Mirando hacia el futuro: Tendencias emergentes en SEO

Si te preguntamos por el futuro del SEO, posiblemente lo primero que contestarías es “inteligencia artificial”. Sin embargo, y aunque estarías en lo cierto, los próximos años el posicionamiento web estará marcado por más tendencias, y no solo por la famosa IA.

Aunque no queremos adelantar demasiado para que te quedes a leer el resto del artículo, sí podemos decirte que el contenido tendrá aún más importancia, y también la experiencia del usuario. Los buscadores priorizarán dar no solo una buena respuesta, sino la más adecuada para cada persona. En consecuencia, las marcas deben trabajar su SEO para ser esa respuesta.

Obviamente, adaptar la estrategia a estas nuevas tendencias supondrá una serie de retos. La clave para superarlos es prepararse para el futuro del SEO con conocimiento y un enfoque hacia la asimilación, y no hacia el rechazo, de estas tendencias y cambios. Un ejemplo de que este es el planteamiento correcto es Vodafone, que ya ha empezado a experimentar con la búsqueda por voz y la inteligencia artificial.

El SEO no consiste en “engañar” al sistema. Se trata de aprender a jugar según sus reglas - HolaQueTal.es
El SEO no consiste en “engañar” al sistema. Se trata de aprender a jugar según sus reglas – HolaQueTal.es

 

¿Qué podemos esperar del futuro del SEO?

Decíamos que la Inteligencia Artificial será la gran tendencia en el futuro del SEO. Lo será porque influirá no solo en cómo se hacen las búsquedas, sino también en cómo se presentan los resultados. De hecho, los motores de búsqueda ya han empezado a desarrollar un funcionamiento basado en IA, de modo que, para cada consulta del usuario, el propio buscador “cree” una respuesta.

Como es lógico, esto afecta a la estrategia SEO de cualquier empresa, que siempre ha estado enfocada en alcanzar las primeras posiciones SERP para aumentar así su tráfico web.

¿Qué podemos esperar, entonces, a partir de ahora?

 

Búsquedas y respuestas generativas: el ejemplo de AI Snapshot de Google

Según los primeros testers de la versión beta de AI Snapshot de Google, este sistema de respuesta generada con IA ocupará cada vez más espacio dentro de la página de resultados, será más exacta y, en consecuencia, reducirá aún más los clics del usuario. Es decir, el objetivo es que el usuario haga una búsqueda y encuentre la información deseada en la sección IA sin necesidad de visitar una web.

Así es como, en un vídeo entre explicativo y promocional, lo cuenta el propio Google:

En definitiva, la IA pasa de estar “entre bambalinas” a tener todo el protagonismo sobre el escenario. Si antes el buscador funcionaba gracias a la IA, que actuaba dentro del sistema, pero sin ser evidente para el usuario, ahora todo cambia y el usuario podrá interactuar y beneficiarse directamente de esta herramienta.

Por supuesto, estas respuestas generativas se basan en la información que la IA ha extraído de los diferentes resultados web. Sin embargo, esos resultados web puede que ya no sean visitados por el usuario.

¿Qué consecuencias tendrá esto?

 

Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador

Como decíamos, la estrategia SEO de todas las empresas se ha basado en posicionar bien para aumentar los visitantes web. Sin embargo, en el futuro del SEO este enfoque quedará obsoleto. Mientras antes la página del buscador era un trámite para llegar a un resultado que se encontraba en un sitio web, ahora el usuario permanecerá más tiempo en el buscador, sin tener que salir de ahí para encontrar justo lo que necesita.

Algunos especialistas temen que esta nueva experiencia del usuario afecte negativamente al tráfico web, aunque otros opinan que no tiene por qué ser así, o no para todas las páginas.

Al fin y al cabo, si la experiencia de búsqueda es mejor, más gente hará búsquedas y más tráfico potencial habrá. La cuestión será ofrecer al usuario algo que la IA no puede (por ejemplo, contenidos humanos) y atraer a ese tráfico.

 

Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador - HolaQueTal.es
Menos tráfico web, y más tiempo de permanencia en el buscador – HolaQueTal.es

La IA también como herramientas para las webs

Hasta ahora hemos hablado sobre cómo los buscadores van a integrar la inteligencia artificial, pero ¿cómo pueden aprovechar esta tecnología las páginas web?

