permanezca en ella y convierta.

Cuando una página no carga rápido o tiene fallos de usabilidad (como un contraste muy bajo que impide su legibilidad o una estructura poco clara y errónea), los algoritmos detectarán que no es óptima y la “castigarán” en el SERP. A su vez, si un usuario llegase a ella, probablemente tardaría más bien poco en abandonarla al ser la navegación tan compleja e incómoda. Esa alta tasa de rebote influiría también negativamente en el posicionamiento, por lo que es un bucle cuya solución es optimizar aspectos como:

  • La velocidad de carga (evita plugins, widgets y otros elementos que ralenticen la carga de la página)
  • El diseño responsivo (muchas búsquedas se realizan desde dispositivos como smartphones o tablets, así que asegúrate de que la web se visualiza correctamente en diferentes tipos de pantallas).
  • La accesibilidad (no todo el mundo tiene las mismas capacidades, por lo que es importante incluir elementos que ayuden a la lectura y a la navegabilidad de personas sordas, ciegas o con algún tipo de discapacidad).
  • La arquitectura web (cuando hay muchas páginas, apartados, secciones… En una misma web, pero sin una relación clara entre ellas, se compromete la experiencia del usuario).

3. Una arquitectura web lógica

Aunque ya hemos introducido la importancia de la arquitectura web en un e-commerce, queremos ampliar este concepto. La mejor manera de entender qué es la arquitectura es poner el ejemplo de un supermercado.

Cuando entramos a un supermercado, vemos claramente la organización de los productos. En cada pasillo hay una categoría (lácteos, galletas, pescados, carnes, pan…), y dentro de cada uno de estos pasillos encontramos subcategorías de productos, también organizados en bloques (en el caso de los lácteos: yogures, quesos, mantequillas…). Por último, en cada subcategoría, encontramos productos concretos agrupados por marcas (los yogures naturales, de bífidus y de sabores de Danone, luego los de la marca Nestlé, y así sucesivamente).

En un e-commerce debe ocurrir lo mismo y estar organizado en Inicio > Categorías > Subcategorías > Productos:

  • Inicio: es la página principal y en la que, generalmente, hay un menú desplegable que lleva a las diferentes categorías (también suelen ser visibles las subcategorías). Además, suele disponer de una sección en la que se destacan algunos productos (por ejemplo, ofertas o nuevas colecciones).
  • Categorías: suponen una primera división en grupos más pequeños pero comunes.
  • Subcategorías: es una división aún más concreta en el que ya se listan, en conjunto, productos específicos.
  • Producto: es una página dedicada única y exclusivamente a un producto, presentando su descripción.

Un caso práctico sería el de una zapatería online: Inicio > Zapatos de tacón > Zapatos de tacón de cinco centímetros > Zapatos Modelo X.

De este modo, los contenidos se enlazan entre sí, de manera lógica y en pocos clics. Una mala arquitectura sería la que no tiene enlaces internos o la que los tiene pero “desorganizados” (por ejemplo, bajo la categoría de botas están enlazadas las subcategorías de zapatos deportivos).

Una arquitectura web lógica
Una arquitectura web lógica

4. La importancia de las etiquetas meta en tus contenidos

En los resultados de búsqueda siempre aparece el título de la página y una breve descripción, es decir, el metatitle y la metadescription. Además de estas, hay otras meta etiquetas que proporcionan información sobre las páginas a los buscadores.

Por lo tanto, es importante no solo utilizar estas etiquetas, sino optimizarlas para que incluyan las palabras clave y los buscadores reconozcan el contenido como interesante y relevante para esas búsquedas.

  • El metatitle debe ser breve (unos 55 caracteres) para que aparezca al completo en el resultado de búsqueda. La brevedad debe traducirse también en concisión e impacto, para que el usuario se sienta atraído por él y entienda que responde a su consulta.
  • La metadescription puede ser algo más larga (no más de 155 caracteres) e incluir información más detallada sobre el contenido. El tono debe ser persuasivo para terminar de convencer al usuario de que visite la página.

Otras meta tags de las que debes preocuparte son los textos alt de las imágenes, es decir, los textos HTML que describen las imágenes. Los motores de búsqueda rastrean estas descripciones, por lo que es conveniente usar keywords. No obstante, sin olvidar que son también los fragmentos de texto que leen las herramientas de lectura por voz que usan personas con una discapacidad visual. Por lo tanto, deben tener sentido y no escribirse pensando solo en el algoritmo.

