Haciendo conexiones: La relación entre el SEO y las redes sociales

SEO y redes sociales, ¿protagonistas de la misma historia? Si esa historia es la del éxito de tu marca, sí, son protagonistas de ella. Aunque podamos llevar a cabo acciones separadas e independientes en uno y otro campo, la realidad es que una buena relación entre SEO y redes sociales garantiza mayor visibilidad y autoridad.

Ambos (SEO y redes sociales) son pilares del marketing de contenidos. Unos contenidos que no posicionarán sin el SEO y que tampoco serán bien difundidos sin las redes. Al mismo tiempo, ese posicionamiento y esa difusión se retroalimentan.

Aunque ahora mismo tengas preguntas, si sigues leyendo este artículo prometemos solucionar muchas de ellas.

“Las redes sociales te ayudarán a fidelizar a tus clientes actuales hasta el punto de que, de buena gana y gratis, hablen a otros de ti”.
— Bonnie Sainsbury

Bonnie Sainsbury
Bonnie Sainsbury

¿Cómo el SEO y las redes sociales trabajan juntos?

Como decíamos, SEO y redes sociales pueden trabajar separados, cumpliendo objetivos específicos. No obstante, cuando se unen, los resultados que se obtienen a nivel de posicionamiento y visibilidad son mayores.

Es por ello que muchos expertos en el marketing digital están potenciando esta relación entre SEO y redes sociales, entendiendo que son muchas las ventajas de hacerlo.

Una retroalimentación constante

En un artículo anterior vimos cómo las redes sociales impactaban en el SEO. Aunque la presencia social de una marca no sea un factor que los algoritmos de buscadores consideren a la hora de mostrar resultados, es evidente que, cuánto más se difunda un contenido en redes, más tráfico web atraerá, más autoridad acaparará el contenido y, en definitiva, mejor valorarán esos mismos algoritmos la web.

Pero hay mucho más:

  • La investigación y el análisis que se lleva a cabo en el campo del SEO (palabras clave, intenciones de búsqueda, páginas con más tráfico, etc.), ayudan a definir también la estrategia de contenidos en redes. Por ejemplo, si detectamos que, entre nuestro público objetivo, tienen bastante éxito nuestros artículos sobre branding de producto, podemos determinar que es un contenido que debemos incluir también en nuestros posts en redes.
  • Las keywords que se utilizan en buscadores como Google, también se utilizan en los buscadores de las redes sociales. De este modo, el estudio de palabras clave del SEO nos ayuda a determinar qué términos deben aparecer en los copys y hashtags de las redes.
  • Generalmente, los contenidos web que funcionan bien en redes sociales, posicionan alto en el SERP, y viceversa. Aunque las razones de que así sea son múltiples y la explicación recae en un conjunto de acciones y no en una sola, no se puede obviar que existe una relación.
Una retroalimentación constante
Una retroalimentación constante

¿Las redes sociales posicionan en buscadores?

Si buscas el nombre de una marca en Google, es probable que, entre los primeros resultados, no solo aparezca su web, sino también enlaces a sus redes sociales. Una prueba más de que hay una estrecha relación entre SEO y redes sociales.

De aquí podemos sacar la conclusión de que es importante trabajar el posicionamiento de esos perfiles, de modo que sean visibles en la SERP y atraigan también tráfico. Aunque el objetivo siempre sea llevar a ese tráfico a la web, tampoco diremos no a que visiten nuestras cuentas en Instagram, Facebook o TikTok. De hecho, muchos usuarios lo preferirán, ya que encuentran las redes de una marca más cercanas y transparentes que su web.

En cualquier caso, para que los perfiles aparezcan entre los resultados hay que trabajarlos, dentro de lo posible, como si del SEO de una web se tratase. Siendo así, es importante incluir (tanto en el contenido como en el perfil en sí) keywords que definan a la marca y que el público esté buscando.

Formas de integrar tu SEO y estrategia de redes sociales

Establecida y entendida la relación entre el SEO y las redes sociales, puede que ahora te estés preguntando cómo puedes integrarla a nivel de estrategias y acciones.

Aunque ya hemos mencionado que el conocimiento de un ámbito ayuda a desarrollar el otro, y que hay puntos en común (como el estudio del buyer persona o de las palabras clave), en este apartado queremos ahondar en estrategias concretas.

1. Redirección del tráfico hacia la web y hacia las redes sociales

Aunque la presencia y el éxito en redes sociales no importa al algoritmo directamente, sí es cierto que difundir un contenido web en redes aumenta sus posibilidades de ser visitado. De igual modo, incluir enlaces a las redes dentro de una web (o los famosos botones de compartir) redirige a los visitantes de la web hacia las redes.

Esto interesa especialmente a las marcas “nuevas” o startups. En su caso, su recién estrenada web aún no tiene por sí misma la suficiente visibilidad ni el visto bueno de los algoritmos, por lo que su posicionamiento no será el deseado ni tendrá muchas oportunidades de atraer tráfico desde las páginas de resultados. Es aquí cuando las redes pueden ser de ayuda, ya que resulta más fácil llegar a un público nuevo a través de ellas.

En consecuencia, el usuario entra en contacto con la marca en diferentes momentos y lugares, lo que sin duda genera identidad de marca y mejora el recuerdo que se tiene de ella.

2. La difusión del contenido web a través de las redes sociales

En varias ocasiones hemos explicado que las redes son plataformas fundamentales para difundir el contenido. Su amplio radio de acción y sus posibilidades en cuanto a formatos hacen que el contenido llegue a más personas y que lo haga de un modo más interactivo e instantáneo que una web. Porque la realidad es que los usuarios, por muy fans que sean de la marca, no van a visitar la web con frecuencia para conocer las novedades. En cambio, sí seguirán a la marca en redes para enterarse por ahí.

Cuanto más guste el contenido en redes, más lo compartirán los usuarios, de modo que alcanzará a más personas. Este alcance genera indirectamente autoridad y reconocimiento de marca.

En resumen, las redes son herramientas para difundir el contenido, y no son solo una (como sí lo es una web). Cuando compartimos nuestra web en redes, de alguna manera la estamos exponiendo y le estamos dando luz.

La difusión del contenido web a través de las redes sociales
La difusión del contenido web a través de las redes sociales

3. La generación de backlinks

Una duda que suele surgir cuando se habla de la relación entre SEO y redes sociales es si, al compartirse el contenido web en estas plataformas, se genera un backlink.

Recordemos que el link building es fundamental para mejorar el posicionamiento. Cuantos más enlaces de páginas externas redirijan a la nuestra, más autoridad ganará nuestra web (algo que Google tendrá en cuenta en el SERP). La cuestión es si incluir un enlace a nuestra web desde nuestro propio perfil de Facebook cuenta como backlink o enlace externo.

La respuesta es que depende de la red social, ya que no todas incluyen la etiqueta dofollow en sus enlaces. Por ejemplo, los links en Twitter son nofollow, es decir, no son detectados por los algoritmos y, por lo tanto, no se consideran backlinks.

No obstante, cuanto más visible sea un contenido en redes, ya hemos visto que más posibilidades tiene de llegar a las personas correctas, las cuales luego pueden a su vez compartirlo y generar un backlink (por ejemplo, enlazando a nuestro blog en el suyo).

4. Nuevas ideas de contenido

Las redes sociales son rápidas e interactivas. Esto a veces puede abrumar, pero también resulta positivo, especialmente para las marcas que quieren estar al tanto de lo que ocurre.