Las opciones son muchas, pero todas se centran en mejorar, también por su parte, la experiencia del usuario. Así, herramientas IA pueden utilizarse para optimizar tiempos de carga, analizar el comportamiento del usuario en la web para hacer predicciones, o detectar “fallos” como contenidos duplicados o enlaces rotos. En definitiva, gracias a la IA, una marca puede localizar puntos de mejora en su web que repercutirán positivamente en su posicionamiento.

Nos encontramos, por lo tanto, ante un futuro del SEO que revolucionará las estrategias, pero que también las facilitará.

 

Tendencias emergentes en SEO a tener en cuenta

El futuro del SEO luce prometedor, aunque también desafiante. Con tecnologías cada vez más avanzadas y exactas, la experiencia del usuario se pone en el centro y los buscadores son más precisos no solo a la hora de organizar los resultados, sino de presentar ellos mismos un resultado.

Veamos con detalle cuáles son estas tendencias y qué implican.

 

1. Respuestas precisas y naturales

La tecnología de los buscadores es capaz de detectar con gran precisión no solo qué busca el usuario, sino por qué lo busca (es decir, la intención de búsqueda). Siendo así, las respuestas que muestra también pueden ser más precisas, alejándose cada vez más de esa idea de que posiciona mejor la web que más y mejor incluye unas palabras clave.

Esto no quiere decir que las keywords ya no sean un pilar del SEO, sino que la estrategia de posicionamiento web no puede basarse únicamente en ellas.

Si los buscadores son capaces de comprender el lenguaje natural y valorar más allá de las palabras clave, los especialistas SEO también deben priorizar crear contenidos que den respuestas de manera natural. Esta no es en sí misma una tendencia, pues desde hace años que ya no funcionan contenidos en los que abundan las palabras clave, pero falta información clara y coherente.

 

2. El auge de las búsquedas por voz

Actualmente, el 25% de las búsquedas se hacen por voz. Un porcentaje que, sin duda, creció y seguirá haciendo gracias a los asistentes virtuales tipo Siri o Alexa. ¿Qué implicaciones tiene esto?

  • Confirma que los buscadores están cada vez más entrenados en la detección del lenguaje natural.

 

  • Indica que los usuarios están abandonando también las palabras clave tradicionales (en lugar de acudir a la web de Google y poner “restaurante cercano”, llaman a su asistente virtual y le preguntan “Oye, dime algún restaurante guay que esté por aquí”).

 

  • Las respuestas de estos asistentes por voz son a las que evolucionarán las respuestas de los buscadores tradicionales. Los asistentes generan una respuesta, igual que los motores de búsqueda han empezado a hacerlo.

Los equipos SEO deberán considerar estos tres puntos y virar hacia una estrategia que, ahora más que nunca, piensa en el usuario y en cómo el usuario “conversa” (y no solo interactúa) con ese contenido. Así, cobran aún más importancia las intenciones de búsqueda.

El auge de las búsquedas por voz - HolaQueTal.es
El auge de las búsquedas por voz – HolaQueTal.es

3. El usuario en el centro

No es ninguna novedad que las acciones SEO no pueden olvidar al usuario y dirigirse solo hacia el buscador, cumpliendo únicamente con los requisitos técnicos que los robots rastreadores tienen en cuenta para calificar un sitio como de más o menos calidad. Este enfoque, que ha quedado ya antiguo e inservible, daba como resultado páginas que cargaban rápido, con un diseño simple y con contenidos vacíos de significado pero con muchos links y keywords.

En el futuro del SEO, esta idea de poner al usuario en el centro y olvidarse del buscador, se hará más patente. Obviamente, habrá que considerar los mecanismos que ponen en marcha los motores de búsqueda, pero entendiendo que estos también se centran en el usuario.

Siendo así, veremos cómo los buscadores presentan respuestas personalizadas para cada tipo de visitante. Desde los equipos SEO deben valorar esto para crear también contenidos específicos y no demasiado generales, teniendo muy presente el público objetivo.

 

4. Contenidos humanos y únicos

El marketing de contenidos seguirá siendo el compañero ideal para el SEO. Estos contenidos, además, deben ofrecer esa “humanidad” de la que la IA carece.

Esto implica dar preferencia a contenidos de opinión, fiables y con personalidad. La razón es que, aunque la IA permita generar contenidos de manera masiva, estos no aportarán el valor de la opinión de un experto o de un caso de éxito que reafirma el prestigio y el buen hacer de una marca.