5. Seguimiento y eliminación del contenido duplicado

El contenido duplicado es una amenaza para cualquier web, pero especialmente para los e-commerce, que son propensos a tenerlo. ¿Por qué? Porque hay muchos productos similares. También puede darse el caso de que, en una descripción de producto, se haya copiado el texto de la web de proveedor (esto ocurre en comercios electrónicos multimarca).

Sea cual sea la razón, el contenido duplicado se penaliza y afecta gravemente al SEO para e-commerce, por lo que hay que asegurarse de que:

  • Cada texto es único, incluso cuando incluya palabras clave similares.
  • Un mismo producto, aunque pertenezca a más de una categoría (por ejemplo, unos zapatos rojos de tacón pertenece a las categorías “zapatos de tacón” y “zapatos rojos”) solo tiene una ficha de producto y esta se enlaza en cada una de las categorías.
  • Aunque haya un producto con varias opciones de diseño (por ejemplo, el mismo zapato en color rojo y en color negro), debe haber una sola página de producto para evitar duplicar contenidos.
  • No se copia la descripción de otra página que ofrece el mismo producto.

6. La introducción de los Featured Snippets

¿Alguna vez has buscado algo en Google y ha aparecido un fragmento con datos concretos de algún producto? A esto se le llama “featured snippets” o datos estructurados, y su objetivo es mostrarle al usuario información concreta de la página que el algoritmo considera que mejor (y más directamente) responde a su consulta.

Generalmente, dentro del mundo e-commerce, son datos presentados en forma de tabla o lista que muestran la información más relevante para el usuario. Por lo tanto, conviene optimizar los featured snippets para que Google los rastree y los muestre en una posición privilegiada que, además, dará una rápida respuesta al usuario y le invitará a la visita y a la conversión.

La parte mala es que, a diferencia de las etiquetas meta, no hay un lugar a donde acudir para especificar cuáles y cómo son los datos estructurados de la página. En cambio, lo que hay que hacer es organizar y presentar el contenido de un modo que a Google le parezca que responde a una búsqueda de una forma “estructurada”. ¿Cómo? Incluyendo tablas y listas breves pero concisas que Google pueda tomar prestadas.

Un ejemplo es el de la búsqueda “precios camisetas personalizadas”. Uno de los “featured snippets” es el de una tabla que especifica precios según tamaño del pedido. Clicando en el resultado llegamos a la web de Teefactory que incluye dicha tabla en su página.

datos estructurados resultado en seo google
Un featured snipplet (o datos estructurados) muestra al usuario que hace una búsqueda un resultado que responde a su consulta de manera concisa, breve y visual.

 

featured snippets table google
Los features snippets son fragmentos de contenido que Google toma de una página web, por lo que es importante optimizar los contenidos para que potencialmente aparezcan como featured snippets.

7. Optimización de las descripciones de productos y (sub)categorías

Todos los textos que aparezcan en la web, especialmente los que describan un producto o una categoría o subcategoría de productos, deben optimizarse correctamente.

No hacerlo implica perder oportunidades de visibilidad y que cualquier otro esfuerzo por aumentar las ventas caiga en saco roto. Los textos son los que le muestran a Google qué hay en tu página y por qué resulta relevante, pero también orientan al usuario cuando, una vez en la página, valora la compra.

Por un lado, en cuanto a la optimización para el buscador, deben incluirse palabras clave y también enlaces entre páginas.

Por otro lado, para que el contenido le resulta interesante al usuario, hay que ser original, claro y persuasivo a la hora de redactar. Lógicamente, y como hemos visto en el apartado anterior, también es conveniente estructurar el contenido de manera que este pueda aparecer como un featured snippet.

Recuerda también que no solo las fichas de producto tienen descripciones. Al inicio de cualquier página de categoría y subcategoría, conviene incluir un texto descriptivo y optimizado de los productos incluidos en esa sección.