Aquí, pues, tenemos una nueva sinergia entre redes sociales y SEO. Para que una web posicione bien es importante que responda a las búsquedas y necesidades de los usuarios. Además de herramientas de analítica web como Google Analytics, las redes permiten ver cuáles son esas tendencias. En consecuencia, hacen surgir nuevas ideas de contenido o nuevos enfoques, o incluso pueden avisarnos de si hay un contenido en nuestra web que es algo antiguo, pero que, bien optimizado y renovado, podría volver a ser relevante.

Para ello, es recomendable:

  • Contestar siempre los comentarios y mensajes en redes sociales, iniciando conversaciones que puedan traer feedback.
  • Monitorizar a la competencia para detectar oportunidades de diferenciación y tendencias dentro de nuestro sector.
  • Analizar qué contenidos propios han funcionado mejor (también qué estrategias de difusión han atraído más público).

5. La autoridad y la credibilidad de la marca

Una web o los contenidos no son solo visibles en sí mismos, sino que esa visibilidad trae autoridad y credibilidad de la marca. Por eso cuando hablamos de la relación del SEO y las redes sociales lo hacemos pensando en todo lo que genera no solo a nivel de tráfico, sino también de notoriedad corporativa.

Al darse la mano ambas disciplinas, la imagen de la marca llega a más personas, consigue ocupar los primeros resultados de búsqueda, reparte y redirecciona el tráfico entre diferentes plataformas… En definitiva, la marca empieza a ser reconocida y a crear un ecosistema propio. Cuanto más coherente, auténtico y visible sea ecosistema, más confiará la gente en la marca.

 

¿Tienes alguna pregunta sobre cómo el SEO y las redes sociales pueden trabajar juntos? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Branding en las redes sociales: Conquistando el mundo digital

¿Cuánto tiempo pasas en redes sociales? Seguro que más que el que te gustaría. Seguro también que, entre las cuentas que sigues, aproximadamente un 40% pertenecen a marcas. Consumes sus contenidos y, si su estrategia de branding en redes sociales es buena, los reconoces y te impactan positivamente.

Este es el mayor logro, y la gran meta, de las empresas en redes sociales: ser reconocibles también en estas plataformas y crear un contenido que atraiga y fidelice clientes.

No es ningún secreto que las redes sociales forman parte de la estrategia de marketing de muchas empresas, pero la clave no consiste en “estar” en Instagram o TikTok, sino que ese “estar” traiga resultados.

En este artículo, por lo tanto, no solo vamos a convencerte de que no tener presencia corporativa en redes sociales es un error, sino que también vamos a enseñarte a aplicar tu estrategia de branding en estas plataformas.

“La marca personal consiste en gestionar tu nombre —aunque no tengas un negocio— en un mundo de desinformación,  y registros semipermanentes de Google”.

— Tim Ferriss

— Tim Ferriss
— Tim Ferriss

¿Por qué es importante el branding en las redes sociales?

Incluso quienes reniegan de las redes sociales, tienen redes sociales. Si no, pregúntale a esa persona cómo se comunica con sus familiares y amistades. Casi con total seguridad te dirá que lo hace a través de WhatsApp, una plataforma que también es una red social y que, además, muchas marcas han incorporado a su estrategia.

En cualquier caso, las redes sociales forman parte de nuestro día a día. A través de ellas nos informamos, nos inspiramos e interactuamos con otras personas, marcas o influencers.

Siendo así, no es raro darse cuenta de que son espacios en los que las marcas también pueden darse a conocer y encontrar a su público objetivo.

El papel que las redes sociales tienen en la actualidad

Como adelantábamos, las redes sociales facilitan la interacción en un mundo cada vez más digital. Esa interacción es entre personas, pero también con marcas.

Según los últimos informes de redes, las personas que seguimos marcas lo hacemos para informarnos sobre sus productos o servicios, comparar precios o incluso realizar una compra. Para lograr que, efectivamente, ese sea el camino que sigue un cliente potencial (de la consideración a la compra), las marcas deben trabajar su branding en redes sociales para ser reconocibles y atraer a su público.

Pensemos en que cada vez las redes están más saturadas de perfiles y de contenidos (aproximadamente se publican unos 60 millones de posts cada día solo en Instagram). Si lo que una marca publica y comunica no destaca ni le representa, está condenada a vivir en el olvido y en el desconocimiento.

Sin embargo, y teniendo en cuenta los datos de uso de redes sociales y lo mucho que influyen en nuestras decisiones de compra, cuando la presencia está optimizada y es consistente, las posibilidades son muchas.

El papel que las redes sociales tienen en la actualidad
El papel que las redes sociales tienen en la actualidad

Los beneficios de trabajar el branding en redes sociales

El branding, como ya hemos definido muchas veces, es el conjunto de estrategias y acciones que buscan comunicar una imagen de marca. Dentro del branding hay varios elementos, que se combinan entre sí de manera coherente para cumplir con esos objetivos comunicativos y de posicionamiento.

Colores corporativos, tipografía, propuestas de valor, packaging… Todos ellos se desarrollan bajo unos mismos parámetros y, desde diferentes medios, transmiten la identidad de la marca.

Las redes sociales son uno de esos medios desde los que hacer branding. Por su naturaleza y su omnipresencia, esto trae muchos beneficios:

  • Aumenta el reconocimiento de marca: cualquier estrategia de branding potencia ese reconocimiento, pero las llevadas a cabo en las redes sociales podríamos decir que lo hacen más y mejor. Al ser plataformas digitales y con muchas posibilidades, las redes sociales generan una mayor visibilidad.
  • Diferenciación: si los competidores también tienen presencia en redes, se les puede monitorizar para potenciar aún más aquellos elementos diferenciadores. Si no la tienen, el simple hecho de que nuestra marca sí es una ventaja competitiva.
  • Cercanía: sería una utopía pensar que nuestros clientes (sobre todo los potenciales) van a visitar con cierta frecuencia nuestra web para encontrar las novedades. En cambio, las redes sociales sí son plataformas a las que acudimos regularmente y permiten mantener a nuestra audiencia informada, conectada y fidelizada.
  • Comunicación e interacción: uno de los pilares del branding es el feedback, ya que este nos sirve de guía. Las redes sociales facilitan esa retroalimentación de los usuarios y una comunicación fluida.
  • Contenido impactante: a través de las redes sociales se puede crear y publicar contenido que cumpla diferentes objetivos y deje huella en la audiencia. Todas esas huellas atraen hacia la venta y aumentan la lealtad hacia la marca.

Cómo hacer un branding efectivo en las redes sociales

Las posibilidades de las redes sociales son muchas, lo que puede llevarnos a errores por querer hacer de todo y en todas las plataformas. Sin embargo, para que la estrategia de branding en redes sociales sea efectiva, hay que seguir una serie de directrices.

Solo así lograremos cumplir con nuestro objetivo de transmitir imagen de marca y atraer a clientes.

1. El branding en redes sociales como una extensión de la marca

Algo que ya hemos introducido es el concepto de consistencia de marca. Una marca solo será reconocible si siempre es igual, es decir, si siempre se presenta de la misma manera.

Aunque el tono de comunicación pueda cambiar en las redes sociales por ser estas más cercanas que una web, lo que la marca dice y representa debe seguir la guía de branding y marketing.

Piensa en que muchas personas conocerán la marca por primera vez a través de redes sociales. Otras muchas quizá la conozcan previamente, pero acudirán a las redes para saber más sobre ella. Sea cual sea el momento de contacto, lo que la audiencia encuentre tiene que permitirle percibir la esencia de la marca.