En la práctica, ¿cómo hacer más humanos y únicos los contenidos? Veámoslo con un ejemplo:

  • Contenido menos humano: ¿En qué consiste el SEO?

 

  • Contenido más humano: 10 especialistas SEO nos cuentan en qué consiste su trabajo

El contenido en sí (es decir, lo que se explica en el artículo) será esencialmente el mismo, pero cómo se presenta la información cambia totalmente. El primer contenido podría escribirlo una IA, el segundo aporta ese valor añadido que solo las personas pueden aportar.

En otras palabras, la tendencia de los contenidos en el futuro del SEO no se orientará tanto a lo educativo e imparcial, sino a la opinión y perspectiva personal.

 

5. La credibilidad como factor decisivo

De los factores de clasificación que Google tiene en cuenta para evaluar los contenidos web, en el futuro del SEO cobrará aún más relevancia la credibilidad.

Importará, por tanto, que la persona o marca detrás del contenido cuente con la experiencia, el conocimiento y la autoridad para hablar de un tema. Cuánto más confiable sea, mejor lo verá Google.

A nivel de estrategia, estos son los puntos que deberían optimizarse para aumentar la credibilidad del sitio:

  • Desde el SEO técnico, instalar los certificados de seguridad necesarios (especialmente en elementos como pasarelas de pago en e-commerce o formularios de contacto).

 

  • Potenciar que los clientes dejen reseñas informativas (lo que también implica contenido humano).

 

  • Dejar que expertos creen los contenidos, incluyendo siempre una biografía, para que tanto el usuario como Google puedan verificar su autoridad.

 

  • Apoyar el contenido propio (sobre todo los datos aportados) con links a otras páginas fiables (por ejemplo, si se está hablando de los factores de clasificación de Google, enlazar a la documentación que el propio Google comparte al respecto).

 

  • Potenciar el linkbuilding a través de estrategias como el guest posting, de modo que se generen backlinks y estos avalen el contenido.

 

6. La IA como ayuda para las marcas

Ya hemos explicado que la inteligencia artificial no solo va a cambiar el modo en el que funcionan los buscadores, sino que también tienen mucho que aportar a los estrategas del SEO:

  • Optimización de la recopilación y análisis de los datos: con herramientas basadas en IA se pueden organizar datos del comportamiento de los usuarios en la web para luego hacer previsiones y, según estas, tomar decisiones en cuanto a diseño, contenidos o estrategia.

 

  • Generación de ideas de contenido: o, al menos, nuevos enfoques que podrían estar más alineados con lo que el público quiere ver (es decir, de nuevo, la IA podría recopilar datos generales sobre comportamientos del usuario para que los especialistas SEO y marketing de contenidos pudiesen usarlos).

 

  • Automatización de tareas: sobre todo las que resultan tediosas, como la búsqueda de palabras clave, detección de contenido duplicado, optimización del tamaño de imágenes, etc.

 

  • Reformulación de textos comerciales: también gracias a los datos a los que puede acceder en cuestión de segundos, una IA puede indicar que “call to action” será más efectivo.

Aunque son muchos más los ejemplos de cómo en el futuro del SEO la IA será una herramienta más para definir estrategias, la cuestión es verla como una colaboradora en el equipo, y no como la culpable del cambio.

 

7. La búsqueda social

Dejando un poco apartada la IA, hay otra tendencia que marcará el futuro del SEO porque ya ha empezado a marcar su presente.

Efectivamente, estamos hablando de las búsquedas en redes sociales como TikTok, plataforma a la que cada vez más usuarios (sobre todo los de la generación Z) acuden para buscar información.

Siendo así, desde las empresas deberán dedicar esfuerzos a crear perfiles y contenidos relevantes y adecuados para estas redes (en formato vídeo, impactantes, breves, usando hashtags…).

 

 

¿Quieres saber más sobre el futuro del SEO? ¡Déjanos un comentario!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

SEO para blogs: Escribiendo para la web

 

Ahora se dice mucho eso de que todas las marcas tienen un pódcast, pero hace un tiempo lo que todas las marcas tenían era un blog. Estas secciones web permitían la generación frecuente de contenido, lo que atraía clientes y aumentaba la visibilidad online. Es por ello que el SEO para blogs comenzó a ser parte de la conversación, y lo sigue siendo.