8. Las imágenes de calidad

Uno de los quebraderos de cabeza del SEO para e-commerce son las imágenes. Como es lógico, son muchas las fotos que deben incluirse en la web. Esto genera varios problemas que deben solucionarse:

  • Utiliza el texto alt para describir las imágenes con objetividad, pero también con palabras clave.
  • Pon a los archivos nombres que reflejen qué hay en la foto (nada de “imagen-def-1”, sino “deportivas-blancas”).
  • Usa fotos originales, no descargadas de otras webs (aunque el producto sea el mismo).
  • Cuida la calidad de las imágenes para que no estén borrosas y muestren correctamente el producto.
  • Sube las imágenes en el tamaño en el que serán visualizadas, ni más grandes, ni más pequeñas. Evitarás así que el navegador tarde en cargar porque debe adaptarlas.
  • Reduce el peso de cada una de las imágenes (cuanto más pesen, más tardarán en cargarse).

9. La importancia del link building

Cualquier página web se beneficia de un buen link building, es decir, de recibir backlinks de otras webs que enlazan hacia ella, aportándoles tráfico, pero también autoridad.

En el mundo e-commerce, estos backlinks suelen proceder de webs comparadoras de precios o de blogs que recomiendan productos. El objetivo es que estos sitios siempre sean de calidad, no fraudulentos y que compartan temática con el tuyo. De lo contrario, los algoritmos podrán penalizarte.

10. Eliminación de los productos descatalogados

En un e-commerce, especialmente cuando hay una alta rotación de productos, puede darse el caso de que algún producto quede descatalogado.

Si sabes que hay algo que nunca va a volver a venderse, elimina su página. En el caso contrario, lo eliminarás solo de tu software de gestión y la página se convertirá en un error 404, nada conveniente para el SEO.

El problema es que, desde que se borra la página hasta que Google deja de indexarla, puede pasar un tiempo. Para evitar que el usuario llegue a una página y no encuentre nada, enséñale algo. Seguirá sin ser lo que venía buscando, pero al menos no se irá con las manos vacías. Una opción es redirigir el enlace que pertenecía a esa página de producto a otra en la que recomiendes otros similares o a la página de la (sub)categoría a la que pertenecía.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre el SEO para e-commerce? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Domina el Arte del Branding y Convierte tu Negocio en una Marca de Éxito que Deje Huella

Hace unos años se puso de moda un juego para el móvil que consistía en ver logos y adivinar el nombre de la marca. ¿Lo recuerdas? Además de entretenido, sirve como prueba de cómo dominar el arte del branding puede hacer que una marca sea un éxito y, sobre todo, sea recordada.

Porque ese juego demostró, aunque parezca contradictorio, que una marca es mucho más que un logo. ¿Cómo es eso posible? Porque aquellas que los usuarios reconocían más rápido eran aquellas marcas que a su alrededor habían construido todo un universo que dejaba huella en los consumidores.

Ese es precisamente el poder del branding: lograr que una marca sea reconocible, identificable y genere una conexión.

«Una marca exitosa no solo vende productos o servicios, sino que también crea una conexión emocional con sus clientes»

Simon Sinek

Si tú también quieres dominar el arte del branding y crear un negocio exitoso y memorable, sigue leyendo y déjanos descubrirte el secreto de las marcas que dejan huella.

 

El Arte de la Primera Impresión: Cómo el Branding Puede Preparar el Terreno para el Éxito Empresarial

La primera impresión que un consumidor tiene de una marca puede llegar de muchas maneras: a través de una fotografía en redes sociales, de un anuncio en la tele, de una reseña en internet o de la recomendación de un amigo. Que todas esas fuentes transmitan el mismo mensaje y una percepción positiva de la marca es tarea del branding.

¿Qué es el branding y por qué es fundamental para el éxito empresarial?

Branding no es sinónimo de logo o ni si quiera de identidad visual, aunque mucha gente comete ese error. Bajo el término «branding» se agrupan todas las acciones y estrategias de marca que persiguen generar una imagen y unas emociones concretas de esta.

Por supuesto, estas ideas y emociones siempre son de carácter positivo, pero deben ser más concretas según la identidad de la marca que se intenta transmitir: confianza, seguridad, cercanía, profesionalidad, modernidad…

 

Prepararse para el Éxito

 

Aunque pueda parecer repetitivo, volvemos a insistir en «ideas y emociones», porque son dos palabras claves para entender que un buen branding no solo se preocupa por la mente del consumidor (es decir, por la idea de la marca que este tiene), sino también por su corazón (esto es, la emoción que la marca le genera).