Echa un vistazo a las redes de Óptica Universitaria para comprobar esto. Su posicionamiento es el de una empresa joven que se dirige a un público dinámico. Sus redes son una extensión de ese posicionamiento y esos valores. Viendo solo uno de sus posts, esa es la idea que te transmiten.

2. Llega al público adecuado

Hay quienes piensan que las redes sociales son positivas por su gran alcance, el cual hay que aprovechar al máximo. Sin embargo, esto puede llevarnos al error de crear contenido y comunicar de una manera tan amplia que, en lugar de llegar a mucha gente, no llegamos a nadie.

Aunque en redes haya muchas personas, no todas serán clientes potenciales. La clave está en estudiar cuál es nuestro buyer persona y en qué redes se encuentra.

Este estudio del público objetivo es crucial en cualquier estrategia de branding, pero especialmente cuando la llevamos a cabo en redes. Solo así podremos alcanzar a los consumidores que nos interesan e impactar en ellos.

Aquí tienes algunas recomendaciones para encontrar a tu público en las redes:

  • Analiza su demografía y revisa, según estudios generales sobre redes, qué plataforma usa más ese perfil de usuario.
  • Estudia en qué redes están tus competidores y tómatelo como otra pista para saber dónde está tu audiencia.
  • Aunque tu público objetivo esté en varias redes, escoge solo 1-2 para empezar (es mejor asentar la estrategia y la presencia poco a poco, sobre todo si no se tienen recursos para abordar más).
  • Partiendo de las directrices generales, adapta el tono de comunicación a cada una de las redes sociales que has escogido y a las características de tu público (recuerda: no es suficiente con estar, sino con saber estar).

Si necesitas un ejemplo inspirador, fíjate en cómo Heura, la marca de alimentación vegana, ha encontrado su nicho en redes sociales. Al ser una empresa de gran tamaño, divide su presencia en varias plataformas. En cada una de ellas se comunica de un modo (mucho más serio y corporativo en LinkedIn que en Instagram, donde hay hueco para contenidos más interactivos y cercanos), pero siempre manteniendo la esencia de ser una marca joven, transgresora y con una gran motivación.

Llega al público adecuado
Llega al público adecuado

3. Crea contenidos con frecuencia y coherencia

Vídeos, diseños, imágenes, stories… Los formatos disponibles en las redes sociales (incluso dentro de una sola) son muchos y variados.

Para empezar, lo ideal es ir combinándolos e ir viendo cuáles funcionan mejor o cumplen según qué objetivos (por ejemplo, un reel aumenta el alcance, pero una story fideliza).

En esta generación de contenidos lo que nunca puede faltar es la frecuencia y la coherencia:

  • Frecuencia en la publicación: las redes son inmediatas y rápidas. Nunca seremos visibles en ellas si publicamos muy de vez en cuando o sin seguir un calendario.
  • Coherencia visual: en redes aquello de “vale más una imagen que mil palabras” es aún más cierto. Por eso es importante que los colores de la marca, la tipografía, el logo… Sean visibles en los posts en redes sociales, de modo que se conviertan en elementos identificativos y diferenciadores.

El contenido no se crea solo y menos si no hay un plan detrás. Es por ello que muchas empresas delegan en agencias de branding y marketing especializadas esta tarea, asegurándose así de que los diseños y los textos siguen un mismo patrón.

4. Genera interacción dentro de las redes sociales

Parte de una buena estrategia de branding en redes sociales es aprovechar la interacción en las plataformas. Conectar con la audiencia tiene muchas ventajas:

  • Permite conocerla mejor y definir su perfil con datos más precisos.
  • Es una fuente constante de feedback.
  • Genera cercanía.
  • Fideliza.

Más allá del contacto con el público, las redes permiten también crear relaciones digitales con creadores de contenido. Hacer match con los perfiles adecuados y crear estrategias de influencer marketing aumentará la reputación y la credibilidad de la marca, y fortalecerá sus valores.

5. Analiza todo lo que ocurra en tu estrategia de branding en redes sociales

Ya hemos visto que las redes sociales son inmediatas y que eso se traduce, entre otras cosas, en una retroalimentación constante.

En este sentido, las redes pueden darnos la señal de que necesitamos un rebranding si, por ejemplo, no estamos atrayendo a la audiencia adecuada o nuestro mensaje no se entiende.

Al haber un contacto con el público mucho más cercano, instantáneo y medible que en otros medios como una web o un anuncio de televisión, muchas marcas usan los datos de las redes para evaluar cuál es la percepción que se tiene sobre ellas y si esta responde o no a lo deseado.

 

¿Quieres mejorar tu branding en las redes sociales? ¡Déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Luces, cámara, acción: Desarrolla tu estrategia de video marketing

Un estudio de 2018 estableció que el video es el formato de contenido que los usuarios más quieren ver de las marcas. Sabiendo esto, no nos sorprende que cada vez son más marcas las que apuestan por una estrategia de video marketing que les permita atraer y fidelizar nuevos clientes.

A pesar de que crear contenido en video implica una gran inversión de tiempo, dinero y recursos, los resultados valen la pena y retornan esa inversión. Marcas como Bershka así lo han comprobado y por eso, con cada vez más asiduidad, confían en una buena estrategia de video marketing para alcanzar sus objetivos.

“Tenemos que dejar de interrumpir lo que le interesa a la gente y ser lo que le interesa a la gente”.
— Craig Davis

En este artículo explicaremos con detalle todo lo referente al video marketing, desde ejemplos que demuestran su relevancia hasta el paso a paso para construir una estrategia.

¿Por qué una estrategia de video marketing es importante?

En los últimos años, el video se ha convertido en el formato por excelencia. Todas las redes sociales, incluso aquellas que empezaron solo como plataformas de imagen, han incorporado lo audiovisual. Si lo han hecho, es porque los usuarios así lo han requerido y porque las tendencias en marketing de contenidos han virado hacia el video.

Citación de marketing de Craig Davis - HolaQueTal.es
Citación de marketing de Craig Davis – HolaQueTal.es

Qué es el video marketing

Una estrategia de video marketing es aquella que utiliza contenidos audiovisuales para alcanzar diferentes objetivos de marketing online. Es un formato que genera mucha interacción y que se difunde con más facilidad.

Aunque el video es el formato por excelencia de la generación Z, es un error pensar que con él no se impacta a otros públicos y a otras demografías, todo depende del cómo y el dónde se promocionen dichos videos.

El video marketing es, en cierto modo, una evolución digital de los tradicionales anuncios de televisión. La diferencia (y la gran ventaja) es que en la actualidad el video no queda relegado a un solo dispositivo que, por otro lado, no permite la conversación con la persona que está visualizándolo. Además, las posibilidades en cuanto a la creación de videos también son más.

 

Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing

Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing - HolaQueTal.es
Tipos de vídeos para una estrategia de video marketing – HolaQueTal.es

Según el enfoque del video y el objetivo que intenta cumplir, podemos hablar de diferentes tipologías:

  • Videos publicitarios: promocionan un producto/servicio de la marca. En el canal de YouTube de Bershka la mayoría de los vídeos son de este tipo, aunque los producen de modo que sean interactivos y no un simple desfile de la colección.

 

  • Videos corporativos: se centran en enseñar los valores, la visión y la misión de la marca.

 

  • Videos de porfolio: su contenido muestra ejemplos de trabajos realizados por la marca (son vídeos muy comunes en estudios de arquitectura, diseño, interiorismo…).