Los blogs son una parte imprescindible de cualquier estrategia de marketing de contenidos. A través de artículos, una marca puede dar a conocer sus productos, sus servicios, su identidad… Atrayendo tráfico y dándose a conocer. De alguna manera, podríamos decir que los blogs dinamizan lo que, de otro modo, sería una web estática.

No obstante, para que se dé esa comunicación con posibles clientes y la autopromoción sea efectiva, es crucial trabajar el SEO para blogs. De no hacerlo, los contenidos no serán visibles y se desaprovecharán las muchas posibilidades de estas plataformas.

“El contenido es la razón de ser de las búsquedas”.

— Lee Odden

El contenido es la razón de ser de las búsquedas-HolaQueTal.es
El contenido es la razón de ser de las búsquedas-HolaQueTal.es

 

Pero, vayamos por partes y poco a poco.

¿Por qué es importante el SEO para blogs?

Como adelantábamos, de poco servirá crear contenidos si estos no se optimizan para ser visibles. Es aquí cuando entra en juego el SEO para blogs, es decir, el conjunto de acciones de posicionamiento web que se aplican a los contenidos del blog para cumplir con los objetivos de visibilidad y atracción de tráfico.

Además de la consecución de estos dos objetivos clave que todas las empresas persiguen, hay otras muchas razones por las que llevar a cabo estas acciones.

¿Qué es el SEO para blogs?

Ya hemos hablado antes de cómo los motores de búsqueda rastrean los contenidos que hay en internet para posicionarlos según se adecuen mejor o peor a la búsqueda de un usuario.

Como es lógico, entre esos contenidos rastreables están los de un blog corporativo. Es por ello que los expertos en posicionamiento web los optimizan específicamente, aunque veremos que las directrices que se siguen son similares a las aplicadas a nivel general en una web.

La gran diferencia entre un artículo de un blog y lo escrito en una sección estática de la web (por ejemplo, la descripción de productos), es que un blog tiene más posibilidades, pudiendo generar contenidos de manera más frecuente y dirigiéndose a la audiencia en diferentes momentos del proceso de compra.

Por ejemplo, el blog de Mercadona abarca diferentes temáticas y los artículos se dirigen a diferentes tipos de clientes e intereses. Esto es, promocionan tanto sus productos como aspectos más corporativos que les hacen realzar su imagen de marca. No solo eso, sino que optimizan la creación de esos contenidos, de modo que dispongan de títulos atractivos, estén bien estructurados, respondan a las preguntas que puedan tener los usuarios, incluyan palabras clave, etc. Porque, al fin y al cabo, la meta es que esos artículos aparezcan en la SERP.

Ventajas de implementar estrategias SEO para blogs

¿Por qué es tan interesante que los blogs posicionen? La respuesta corta sería que, a través de los blogs, posiciona la marca, atrayendo el tráfico hacia su web y generando una relación con un usuario que puede convertirse en cliente.

De manera resumida, pero más estructurada, estas son las ventajas del SEO para blogs:

  • Generar visibilidad para los contenidos del blog (evitando crearlos “para nada”) y, consecuentemente, para la web.
  • Aumentar el reconocimiento de marca y diferenciarla de la competencia.
  • Establecer una relación de confianza con la audiencia
  • Atraer tráfico web e iniciar el camino hacia la conversión.
  • Incrementar el número de backlinks, ya que es más probable que otras webs enlacen a contenidos específicos de carácter divulgativo.

¿Cómo lograr que sea así y que el blog no se quede en la sombra? Lo vemos.

Ventajas de implementar estrategias SEO para blogs- HolaQueTal.es

Cómo optimizar tu blog para el SEO

Como casi cualquier estrategia de marketing digital, todo empieza con la investigación, que pondrá los cimientos para la creación de contenido.

Sin esa preparación, empezaríamos la casa (es decir, los contenidos) por el tejado, olvidando que el SEO para blogs debe cumplir unos objetivos y seguir unos parámetros, que son los que vamos a ver ahora.

1. Investiga las palabras clave y las intenciones de búsqueda

Las palabras clave son el punto de partida para cualquier acción que tenga que ver con el SEO.

A través de diferentes métodos y plataformas, podemos encontrar rápidamente cuáles son no solo los temas por los que la gente se interesa, sino también los términos de búsqueda que usan para informarse sobre ese tema. Estos términos son las palabras clave, que también reflejan por qué o para qué se hace la búsqueda.