¿Cuál es tu marca de ropa favorita? Cuando piensas en ella seguro que el nombre despierta una serie de imágenes, sentimientos y recuerdos en tu mente. No solo piensas en una camiseta o en cualquier otro producto, sino en la primera vez que compraste ahí, en cómo fue la experiencia, en el estilo de esa ropa que tanto te gusta… Además, todos esos inputs seguro que tienen elementos en común que identifican la marca y logran que no puedas confundirla con otra.

Elementos clave del branding

Elementos clave del branding

Con ese primer ejemplo de tu marca favorita ya has podido darte cuenta de que el branding implica muchos elementos y que es el conjunto de ellos el que crea el valor de una marca:

  • Propuesta de valor: lo que la marca promete «dar» al consumidor ya no puede ser solo un producto o servicio, sino que asociado a este debe haber un valor que impacte y humanice. Un ejemplo es Coca-Cola, que promete la felicidad y no simplemente una bebida. Esta propuesta debe poder recogerse en un slogan («destapa la felicidad»).

 

  • Personalidad: las marcas actuales son humanas, y por eso en su estrategia de branding debe prestarse atención a desarrollar su personalidad.

 

  • Nombre: está claro que el nombre es importante, y al escogerlo una empresa debe valorar que sea evocador y único.

 

  • Logotipo: igual que el nombre, debe transmitir la identidad y el valor de la marca, buscando que sea lo suficientemente simple para ser recordado pero a la vez complejo para ser memorable.

 

  • Colores: la psicología del color es fundamental en este sentido, pues un color u otro puede transmitir emociones diferentes. Por ejemplo, el negro es seriedad, mientras que el verde naturaleza (por eso muchas marcas comprometidas con el medio ambiente lo incluyen en su branding).

 

  • Tono de comunicación: una marca tiene una voz representativa y con ella hablará a los consumidores. Si una marca quiere posicionarse como seria, utilizará la tercera persona y un estilo más directo, mientras que una marca que quiere ser vista como joven hablará en primera persona y con una mayor adjetivación.

 

  • Experiencia: cada vez que el consumidor interactúe con la marca, ese contacto debe ser consistente con el branding y transmitir el valor de la marca. No puede ser que los establecimientos de una empresa posicionada como «profesional» estén desordenados.

 

Pasos para convertir tu negocio en una marca de éxito

No hay un método científico que pueda aplicarse para lograr una marca de éxito. Leer las historias inspiradoras de personalidades como Steve Jobs no hará que tu negocio prospere y sea memorable.

La realidad es que todo el mundo puede tener un negocio, pero solo quienes realmente apuestan por una estrategia de marketing digital y branding pueden construir una marca de éxito. Porque la verdad es que sin una buena identidad de marca, consistente, cautivadora y que perdure en el tiempo, el consumidor no se convertirá en un cliente fiel.

El proceso para llegar allí implica trabajo y dejar de pensar en la empresa como una marca registrada bajo un nombre o un logo, y empezar a considerarla un ente que debe conectar a un nivel profundo con quien se encuentre con ella.

 

Encontrando al buyer persona

El primero paso para construir una marca de éxito es entender que ese éxito se dará gracias a los consumidores. Para que así sea, es importante que la marca responda a las necesidades del consumidor y lo haga de una manera única.

Es por ello que hay que definir quién es el buyer persona o público objetivo. Es importante tener información específica (basada en datos reales o hipótesis probadas) de cómo es, desde sus características, hasta sus necesidades pasando por su estilo de vida.

Cuanto más precisa sea la descripción del comportamiento de ese cliente ideal, mejor podrá construirse la marca y orientarse la estrategia de branding, pues todas las decisiones se tomarán pensando en esa persona que luego conectará (y comprará) con la marca.

 

Investigación del mercado

Una vez se tiene clara la audiencia hacia la que la marca se dirige, hay que comprobar cuáles son los competidores. Esto es importante porque apenas hay segmentos de mercado totalmente vacíos y sin competencia.

Es por ello que resulta imprescindible analizar esa competencia y su posicionamiento para buscar un hueco en el que nuestra marca pueda diferenciarse con sus valores identitarios, originales y reconocibles.