 

 

  • Videos educativos: dan a conocer alguna funcionalidad del producto/servicio o demuestran el conocimiento de la marca sobre algún aspecto. Generan identidad de marca y ayudan a cerrar ventas.

 

  • Videos testimoniales: exponen a antiguos clientes o casos de éxito para aumentar la confianza alrededor de la marca, al mismo tiempo que la humaniza.

 

  • Videos de eventos: muestran momentos o fragmentos de algún evento en el que han participado la empresa o sus empleados (por ejemplo, entrevistas, conferencias…). Tienen un claro carácter promocional, pero también profesional y corporativo. Son frecuentes en redes como LinkedIn, pero, con un buen enfoque, también tienen cabida en otras como YouTube (y así lo demuestra Bershka en este video).

 

Los beneficios de crear una estrategia de video marketing

Si marcas como Bershka, El Corte Inglés o Heineken dedican parte de su inversión de marketing online en el video es por algo, y los datos así lo demuestran:

 

 

  • El tiempo de permanencia en la web también es mayor (un 88% concretamente) cuando hay contenidos audiovisuales en ella.

 

  • El 72% de los usuarios prefieren aprender sobre la marca a través de los vídeos de su web que de los textos.

 

 

Más allá de los porcentajes y las estadísticas, una estrategia de video marketing aumenta la visibilidad de la marca, la interacción del usuario y las ventas, además de ayudar al posicionamiento SEO. No solo eso, sino que también mejora el recuerdo y el reconocimiento tanto de la marca como de su mensaje. Por último, un contenido audiovisual tiene más posibilidades de viralizarse.

 

Las diferentes plataformas para lanzar una estrategia de video marketing

Como hemos comentado antes, podría decirse que todas las redes sociales ya disponen de la posibilidad de subir video. Esto, sin embargo, no las hace iguales y sigue siendo importante elegir una u otra plataforma según el tipo de video, el objetivo o el público al que nos dirigimos.

Veámoslo con detalle

  • YouTube: es la red social de video por excelencia. El usuario de YouTube es una persona a la que le gusta ver videos largos y que los consume de una manera consciente y planificada; no se dedica a hacer scroll durante horas, sino que elige qué ver y se compromete a verlo entero durante varios minutos. Como punto positivo, un video de YouTube puede posicionar en buscadores como Google.

 

  • TikTok: es la plataforma de la generación Z por excelencia, por lo que los contenidos que mejor funcionan son breves e impactantes. Además, deben adaptarse a un todo de comunicación muy dinámico, humorístico y que tiene en cuenta las modas (de ahí que triunfen los trends).

 

  • Instagram: aunque existe la posibilidad de subir videos largos, esta red social es más inmediata, por lo que no conviene superar los tres minutos. Generalmente, pensamos en Instagram como una plataforma para gente joven, pero no lo es tanto como TikTok. En Instagram hay cabida para públicos más adultos. Es por ello que los contenidos son más variados, aunque siempre conservando mucha cercanía.

 

  • Facebook: la audiencia de esta plataforma es mucho mayor y su manera de consumir contenido en vídeo es una combinación entre Instagram (por el predominio del formato vertical) y YouTube (por la longitud de los videos). En cuanto al tipo de videos, gustan aquellos que son tutoriales o demostraciones.

 

  • LinkedIn: en la red social profesional por excelencia, los videos que más se difunden en ella son corporativos (entrevistas, eventos, etc.).

 

Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa

Una estrategia de video marketing no consiste únicamente en grabar un vídeo y subirlo a una plataforma. En cambio, se requiere de planificación, preparación y profesionalidad.

Estos son algunos de los pasos, consejos y factores que hacen que una estrategia de video marketing tenga éxito y cumpla con los objetivos.

Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa - HolaQueTal.es
Cómo desarrollar una estrategia de video marketing exitosa – HolaQueTal.es

1. Planifica la estrategia y los contenidos

En el plan de una estrategia de video marketing deben definirse varios aspectos:

  • Los objetivos de marketing que se quieren alcanzar.

 

  • El público al que se quiere impactar con el video y la reacción que se espera.

 

  • El presupuesto, el tiempo y los recursos de los que se dispone.

 

  • Las plataformas en las que van a subirse los vídeos (y los formatos que requieren).

 

  • Un guion de los diálogos (si los hay) y también una planilla de las diferentes tomas y planos, intentando ser lo más específico posible.

 

2. Utiliza un equipo de calidad

Una persona que graba su día a día sin grandes pretensiones para subir vlogs a YouTube puede permitirse no contar con un equipo de calidad. Sin embargo, una marca que busca cumplir con una estrategia de video marketing y dar una buena imagen, debe invertir en cámaras, micrófonos, luces…

No hacerlo dará como resultado videos de baja calidad. Para evitar que así sea, utiliza dispositivos profesionales y, sobre todo, aprende a usarlos. Una opción es contratar a especialistas y delegar en ellos la producción del contenido.

Es igualmente importante la edición. Un mal uso de ciertos efectos harán que el video sea cutre o que incluso se confunda con una parodia cuando no lo es. Cómo se editan los diferentes planos es clave para dar sentido al mensaje y lograr que este se transmita como se ha planificado.

 

3. Cuenta historias con tu estrategia de video marketing

La narrativa es fundamental en la comunicación de la marca. Es por ello que el storytelling se incorpora en todas las estrategias, también en las de video marketing.

Contar historias ayuda a generar emociones en el espectador y a hacerle llegar mejor el mensaje. En este sentido, el video es uno de los mejores formatos, ya que resulta cercano y permite utilizar muchos recursos que activan esa emocionalidad (expresiones faciales, escenas, música, colores…).

 

4. Sé breve e impacta

Aunque haya plataformas que permiten subir videos largos, si lo que quieres contar puede hacerse brevemente, mejor.

Estamos en la era del consumo constante y rápido de contenido, especialmente en formato video. Los usuarios buscan lo inmediato y les cuesta prestar atención a un video si este es muy largo.

En cambio, lo breve se recuerda mejor. Por lo tanto, piensa siempre en cómo decir lo mismo en menos tiempo, intentando que el mayor impacto sea al principio. Esto es importante, ya que los primeros treinta segundos del video son los que convencen para seguir viéndolo. Si el comienzo no está a la altura, la tasa de abandono será alta.

 

5. Haz que el consumidor sea el protagonista

Muchos de los videos corporativos, aunque sea indirectamente, colocan al consumidor como protagonista. Recuerda todos esos contenidos en los que un actor interpreta a una persona a la que el producto o servicio ayuda.

Otro ejemplo muy claro es el de los videos testimoniales, pero, si los analizamos en profundidad, veremos que otros videos como los tutoriales también ponen en el centro al consumidor. Muestran, en cierto modo, cómo ese consumidor debe usar el producto, haciendo que este se sienta identificado.

 

6. Trabaja el SEO del vídeo

Antes hemos mencionado brevemente cómo los vídeos pueden posicionar en buscadores y cómo las redes sociales en general ayudan al SEO. Para que así sea, es importante optimizarlos. Te damos algunos consejos para lograrlo:

  • Utiliza palabras clave en títulos, descripciones y textos de las portadas o miniaturas.

 

  • Asegúrate de que también se incluyan palabras clave dentro del video (es decir, en lo que se dice en el video).

 

  • Si es posible, añade etiquetas que describan el contenido.