Vayamos paso a paso.

Tipos de palabras clave

El primer paso en la investigación de palabras clave es entender que existen tres tipos según cómo de concretos son los términos de búsqueda y, por lo tanto, cuánta competencia tienen:

  • Palabras clave short-tail (“restaurante”): son términos muy cortos, muy generales, muy buscados y con mucha competencia.
  • Palabras clave middle-tail (“restaurante español”): aunque son algo más específicas y largas que las short-tail, siguen teniendo una competencia alta.
  • Palabras clave long-tail (“mejores restaurantes comida española en Barcelona”): al ser más largas, concretan mucho la búsqueda y se reduce su competencia.

En definitiva, cuánto menos concreta y más breve es una keyword (“restaurante”), más competencia tendrá y más complicado será posicionar. Además, esa generalidad no nos da mucha información sobre qué busca realmente esa persona (¿un restaurante cercano?, ¿un restaurante normal o de gala?, ¿un restaurante para eventos?). Por lo tanto, no podemos dirigir los contenidos para que respondan eficientemente a esa consulta. Es decir, no podemos reconocer la intención de búsqueda.

Las intenciones de búsqueda

Cuando hacemos una búsqueda lo hacemos para encontrar algo lo más específico posible. Es por ello que solemos dar “pistas” al buscador formulando de una manera concreta las keywords. A esto se le conoce como las intenciones de búsqueda, que pueden ser cuatro:

  • Informativa: entre los resultados pretendemos encontrar algo que nos dé datos sobre un tema. Por ejemplo, buscamos “fundadores Mercadona” porque queremos saber nombres, fechas, orígenes… De la cadena de supermercados.
  • Comercial: estamos pensando en hacer una compra, así que valoramos opciones. Un término de búsqueda con esta intención sería “supermercados baratos en Madrid”.
  • Transaccional: la decisión de compra está tomada y queremos convertir, por lo que la búsqueda irá en la línea de “supermercado cercano”.
  • Navegacional: tenemos claro que queremos aterrizar en una página web concreta, pero en lugar de introducir la URL buscamos “web mercadona” para que nos aparezca en resultados.

Analizar las intenciones de búsqueda, por lo tanto, es clave en el SEO para blogs. No solo nos dicen qué tipo de contenido es más adecuado para cada consulta, sino que nos informan también sobre cómo optimizar ese contenido (qué título poner, qué elementos audiovisuales incluir, cómo de largo debe ser, etc.).

Comprobemos todo esto que estamos diciendo con el ejemplo de este artículo del blog de Mercadona. Con toda probabilidad, el análisis de palabras clave determinaría que el término “ideas regalo San Valentín” podía atraer tráfico. La intención de búsqueda de esta keyword, sin duda, es comercial, pues se busca valorar opciones.

Por lo tanto, el artículo creado es una lista detallada de algunas de estas opciones, incluyendo fotos ilustrativas (pues a la hora de hacer comparaciones las personas somos muy visuales). También se añaden links a productos ofrecidos por el supermercado y que encajarían como regalo de San Valentín, aunque sin llamar directamente a la venta, pues la intención no es transaccional.

2. Crea contenido de calidad

Gracias a ese análisis de palabras clave ya tenemos las primeras pistas sobre cómo debe presentarse el artículo, qué temas debe tratar y cómo debe tratarlos.

Debe prestarse especial atención a que la información aportada cumpla con las directrices E-E-A-T de Google. Es decir, debe ser contenido creado por especialistas que tengan conocimiento probado en ese tema, para una marca o web con autoridad y fiable dentro del sector.

En este sentido, un artículo sobre refranes de una web como la de la Real Academia de la Lengua siempre será mejor valorada por Google que el de un blog con pocas visitas y recién lanzado, cuyo autor es anónimo o no tiene credenciales que le conviertan en experto.

3. Estructura el contenido

Más allá del contenido en sí, esto es, lo que se dice, es importante el cómo se dice.

Si alguna vez has aterrizado en un artículo que solo tenía un gran párrafo, que no estaba dividido por subtítulos, en el que las palabras en negrita eran inexistentes… Sabrás lo complicado que fue leerlo, por mucha calidad que tuviese la información en sí.

La realidad es que escribimos para personas que quieren encontrar las respuestas a lo que buscan y quieren hacerlo de un modo óptimo. Si no, abandonarán rápido la página y perderás una visita que podría haber sido una venta.