Identidad de marca propia: encuentra la propuesta de valor

Teniendo claro dónde puede posicionarse la marca respecto a los competidores y los consumidores, resulta más fácil definir la identidad de la marca, su visión y su voz. Es importante que estos tres elementos estén alineados y transmitan lo mismo.

Ese «algo» que transmiten es la propuesta de valor, que debe ser única y responder a las necesidades (comerciales y emocionales) del consumidor.

 

Diseña la identidad visual de tu marca

Cuando la identidad de la marca está definida en  un nivel abstracto, es momento de construirla físicamente, es decir, darle forma a través de elementos como el logotipo, los colores de marca o el diseño de los posts en redes sociales. Es un paso fundamental, pues es principalmente a través de la vista que la marca llegará a los consumidores.

Todos esos activos conforman la identidad visual de una marca y no solo deben ser consistentes entre ellos, sino también con los valores de la marca, de modo que todos reflejen la misma identidad.

 

Un branding estratégico y consistente

Cada elemento del branding debe seguir la misma línea. De no hacerlo, la marca se convertirá en un puzle de piezas que intentan encajar entre sí pero sin lograrlo.

Pongamos un ejemplo: piensa en una marca como Milka, cuya personalidad es divertida, cercana e incluso algo infantil. Para ello utilizan como slogan «tierno de corazón» y el morado/lila como color. Ambos elementos reflejan su propuesta de valor: un chocolate dulce que invita a compartir. Ahora piensa en Valor, otra marca de chocolate cuya paleta de colores es más oscura, más seria y más adulta, de ahí surge también su slogan «placer adulto», dando un significado totalmente diferente al alimento y a la marca.

Si cambiásemos el slogan de una marca por el de otro pero manteniendo el resto de su branding, ¿sería raro verdad? Las tonalidades pastel y la tipografía infantil de Milka no hacen pensar en placer adulto, igual que el negro de las tabletas Valor no despiertan ternura precisamente. Estos son dos claros ejemplos de que cuando los activos visuales de una marca no concuerdan entre sí y con el resto del branding, la marca carece de solidez.

 

De la Visibilidad a la Memoria: Cómo el Branding Puede Convertir tu Negocio en una Marca Inolvidable

El objetivo de cualquier marca es resultar inolvidable, que cualquier interacción de un consumidor con ella no sea vista como una más, sino que se recuerde y se valore como positiva.

Es sin duda ser memorable lo que otorga prestigio a una marca. Prueba de ello son empresas como Starbucks, Converse o Vespa, que permanecen en la mente de las personas incluso cuando estas no son consumidoras.

Está claro que pare ser reconocible en el mundo entero se necesita ser capaz de internacionalizar la producción e invertir grandes cantidades en publicidad. No obstante, también se puede llegar a ser una marca inolvidable a menor escala, buscando siempre que el cliente tenga una buena experiencia y se genere una relación emocional que vaya más allá de la compraventa.

 

Cómo dejar una huella duradera en la mente de tus clientes

Uno de los grandes objetivos de cualquier estrategia de marketing y branding es que la marca se recuerde y genere una huella en la mente (y en el futuro comportamiento de compra) del cliente.

¿Por qué es tan importante? Porque los consumidores ya no solo nos guiamos por la etiqueta del precio, sino por aspectos como los valores de la marca (si es sostenible, si apoya a alguna organización solidaria) o la experiencia de compra. La percepción de una marca por lo tanto abarca múltiples factores, y de todos ellos se ocupa directa o indirectamente el branding.

Percepción client et review online

El primer consejo que por tanto podemos darte es considerar siempre al cliente como el protagonista del branding, colocándolo en el centro de las estrategias de administración de marca y evaluando de manera constante cuál es su percepción.

Cómo crear una conexión emocional con el cliente

Los seres humanos nos movemos por emociones, también a la hora de comprar o contratar un servicio. Es por ello que las marcas deben considerar siempre la emocionalidad en la planificación de sus campañas y estrategias de branding.

Lograrlo por lo tanto implica construir una identidad de marca sólida y cautivadora y aplicar estrategias de marketing emocional, como son las siguientes:

  • Apuesta por el storytelling y comunica la visión, la misión y los valores de la marca a través de historias que humanicen y al mismo tiempo sean fáciles de recordar.

 

  • Busca la originalidad: cuando se superan las expectativas del cliente se potencia la conexión emocional, porque esa persona recordará la marca como sinónimo de una experiencia positiva o de una campaña de publicidad única y memorable, por ejemplo.