 

  • Ten muy en cuenta los algoritmos de posicionamiento de las plataformas: un video que tenga éxito en la red social a la que se ha subido posicionará mejor en buscadores. Para conseguir ese primer éxito, es fundamental entender qué hace que un vídeo se viralice en esa red social. En este sentido suelen ser relevantes los hashtags, pero también otros aspectos concretos como el uso de músicas en tendencia.

 

Si tienes alguna pregunta sobre cómo desarrollar una estrategia de video marketing, ¡déjanos un comentario!

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.

Estrategias de contenidos en redes sociales: un lienzo para tu marca

Si miras el tiempo de uso de tu móvil, estamos casi seguros de que las apps que aparecen primero en la lista son las redes sociales. Instagram, Facebook, TikTok o incluso WhatsApp… Como usuarios, pasamos muchas horas en ellas, y como marcas, debemos ver esto como una oportunidad y una llamada a la acción: la de centrar nuestras estrategias de contenidos en redes sociales.

A través de las redes sociales nos comunicamos con otras personas, pero también con marcas. Seguro que en tu lista de “Seguidas” muchas de las cuentas pertenecen a empresas en las que has comprado o que te inspiran con sus contenidos, lo que hace que las tengas en cuenta.

Nos viene a la cabeza el caso del Real Madrid, que en sus redes difunde no solo comunicados o resultados de partidos, sino también imágenes de los entrenamientos, momentos históricos o retos en los que participan sus jugadores. Establecen así una relación más cercana con sus seguidores y aficionados.

“El contenido es fuego, las redes sociales son gasolina”.
— Jay Baer

Veamos con más detalle el ejemplo del Real Madrid y cómo, y por qué, las marcas construyen estrategias de contenidos en redes sociales.

Jay Baer
Jay Baer

¿Por qué necesitas definir estrategias de contenidos en redes sociales?

Podríamos decir que el Real Madrid no necesita estrategias de contenidos en redes sociales. Las entradas que vende para los partidos, el merchandising, las equipaciones, las colaboraciones y patrocinios… Son suficientes (y muy rentables) fuentes de ingresos. ¿Por qué dedicar entonces tiempo a las redes sociales?

La razón es que una marca es mucho más que sus ventas. Una marca tiene éxito cuando su posicionamiento es el adecuado y cuando la audiencia la identifica y la percibe de un modo específico. En este sentido, es importante la relación que se establece con el público, conlleve ventas directas o no.

El Real Madrid, por ejemplo, no solo quiere vender entradas, sino también hacer ver a su afición todo lo que es el club, con el fin de generar una conexión que vaya más allá de la transacción económica.

Pero no es algo que solo aplique a empresas o clubs que necesiten una afición que anime a su equipo. Aquellas que son puramente comerciales, es decir, cuyo objetivo es vender un producto/servicio, saben igualmente que la venta es solo uno de los muchos puntos de contacto con el consumidor. Las redes sociales favorecen y facilitan esas relaciones por muchas razones.

Las redes sociales como plataformas de contenidos que conectan

¿Qué papel juegan las redes sociales en el día a día de los consumidores? Según el estudio de IAB Spain, solo en España, 30 millones de personas las usan. De ellas:

  • Un 45% afirma usar las redes para seguir a marcas.
  • Un 44% reconoce que antes de realizar una compra revisa las redes de una marca.
  • Un 36% declara que lo que ha visto ha influido en su decisión de compra final.

Otro dato importante es que un 37% de los usuarios dicen que una marca les inspira más confianza si cuenta con perfiles sociales, y un 9% reconoce que no se fía si esos perfiles no existen o no son fáciles de encontrar o identificar.

De estos datos podemos concluir que las redes sociales favorecen la conexión con la audiencia. No podemos olvidar que hay personas que, aunque no lleguen a seguir nuestra cuenta corporativa, le echarán un vistazo antes de comprar o simplemente por curiosidad. Publicar contenidos en redes sociales que respondan a las preguntas o intereses que pueda tener el usuario, es clave para el éxito.

Las redes sociales como plataformas de contenidos que conectan
Las redes sociales como plataformas de contenidos que conectan

Beneficios de usar las redes sociales en tus estrategias de contenidos

Las buenas estrategias de contenidos en redes sociales atraen a usuarios que pueden terminar siendo clientes, pero sus beneficios son muchos más.

  • Actúan como escaparate de la marca ante un público amplio e hiperconectado.
  • Aumentan la visibilidad y el reconocimiento (online y offline) de la marca, especialmente cuando el contenido se construye, teniendo también en cuenta la estrategia de branding.
  • Permiten conocer mejor a la audiencia objetivo (sus intereses, sus opiniones, sus necesidades, etc.).
  • Facilitan la comunicación con el cliente.
  • Proporcionan un canal directo y rápido para comunicar noticias importantes.
  • Favorecen la redirección del tráfico hacia la web, pues desde el mismo dispositivo se puede consumir el contenido y hacer clic para abrir el navegador (algo que no ocurre con un anuncio puesto en la marquesina de un autobús).
  • Disponen de herramientas de análisis y monitorización de acciones y resultados in situ y en tiempo real.
  • Fortalecen la identidad de la marca entre los usuarios, fidelizándolos y haciéndoles sentir parte de la marca.
  • Mejoran la visibilidad en buscadores.

El ejemplo del Real Madrid

Aunque pensemos en el Real Madrid como un club deportivo, lo cierto es que es una marca. A través de las redes sociales busca generar conexiones que repercutan en un mejor reconocimiento de la marca.

El Real Madrid está claro que es muy conocido y no tendría por qué necesitar las redes para aumentar esa visibilidad. No obstante, plataformas como Instagram le permiten estar más cerca de la afición. No olvidemos que la mayoría de los partidos se emiten en canales de televisión privados y de pago, y las entradas para ir al estadio no son asequibles.

Las redes aportan esa cercanía con el aficionado que, en muchas ocasiones, se pierde o no existe en lugares como ruedas de prensa o una tienda cuyo objetivo es claramente comercial.

En cambio, sus estrategias de contenidos en redes sociales se enfocan en humanizar la marca, por eso publican pequeños snippets de los entrenamientos, que normalmente son a puerta cerrada, o vídeos de los jugadores en una faceta más entretenida y cercana.

Cómo desarrollar estrategias de contenidos en redes sociales efectivas

Los contenidos en redes sociales funcionan y cumplen sus objetivos cuando hay una estrategia detrás. Publicar de manera poco frecuente y sin pensar el qué y el porqué, es una opción para el usuario anónimo, pero no para una marca.

Una marca que quiere rentabilizar las redes sociales debe hacerlo con una estrategia de contenidos. Este es el paso a paso para crearla.

1. Determina los objetivos

Una estrategia es efectiva cuando se cumplen los objetivos. Por lo tanto, el primer paso es definir cuáles son esos objetivos. Sin ellos, no podremos establecer acciones ni medir resultados.

Los objetivos deben ser SMART, es decir:

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Realistas
  • Temporales

Un ejemplo de objetivo SMART aplicado a una estrategia de contenidos en redes sociales sería: aumentar en un 20% el tráfico web durante la campaña de Black Friday de este año, a través de publicaciones en Stories de Instagram.

Nuestro ejemplo es el de un objetivo cuantitativo, pero también podemos establecer metas cualitativas (mejorar el reconocimiento de la marca, aumentar la conversación sobre la marca, etc.).

A partir de este momento, todas las acciones y decisiones de la estrategia deben dirigirse al cumplimiento de estos objetivos.