Para que esto no ocurra, asegúrate de seguir estas recomendaciones:

  • Divide el texto en párrafos para que no solo quede visualmente mejor, sino que también mejore la legibilidad.
  • Evita tecnicismos y opta mejor por palabras sencillas, sobre todo si el usuario puede que no sea experto en el tema.
  • Utiliza recursos como la negrita, los subtítulos o los bullet points para destacar información y hacerla más digerible, de modo que el lector, con un rápido vistazo, pueda interiorizar la información principal.
  • Incluye recursos audiovisuales que enriquezcan el contenido. Elementos como imágenes, infografías o incluso videotutoriales.
  • Añade datos para aportar autoridad y fiabilidad al contenido.
  • Apuesta por contenidos evergreen, es decir, que no pasen de moda o estén sujetos a un momento concreto (por ejemplo, “mejores productos de limpieza de 2019” no es evergreen, pero sí lo es “mejores productos de limpieza para tu hogar”).

Pongamos otro ejemplo, de nuevo, del blog de Mercadona. En este caso, el artículo que analizaremos es uno sobre su nueva línea de esmaltes de uñas. La intención de búsqueda de un usuario que llega a este post posiblemente sea el de saber más sobre este producto concreto para tomar una decisión definitiva de compra. En consecuencia, el objetivo de este artículo debe ser persuadir y convertir. Siendo así, el contenido se estructura en forma de listas, un formato digerible, fácil de leer y que destaca rápidamente los puntos fuertes del producto.

Estructura el contenido- HolaQueTal.es

4. Trabaja el SEO On Page

Todo lo que ocurre dentro de la propia página del blog debe sumar, nunca restar. Siendo así, no olvides:

  • Utilizar la keyword principal en títulos, subtítulos, primeros párrafos y etiquetas meta.
  • Añadir descripciones alt a todas las imágenes, incluyendo palabras clave en la medida de lo posible.
  • Optimizar la URL para que sea corta y descriptiva (por ejemplo, /nuevas-lacas-de-unas-de-mercadona/).
  • Incluir links internos, de modo que enlaces a otros posts relacionados y ayudes a los buscadores a detectar la estructura general de los contenidos de tu web.

5. Potencia el link building

A través de estrategias como el guest posting o la difusión en redes puede mejorarse el link building de un artículo concreto y, por lo tanto, el SEO de los blogs.

Conseguir backlinks de forma orgánica (es decir, que otras webs enlacen a la tuya sin un acuerdo previo) no siempre es fácil, pero la buena noticia es que el contenido de los blogs propicia esos backlinks.

Piensa que los artículos suelen ser de carácter informativo, resultan relevantes y llaman más la atención que cualquier otra página estática de la web. En consecuencia, es más probable que otros bloggers lleguen a él y vean interesante enlazarlo.

Volviendo al ejemplo del artículo de lacas de uñas de Mercadona, una beauty blogger que esté reseñando diversos esmaltes low cost, puede que decida enlazar a ese artículo antes que a la ficha de producto.

6. Revisa el SEO técnico

La configuración de tu web influirá en el posicionamiento de los contenidos de tu blog. La razón es obvia: si la página tarda en cargar, también tardará en cargar el blog, lo que los buscadores castigarán.

Por lo tanto, es fundamental analizar aspectos del SEO técnico como la velocidad de carga, el diseño responsivo para dispositivos móviles, la seguridad del sitio o la limpieza del código.

7. Monitorea y sigue optimizando

No puede haber parálisis por análisis en lo que se refiere al SEO para blogs. Con esto queremos decir que la estrategia no acaba cuando se aplica, sino que debe haber revisiones cada cierto tiempo.

Estas comprobaciones no solo deben realizarse sobre los artículos nuevos, sino también (y especialmente) sobre los antiguos. Será entonces cuando detectemos que un artículo ha bajado sus índices de tráfico, por lo que sería conveniente actualizar la información o detectar otros posibles fallos de carácter técnico.

 

¿Necesitas ayuda para optimizar tu blog para el SEO? ¡Déjanos un comentario!

 

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Aterrizando en el éxito: La optimización de tu landing page

Cuando se buscan conversiones, las landing page (y su optimización) siempre tienen la respuesta. Las también llamadas páginas de aterrizaje se caracterizan por estar diseñadas para el cumplimiento de un objetivo: atraer visitantes y convertirlos en posibles clientes.