 

  • Potencia la lealtad del cliente: no se trata de ser un coleccionista de consumidores y hacerse con cuantos más mejor. En cambio, la idea es crear una relación emocional con cada cliente de modo que este vuelva una y otra vez a la marca, la recomiende y se sienta parte de ella. Centra por tanto los esfuerzos de tu marca en mantener clientes en lugar de conseguir nuevos (lo que además es más caro).

 

  • No olvides que lo visual también transmite emociones, por lo que elige colores e imágenes corporativas que transmitan esa emoción que intentas generar.

 

La garantía de un servicio al cliente de 10: clave para una marca de éxito

¿En qué marca nunca volverías a comprar o contratar un servicio? Nos atrevemos a decir que será en aquella en la que tuviste que esperar horas al teléfono, en la que tu pedido no llegaba ni sabías su estado, o en la que su plataforma de comercio electrónico daba fallos. No eres la única persona que ha tomado una decisión drástica tras una mala experiencia, de hecho cuando el servicio al cliente es nefasto, esta se convierte en una razón para dejar de comprar o recomendar una marca.

Está claro que la perfección no siempre es alcanzable, pero hay una serie de estrategias que deben implementarse para lograr que el servicio al cliente sea de 10:

  • Atención omnicanal: no es suficiente con tener un teléfono disponible en horario de oficina, los consumidores entran en contacto con una marca a través de diferentes canales, tanto en línea como presenciales. Por lo tanto, si quieres posicionar tu empresa como comprometida y accesible, no olvides serlo en diferentes espacios, desde Facebook hasta el email pasando por un formulario web.

 

  • Respuestas garantizadas en el mínimo tiempo posible: cualquier comentario de un consumidor debe ser contestado y además sin una larga espera. Por supuesto, esto no quiere decir que por contestar rápido se conteste mal, sino que hay que optimizar el proceso para que este sea de calidad.

 

  • Foco en la solución: puede haber situaciones en las que el cliente no reciba la solución que esperaba para su problema, pero debe a cambio obtener algo positivo, aunque eso simplemente sea la sensación de haber sido escuchado.

 

  • Escucha activa: los equipos de atención al cliente siempre deben estar abiertos a escuchar tanto los buenos como los malos comentarios. Esa información que el consumidor da resulta imprescindible para definir las fortalezas y debilidades de la marca.

 

Crea experiencias de marca, no ventas

La conexión con el cliente se genera a través de la experiencia, no solo de la venta. Por eso como marca no solo hay que enfocarse en vender, sino en aportar y en la experiencia que se crea alrededor de (pero no únicamente en) la venta.

Un ejemplo de esto es Starbucks, que no solo ofrece un buen café, sino todo un ambiente que invita a la creatividad y un equipo de trabajadores que individualiza el trato al cliente simplemente escribiendo su nombre y una carita sonriente en los vasos.

Apple es otro ejemplo de cómo la experiencia cuenta. Los usuarios de iPhone o de ordenadores Mac no destacan solo lo rápidos y eficientes que son los dispositivos, sino el trato que reciben en las tiendas o la sensación de pertenecer a un grupo selecto.

 

Emular a Apple o Starbucks no es complicado si se aplican estos consejos:

  • Presta atención a cada elemento que influye en la experiencia, desde el olor de una tienda hasta el diseño UX y SEO de una web pasando por el lenguaje que usan tus empleados para comunicarse con el cliente.

 

  • Ofrece un valor añadido: este puede ser un descuento en la siguiente compra, consejos de uso del producto o servicio a través de redes sociales o email marketing, servicio técnico gratuito gracias a una garantía ampliada o la personalización de aquello que la marca ofrece.

 

  • Busca la diferenciación: cualquier marca puede vender lo mimo que la tuya, así que haz que la experiencia sea ese valor diferenciador.

 

Conclusión: el gran arte del branding

A lo largo de este artículo hemos visto como cada elemento del branding influye en la creación de una marca de éxito.

Al dominar el arte del branding, podrás transformar tu negocio en una marca sólida y memorable. Deja una huella duradera en la mente de tus clientes y alcanza el éxito empresarial que deseas. ¡El branding es la clave para destacar y perdurar en el mercado!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.