2. Estudia a tu cliente

Analizar al buyer persona siempre es crucial, sobre todo cuando queremos encontrarlo en las redes.

Las redes sociales son muchas, y hay millones de personas en ellas. Cuanto mejor definamos a nuestro público objetivo, su demografía y sus intereses, más sencillo resultará dirigirnos a él a través de las plataformas.

Recuerda que no todas las personas están en todas las redes ni se comportan del mismo modo en todas ellas. Por ejemplo, las personas de 16-20 años tienen más presencia en TikTok y en Instagram, pero son más activas en la primera. Estos son aspectos a tener en cuenta para crear contenido efectivo en cada lugar.

Estudia a tu cliente
Estudia a tu cliente

3. Elige las redes sociales adecuadas

Como hemos adelantado, la presencia de tu marca debe estar donde esté su audiencia. Una marca joven como Forever 21 quizá no necesite centrar sus esfuerzos en LinkedIn, pero sí en TikTok.

Ten también en cuenta que cada red social tiene su propio lenguaje. Estar en TikTok no te convierte en una marca para gente joven si no eres capaz de comunicarte con esa audiencia joven. En cambio, un contenido interactivo y rápido de consumir sí lo consigue.

Por lo tanto, escoge desarrollar estrategias de contenidos en aquellas redes sociales en las que:

  • Esté tu público objetivo.
  • Puedas generar contenido con los recursos de los que dispones (por ejemplo, YouTube requiere de equipos de grabación y edición profesionales).
  • Tu competencia esté presente (si no lo está, puede suponer una oportunidad, especialmente cuando la red social es relativamente nueva, o una pérdida de tiempo porque significa que ahí no hay una audiencia a la que impactar).

4. Empieza a crear los contenidos

La parte más importante de una estrategia de contenidos en redes sociales es, efectivamente, la de los contenidos.

A la hora de empezar a crearlos, es crucial considerar con qué tipo de formatos estará más cómoda la marca. Con esto queremos decir que una marca muy dinámica se comunicará mejor a través de vídeos cortos, mientras que una marca profesional quizá saque mayor ventaja de diseños con texto.

Durante el proceso de ideación, creación y planificación de contenidos también hay algunos pasos imprescindibles:

  • Investiga qué contenidos funcionan mejor dentro de tus cuentas (si llevan tiempo activas) y en las de tu competencia (no para copiarlas, sino para encontrar nuevos enfoques).
  • Identifica las tendencias y los temas de actualidad para producir contenido relevante (por ejemplo, utilizar un meme popular para anunciar alguna novedad de la marca).
  • Haz una lluvia de ideas de contenidos, organizándolos por temáticas y por objetivos que persiguen (por ejemplo, tráfico web, ventas o reconocimiento de marca).
  • Escoge un formato para cada contenido, pensando cuál de todos (vídeo/imagen/diseño/texto/audio o una combinación de varios) comunicará mejor el mensaje y ayudará a la consecución del objetivo. Si hay un mismo contenido que puede publicarse en varias plataformas, adáptalo (por ejemplo, un pódcast del que se pueden subir fragmentos a Instagram).
  • Utiliza contenidos que haya generado tu audiencia (el conocido como User Generated Content). Además de proporcionarte contenido ya hecho, es una manera de conectar con el público y hacerlo partícipe de la marca.

5. Analiza los resultados

Una estrategia de contenidos en redes sociales es eficiente y efectiva cuando así lo demuestran los resultados. Igual que analizamos una web, hay que analizar las redes y monitorear cómo están funcionando los contenidos y si se están cumpliendo los objetivos.

En caso de que las metas no se estén alcanzadas, debemos tener la capacidad y el conocimiento de encontrar y analizar el porqué para hacer modificaciones. Por ejemplo, las razones pueden ser no haber elegido correctamente las redes, no estar publicando contenido que llame a la interacción, etc.

Sean cuales sean las razones, las herramientas de analítica disponibles en las propias plataformas y otras externas, deben darnos la respuesta.

Igualmente importante es estar abiertos a interpretar las respuestas y hacer cambios, recordando que una estrategia de contenidos en redes sociales no es inamovible.

 

¿Necesitas ayuda para crear una estrategia de contenidos en redes sociales? ¡Déjanos un comentario!

Las redes sociales y su impacto en el SEO: mucho más que selfies

Desde 2010 Desigual da pistoletazo de salida a las rebajas con una propuesta arriesgada: las primeras 100 personas que entren en ropa interior a tiendas seleccionadas de la marca podrán llevarse un conjunto de dos piezas gratis. Para anunciarlo ponen en marcha una estrategia que se basa en redes sociales y SEO.

A través de plataformas como Instagram, Facebook o TikTok difunden la campaña y redirigen a una página específica de su web donde amplían la información. Como es de esperar, el tráfico aumenta considerablemente (más de un 25% respecto al mes anterior), favoreciendo su estrategia de SEO y demostrando cómo el posicionamiento en buscadores se puede ver muy beneficiado por las redes sociales. 

“What happens on social media, stays on Google forever.”

Jure Klepic

No obstante, no hace falta invitar a tus clientes a acudir desnudos a tu establecimiento para comprobar cómo redes sociales y SEO pueden trabajar en conjunto. Lo que sí es fundamental es entender cómo se construye esa estrategia, y eso es lo que vamos analizar en este artículo.

¿Cómo afectan las redes sociales al SEO?

Las redes sociales tienen un impacto en el SEO. Aunque este impacto no sea directo, pues los perfiles de una marca en redes no son factores determinantes para el algoritmo de buscadores como Google, lo que se publica en ellas puede redirigir a la web y, en consecuencia, mejorar el tráfico y la difusión el contenido.

Un ejemplo sencillo es el compartir enlaces de la web en las redes de un negocio. Este simple gesto aumentará el alcance de tu contenido y aumentará consecuentemente la probabilidad de que este sea linkeado por otras web y usuarios. Esto es lo que le pasó a Desigual, que vio cómo la audiencia compartía el link de la campaña y esta se hacía viral.

Cómo las redes sociales ayudan a posicionar en los resultados SERP

Entender las redes sociales y el SEO como dos disciplinas independientes es un error. El éxito en cambio está en ver cómo el trabajo estratégico y paralelo en ambas es beneficioso para una marca que busca mejorar su visibilidad.

Cuando un contenido ha tenido éxito en redes sociales (es decir, se ha compartido y ha recibido interacciones) los buscadores entienden que es un contenido valioso que merece visibilidad. Aumenta por tanto su autoridad, un factor que el algoritmo de Google tiene en cuenta para posicionar una web.

Por otro lado, si el contenido ha funcionado bien en redes sociales lo más probable es que también haya sido clicado y que la tasa de CTR de esa página haya aumentado (un aspecto que Google también mide).

 

Redes sociales y SEO: una unión que mejora el branding

Si buscas en Google el nombre de una marca entre los resultados no solo aparecerá su web, sino también enlaces directos a sus redes sociales. Sin duda esto es beneficioso, pues los primeros resultados de la página de búsqueda están ocupados por páginas propias de la marca.

Esto juega a favor del branding y explota su poder, pues se genera una imagen de marca positiva y controlada por la propia marca.

Para asegurarse de que efectivamente esto sea así, debe diseñarse una estrategia en redes sociales en la que prime la calidad, la constancia y la coherencia en la publicación de contenidos. Si perfiles como el de Instagram o Facebook de una marca no permanecen activos, las páginas no posicionarán ni reflejarán sus valores de forma consistente.