Con un objetivo tan claro, no es de extrañar que sus características funcionales sean muy concretas. Un diseño simple, la presencia de un formulario de contacto o un llamado a la acción directo e impactante, son algunas de estas características.

«La optimización de las páginas de aterrizaje consiste en hacer pruebas».
– Oli Gardner

- Oli Gardner
– Oli Gardner

Por supuesto, no es suficiente con incluir estos elementos, sino que hay que optimizarlos para que cumplan con su función y, juntos, ayuden a alcanzar el objetivo.

¿Qué es una landing page?

Como hemos adelantado, una landing page es una página web que genera conversiones. Su diseño es aparentemente simple justo por eso mismo; nada puede distraer al visitante de la acción que se espera de él: que realice la conversión. Esta consiste, por lo general, en entregar sus datos de contacto, generando así lo que se conoce como “lead”.

La landing page, por lo tanto, es el medio para que la conversión se realice. Quien accede a ella lo hace con la promesa de lo que va a encontrar. Cómo está dispuesta la información y cómo es el diseño de la página terminan de conducir al visitante hacia esa conversión, captando su atención y aportándole algo de valor a cambio.

Es por ello que las páginas de aterrizaje disponen de un sencillo formulario y, normalmente, también ofrecen algo a cambio (la descarga de un recurso gratuito, un descuento, recibir más información de un producto/servicio, entrar en una lista de espera, suscribirse a la newsletter…).

¿Qué es una landing page
¿Qué es una landing page

Para qué sirve una landing page

El para qué de una landing page es la captación de posibles clientes. En la era del big data, disponer de los datos de personas interesadas en nuestro producto/servicio, nos acerca a la venta.

Quienes completan el proceso y dan sus datos, demuestran ser personas ya interesadas en la marca y que la conocen, por lo que no hablamos de cualquier tipo de leads, sino de leads cualificados.

No solo eso, sino que también suelen ser leads segmentados. Generalmente (y también recomendablemente), una misma marca tiene varias landing page (y, en consecuencia, varios formularios). Cada una ofrece algo distinto, por lo que los clientes a los que atrae tienen diferentes intereses. De este modo, según en qué página aterricen y según qué formulario rellenen, la marca puede segmentar a los clientes.

¿Es lo mismo una landing page que una web?

Una duda que solemos recibir los profesionales del marketing y de la optimización web es si una landing page es lo mismo que una página web. La respuesta es no, y estas son las diferencias:

  • Una landing page tiene como objetivo convertir y generar leads, mientras que una página web puede tener diferentes metas, y no todas ellas tienen por qué llevar a que el usuario realice una acción concreta.

 

  • Una landing page tiene un diseño más simple y que, generalmente, no requiere ni siquiera de hacer scroll para verla al completo. En cambio, en una página web sí hay cabida para muchos más elementos (desplegables, menús, secciones, múltiples imágenes o vídeos), favoreciéndose la navegabilidad entre secciones.

 

  • El tráfico que llega a una landing page es muy específico y, por lo general, proviene de una campaña de marketing (por ejemplo, ha visto en Instagram una oferta de descargar un ebook gratuito). Por su parte, quien llega a la web lo puede hacer de manera orgánica y a través de diferentes caminos (motores de búsqueda, redes sociales, etc.).

 

Por qué es importante la optimización de las landing page

En marketing nunca nada es tan fácil como hacerlo y ya. El cómo se hace es donde reside la clave del éxito, también en lo referente a las landing pages.

Siendo así, no es de extrañar que la optimización de landing page sea casi un arte o, al menos, una profesión cada vez más cotizada. La razón es que, cuando una página de aterrizaje se diseña con estrategia, los resultados serán mejores y parecerá que llegan solos. Obviamente, no lo hacen, sino que es fruto del trabajo de optimización.

Cuando la optimización de la landing page es la correcta, esta no solo recibe más visitas, sino que estas luego se convierten, en un mayor porcentaje, en contactos.

Claves para la optimización de una landing page

Definido qué es una landing page y cuál es su importancia, es momento de crearlas y, sobre todo, optimizarlas. Esta guía te servirá no solo como un paso a paso para diseñar nuevas páginas de aterrizaje, sino también como una checklist para comprobar que no les falta nada a las que ya tienes.

Empecemos por el principio (la adquisición) y continuemos con el resto de claves para la optimización de landing page.