Además, recientemente Google permite a una empresa entregarle información sobre sus perfiles sociales, su logotipo o sus medios de contacto para luego mostrarla en forma de ficha en los resultados de búsqueda.

Circulo virtuoso del SEO, social y branding
Circulo virtuoso del SEO, social y branding

Cómo usar las redes sociales para mejorar el SEO

El impacto positivo de una estrategia que une redes sociales y SEO es evidente. No obstante, la teoría no es suficiente; es fundamental implementar acciones que potencien esa mejora conjunta.

El primer paso es entender que tanto una web como las redes sociales son escaparates de un mismo negocio, y por tanto deben transmitir el valor de la marca y tener coherencia entre sí.

En cuanto a las acciones concretas, es importante establecer que el objetivo final siempre sea visibilizar el contenido entre los usuarios.

 

Difundir el contenido SEO a través de las redes sociales

Cuando un contenido web se comparte en redes sociales, este se difunde y se promociona de manera orgánica y natural.

Desigual es de nuevo el ejemplo perfecto para comprobarlo. Las visitas a su web aumentaron con la publicación en redes de la campaña. Si no se hubiese apostado por esa difusión, habría resultado complicado que un usuario llegase por sí solo a la página concreta de la campaña. Haciéndolo, consiguió popularidad, exposición de marca y viralidad. ¿Acaso no es eso lo que se busca al lanzar una campaña así?

En eso consiste el marketing de contenidos: en crear y distribuir contenidos de calidad que generen interés en usuarios que luego puedan convertirse en clientes.

Para aplicar esta estrategia de difusión, no puedes olvidar estos consejos:

  • Prioriza siempre el contenido relevante y profesional y crea un plan para distribuirlo, eligiendo aquellas plataformas que convengan en cada caso.

 

  • No abuses de la autopromoción; recuerda la regla del 80/20 (80% de contenido orgánico y 20% de contenido promocional).

 

  • De cada pieza de contenido web, siempre que sea posible, genera dosis más breves para redes sociales. ¿Cómo saber qué destacar en esos resúmenes? Aquello que pueda resultar más viral (titulares impactantes y datos, por ejemplo).

 

  • Adapta los contenidos a los formatos de redes para potenciar que se compartan (por ejemplo, creando imágenes o gráficos que acompañen al texto).

 

  • Comunica las novedades de la web siempre en redes sociales.

 

  • Busca grupos de redes sociales afines a tu marca y difunde en ellos tu contenido, pues el público allí está ya segmentado e interesado en lo que ofrece tu negocio (por ejemplo, si tienes una empresa de plantas a domicilio, publica contenidos de tu web en grupos de Facebook de amantes de la jardinería).

 

  • No olvides añadir botones de compartir en redes sociales en todas las páginas de tu web. Así el usuario podrá compartir los contenidos y difundirlos también por sí mismo.

 

Aumentar el tráfico web a través de las redes sociales

Como consecuencia del primer punto (la difusión en redes sociales), el tráfico de la web aumenta. Cuando un contenido web interesa y se comparte en redes, este aumenta sus posibilidades de ser clicado y visitado. Las redes sociales son por lo tanto una herramienta clave para conducir a la audiencia a la web y mejorar así su tráfico y su visibilidad.

Considerar esto es realmente importante, especialmente para marcas emergentes cuyo tráfico web aún es bajo y, consecuentemente, su posicionamiento se ve afectado. Las redes sociales se configuran así como altavoces con los que amplificar sus contenidos y, por lo tanto, su imagen de marca.

Al aumentar, gracias a redes, el número de visitantes a la web, los algoritmos detectarán la página como relevante.

Eso sí, no olvides que hacer que el usuario llegue a tu web es solo el primer paso y este no servirá de nada si la página tarda en cargar, no es atractiva o no queda claro qué se espera de dicho usuario. Para que según llegue el tráfico este no se marche, aumentando la peligrosa tasa de rebote, asegúrate de contar con un buen diseño UX que también abrace y favorezca al SEO.

 

Conseguir links externos para el SEO gracias a las redes sociales

¿Qué marca no quiere mejorar su linkbuilding y aumentar el número de links que redirigen a su web? No solo implica más tráfico, sino que aporta relevancia a la marca tanto a ojos de buscadores como de la audiencia.

Para saber que estamos en lo cierto solo tienes que pensar en aquellas marcas que consideras importantes, famosas o simplemente «de fiar». Seguro que un factor para que las veas así es que la gente hable de ellas y las comparta. Con los links externos ocurre lo mismo. Cuantos más allá (y cuanto mayor sea la calidad de estos), mejor; más imagen de marca se creará y mayor será la valoración de los buscadores a la hora de posicionar la web.

Lograr esto no siempre es fácil, pero de nuevo las redes sociales nos echan una mano. A través de ellas es más sencillo que el contenido se comparta y que otros usuarios empiecen a redirigir a la web desde sus propios perfiles y posts. Para que así sea, volvemos a destacar la importancia de crear contenidos valiosos, interesantes, representativos de la marca y, sobre todo, que inviten a ser compartidos.

 

Redes Sociales y SEO: Alianza para Contenido Superior
Cerebro al trabajo: Forjando la poderosa alianza entre SEO y redes sociales para un contenido inigualable.

Cómo mejorar tu contenido gracias a la unión entre redes sociales y SEO

No es ningún secreto que las redes sociales son una gran fuente para conectar e interactuar con el público. Si como marca necesitas saber qué piensan de ti, echa un vistazo a los comentarios de tus últimos posts o busca el nombre de la marca (o de alguna campaña específica) en el buscador de Instagram, TikTok o Twitter.

Lo que encontrarás serán reseñas, opiniones y, sí, también quejas. Entender que todas ellas aportan información valiosa es clave para mejorar las estrategias en redes sociales y SEO.

Generar nuevas ideas de contenido

La investigación de palabras clave no puede quedarse en los buscadores. Las redes sociales también nos dan información sobre de qué hablan y qué interesa a la audiencia.

En este sentido, es fundamental que los equipos de redes sociales y SEO colaboren. Los primeros pueden investigar cuáles han sido los contenidos más compartidos y con más interacción para dar ideas a los redactores SEO. Crear contenido relevante no solo para buscadores sino también para redes hará que este, una vez publicado, se comparta mejor, se difunda y genere external links.

 

La interacción en redes sociales: señales de vida para el SEO

¿Cuántos likes y comentarios tienen tus publicaciones? Si haces una investigación general es muy probable que aquellos posts con más interacción en redes sean los que mejor posicionan en buscadores.

 

Ya lo avisaba un estudio de CognitiveSEO: la relevancia en redes sociales y en SEO van de la mano. Cuando un enlace web triunfa en LinkedIn o en Facebook, los buscadores entenderán esas interacciones como «señales de vida». Cuanto más intensas sean esas señales, ese latido, los algoritmos percibirán el contenido como más vivo, relevante y valioso.

 

En definitiva, piensa en las redes como una rueda que, una vez se pone en marcha, tiene la capacidad de llegar a muchos lugares. Cuando la gente interactúa con un contenido, este llega a sus amigos y seguidores, que a la vez puede que interactúen con él y sigan haciendo girar la rueda.

¿Por qué no poner esfuerzo en crear una estrategia de redes sociales y SEO que ponga en marcha la rueda?

 

Mejores redes sociales para el SEO

Redes sociales hay muchas, aunque no todas igual de favorables para el SEO. ¿Cómo escoger las adecuadas? Como siempre, la respuesta se encuentra planteando unos buenos objetivos y haciendo un buen estudio del buyer persona de la marca. Así podremos determinar dónde se encuentra nuestro público objetivo y qué esperamos conseguir de él.

¿Más seguidores? ¿Viralizar una campaña como en el caso de Desigual? ¿O quizá dar el pistoletazo de salida a una web y a una marca recientemente lanzadas? Estas son solo algunas de las preguntas que el equipo de marketing de la empresa debe plantearse.

Mientras lo haces, compartimos una guía sobre los beneficios de cada red social y cómo benefician al SEO.

 

Elegir la buena red social importa
Elegir la buena red social importa

LinkedIn

Si el objetivo de la marca es conseguir leads de valor, especialmente si se mueve en el entorno B2B, LinkedIn es la red social adecuada para hacer SEO.

Pongamos el ejemplo de un especialista en marketing de contenidos que busca posicionar en buscadores como eso mismo: un reconocido experto en el tema. Para lograrlo es importante que trabaje su perfil de LinkedIn y lo optimice colocando palabras clave en su titular y biografía, además de en los posts que vaya publicando y que redirijan a su web.

¿Cuáles serán los resultados? El algoritmo de LinkedIn, al detectar que en tus publicaciones aparecen de manera natural y orgánica ciertas palabras y términos de búsqueda comunes, posicionará mejor tu contenido dentro de la plataforma y, en consecuencia y de manera indirecta, también en los resultados SERP.

 

Facebook

¿Quién dice que Facebook está muerto? Sigue siendo una red muy relevante, especialmente porque redirige tráfico hacia la web y un contenido viralizado en esta plataforma tiene todas las papeletas para llegar a las primeras posiciones en Google. Si no, que se lo digan a Desigual, donde la marca tiene más de ocho millones de seguidores.

Además de la facilidad para compartir enlaces y que estos se viralicen, una de las grandes ventajas de Facebook es que su contenido es indexeable por Google. Esto quiere decir que un post en la plataforma, o incluso un comentario o una reseña, puede ser leído por Google y aparecer en los resultados de búsqueda.

 

Twitter

Cortos pero eficientes, así podríamos definir los tweets y su relación con el SEO de una página.

Igual que LinkedIn o Facebook, Twitter es una red social ideal para difundir los contenidos web y llegar a una audiencia mayor que, a su vez, pueda compartirlos mediante retweets, ampliando así el radio de influencia de la marca.

Para que así sea es importante ganarse al algoritmo de Twitter y aplicar algunas estrategias para hacer que el contenido sea más viral:

  • Enriquecer los tweets con multimedia.

 

  • Utilizar hashtags relevantes que mejoren la visibilidad.

 

  • Construir mensajes cortos pero impactantes.

 

  • Publicar con frecuencia.

 

Instagram

La red social por excelencia, Instagram es el escaparate principal de una marca. Se ha convertido en el lugar al que acuden posibles clientes para saber todo sobre la marca, su tono de comunicación, su oferta de productos y servicios, quién hay detrás…

La razón es que las personas vemos Instagram como uno de los reflejos más fieles de una marca. Una vez hemos obtenido esa primera buena impresión, acudimos a visitar la web.

Por lo tanto, aunque de primeras pensemos que Instagram, al no poder poner enlaces clicables en los posts, no es el mejor lugar para lograr esa unión exitosa entre redes sociales y SEO, omitir o descuidar la presencia en ella es un gran error.

Crear imagen de marca en Instagram educará al cliente sobre palabras, contenidos y mensajes asociados a la marca, haciéndola reconocible. De forma metafórica, esta red social es una primera cuerda que lanzamos al cliente para que la agarre y luego podamos arrastrarlo hacia la web.

 

Pinterest

Pinterest es la red social de lo visual y de lo inspiracional, algo a tener muy en cuenta a la hora de difundir contenido web a través de ella.

Lo otro que destaca mucho de ella es que funciona como un motor de búsqueda. Recetas, manualidades, consejos de moda, ideas de maquillaje, paso a paso de proyectos de bricolaje… Solo hay que introducir unas palabras en el buscador de Pinterest para encontrar inspiración y respuestas.

Aparecer en esas búsquedas en un buen lugar y llamar la atención del usuario es resultado de la combinación de dos factores: optimización SEO y diseño visual.

  • Redacta títulos y descripciones convincentes para tus pins, asegurándote de que contienen las palabras clave para las que quieres posicionar (tanto dentro como fuera de Pinterest).

 

  • Redirige los pins al contenido web que esté igualmente optimizado para ciertas palabras clave.

 

  • No olvides añadir un diseño, infografía o imagen que llame la atención e incluya, si es posible, texto escrito (con las palabras y temas clave).

 

TikTok

Cuando Google se dio cuenta de que muchos usuarios, especialmente de la generación Z, utilizaban TikTok como buscador tomó la decisión de indexear los contenidos de esta red, mostrándolos entre los primeros resultados para algunas búsquedas.

Si te parece raro o no lo crees, busca en Google «baile viral» y comprueba cómo las miniaturas de varios tiktoks se cuelan entre los resultados.

Por lo tanto, optimizar los textos de TikTok para el SEO es fundamental, pues no solo aumentaremos nuestra visibilidad e impacto en la red social, sino también la posibilidad de que uno de nuestros contenidos salga en Google y, consecuentemente, genere tráfico hacia nuestra web.

 

¿Cuál es la mejor red social para mejorar el SEO de mi marca?

Tras haber leído las ventajas de cada red social, es posible que sigas surgiéndote la duda de cuál es la más adecuada para tu marca. Sentimos decirte que no podemos darte una respuesta única, pues depende de a quién se dirige tu negocio y de las características de tu público.

No obstante, podemos darte algunas directrices generales para escoger aquella red social gracias a la cual tu SEO puede mejorar:

  • Analiza al detalle cómo es tu público objetivo y determina qué redes usa con frecuencia y en cuáles tiene una mayor presencia.

 

  • Prioriza las redes sociales en las que el link sea clickable y más visible. Actualmente todas disponen de esta opción, aunque sea solo en algunos de sus formatos (por ejemplo, Instagram permite añadir enlaces en Stories pero no en un post). No obstante, en algunas redes el link resulta más atractivo y visible (en LinkedIn, Facebook o Twitter aparece una preview que enriquece el contenido y aumenta su CTR).

 

  • Da preferencia a las redes que permiten los enlaces dofollow, es decir, links que los motores de búsqueda en los que quieres posicionar puedan rastrear. De este modo, además de difundirse el contenido, se crea un backlink que genera autoridad y relevancia a ojos del buscador. Los enlaces de Twitter por ejemplo son nofollow (no influyen en la clasificación SERP).

 

Potencia el impacto que redes sociales y SEO pueden tener en tu marca

No pienses que tu marca es demasiado pequeña para imitar los resultados de Desigual con su estrategia de redes sociales y SEO. Con los recursos disponibles, una buena mentalidad y con la posibilidad de contratar a una agencia de medios especializada en marketing de contenidos, no hay límite que valga.

No lo olvides: la unión de redes sociales y SEO puede generar grandes éxitos y mucho impacto, especialmente en el tráfico web y, en consecuencia, en su posicionamiento y visibilidad digital.

¿Aún te preguntas cómo las redes sociales pueden ayudar a tu SEO? Ponte en contacto con nosotros.

Contactar con el equipo

  • Si tienes una web no dudes en comunicárnosla.