Claves para la optimización de una landing page
Claves para la optimización de una landing page

1. Adquisición

De nada sirve tener una landing page si nadie llega a ella.

El primer paso, por lo tanto, es diseñar un “lead magnet”, es decir, un recurso o una propuesta de valor que atraiga al usuario hacia la página.

Este lead magnet suele ser un descargable o cualquier otro obsequio gratuito que se entrega a cambio de rellenar el formulario. No obstante, también puede ser la promesa de que, si el usuario da sus datos, se le enviarán newsletters, o que será el primero en recibir ofertas.

Por supuesto, sea lo que sea que termines ofreciendo como “lead magnet”, debe ser algo que capte la atención de tu cliente ideal. Para ello, haz un buen análisis de tu buyer persona y, a cambio de sus datos, dale algo que tenga que ver con el servicio/producto que quieres que termine comprando.

 

2. Diseña una landing page atractiva

Toda landing page debe disponer de unos elementos imprescindibles. Estos, a su vez, deben contar con un diseño que atraiga y fomente la conversión. Veámoslo:

  • Título: debe dejar muy claro (y en pocas palabras) cuál es la oferta y por qué es beneficiosa para el usuario. El título debe ser comprensible, conciso y llamativo.

 

  • CTA: la llamada a la acción no solo es un botón que se vea bien para que el usuario haga clic, el mensaje debe ser impactante, imperativo y breve. Es mejor utilizar palabras como “¡descarga!”, o “¡suscríbete!”, que frases largas que, por intentar ser demasiado persuasivas, no son claras.

 

  • Descripción: aunque describir la oferta pueda parecer sencillo, no lo es tanto. La razón es que el texto no puede ser demasiado largo ni irse por las ramas. De hecho, hay landing pages que ni siquiera tienen descripción. En caso de querer incorporarla, debemos asegurarnos de que el texto informa, de manera resumida, directa y objetiva, sobre el valor que la oferta tiene para el usuario.

 

  • Contenidos multimedia: igual que la descripción, añadir vídeos, fotos u otros recursos audiovisuales es optativo, aunque es recomendable por la mayor tasa de conversión que generan. Resultan útiles para mostrar un “teaser” de lo que vamos a darle al usuario (un vídeo explicativo del recurso o el índice del ebook).

 

  • Formulario: con una landing page pretendemos conseguir un lead, y para que así sea debe haber un formulario. Este debe ser, ante todo, visible y sencillo. El usuario no quiere rellenar una larga encuesta sobre sí mismo para descargar un recurso. Por eso, es suficiente con que el formulario tenga los campos necesarios y relevantes (como mínimo, nombre e email), además de la Política de Protección de Datos. Lo que también es fundamental es que cada landing page (si hay más de una) tenga su propio formulario. De este modo, podrás segmentar los leads según de dónde llegaron y por qué (por ejemplo, quienes se suscriban para recibir un ebook sobre redes sociales, sabrás que están interesados en ellas y luego, a través del email marketing, podrás ofrecerles más recursos o servicios relacionados).

 

3. Cuida la experiencia del usuario

La experiencia del usuario (UX) es crucial para que la landing page cumpla su función.

En este sentido, debe prestarse atención a la navegabilidad y, sobre todo, a la velocidad de carga. El usuario espera recibir la información y, si lo desea, realizar la conversión en cuestión de minutos. Para que así sea y no termine abandonando la página, esta debe cargar en apenas tres segundos.

 

4. Usa palabras clave en la landing page

Los usuarios deben encontrar la landing page, por lo que debemos trabajar su posicionamiento a través de palabras clave.

Como en cualquier otro estudio de keywords, selecciona aquellas que tu público objetivo esté usando (o podría usar). Presta también atención a la intención de búsqueda.

A la hora de introducirlas en los textos y etiquetas de la landing, recuerda hacerlo de manera natural y sin abusar de ellas.

 

5. Trabaja el link building

Generar backlinks (es decir, conseguir que otros sitios enlacen a tu landing page) mejorará tu posicionamiento, además de que dará autoridad y relevancia a la página.

Para construir una buena estrategia de link building y conseguir referencias, asegúrate de que tu contenido es atractivo y compartible. Utiliza también las redes sociales para potenciar los enlaces.

 

¿Necesitas ayuda con la optimización de tu landing page? ¡Ponte en contacto con nosotros!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.